lunes, 30 de julio de 2007

PERGAMINO DEL TESTIGO FIEL, EL DIA DEL SABBATH, parte 6...JUDAS ISCARIOTH Y ESU JESUS EMMANUEL SANANDA...!!!!

GOD / ATON / ALLAH.

Atentamente,


Dr. Clever Sánchez

REV EL C, el REVelador de EL y la Creación.
YO SOY AHKNATON REV EL C 999.
PRESIDENTE y CEO del MOVIMIENTO MUNDIAL FÉNIX de la FEDERACIÓN del MUNDO.
Embajador de la Era de la Luz y de la Segunda Venida de Cristo al Mundo.
LA FEDERACIÓN DEL MUNDO.
EL MOVIMIENTO MUNDIAL FÉNIX DEL PARLAMENTO DEL MUNDO.
EL MOVIMIENTO FÉNIX DEL ECUADOR.
LA NUEVA DEMOCRACIA DEL ECUADOR Y EL MUNDO.

REGISTRO #3 ISCARIOTH/EMMANUEL SANANDA

MARTES, 8 DE AGOSTO, 1989 1:00 P.M. AÑO 2 DÍA 357

Gracias, Dharma, continuemos porque tenemos mucho que cubrir.

En este tiempo consideraremos otro tema donde hay mucha discusión y que está totalmente mal entendido y más convenientemente “arreglado” por reglas humanas. La cuestión es lo que ustedes llaman el “Día del Sabbath”.

EL DÍA DEL SABBATH

Un día, mientras que Emmanuel y algunos de sus discípulos caminaban por entre un campo de maíz, los discípulos tomaron algunas mazorcas de maíz y se las comieron. Siempre estaban los “arrastrados” quienes seguían y “espiaban” a Emmanuel y a sus discípulos. Yo creo que sería en gran medida como los reporteros de sus Diarios, que no dejan en paz a sus celebridades del día de hoy.

De alguna forma, cuando los Fariseos vieron que los discípulos habían tomado el maíz, ellos le dijeron a Emmanuel, “Mira, tus discípulos están haciendo algo que es ilegal en un día del Sabbath.”

Pero él respondió, “¿No han leído lo que hizo David cuando él y quienes lo acompañaban tenían hambre? ¿En la ocasión en la que él entró a la casa de Dios y comió pan mostrando ahí lo que se suponía que ellos no debían comer, ni tampoco aquellos que estaban con él, pero que sólo los sacerdotes tenían permitido comer? ¡Así sea! O, ¿No han leído en el Libro de las Leyes que los sacerdotes entran al templo en el día del Sabbath, y sin embargo ellos no son culpables? De verdad les digo generación de víboras, “Una piedra se convertirá en pan antes de que ningún trabajo pueda ser hecho en el día Sabbath.”

“La ley de que el día del Sabbath se guarde “sagrado” es tan sólo una ley hecha por el hombre, sin lógica; y así son muchas de las leyes hechas por el hombre, que son contrarias a las Leyes de La Creación. Los falsos profetas y los falsificadores de las escrituras son culpables de estas tonterías y leyes falsas que contradicen las Leyes de La Creación y de la Naturaleza. De este modo, la ley del hombre es conservar sagrado el día del Sabbath y no trabajar en ese día. Una ley que escapa a la lógica es el resultado de falsas enseñanzas del espíritu humano.

De verdad les digo, ningún día es más “sagrado” que algún otro día a pesar de que lleve la etiqueta de “Sabbath”, y ninguna ley manda que ningún trabajo sea hecho en el día del Sabbath. ¿Como establecieron ustedes cual día es el día del Sabbath? ¿Sabe la vaca que ella no dará leche en el día del Sabbath? ¿No necesitan los animales de granja alimento y nutrición en el Sabbath? El ciclo de la naturaleza no se detiene debido al Sabbath y, consecuentemente, la ley del hombre es ciertamente absurda.

“No, el día del Sabbath es un día como cualquier otro día, en el cual las labores diarias puede ser hechas y, de hecho, deben ser realizadas para que las responsabilidades no sean esquivadas y para que sufrimiento innecesario no sea hecho sobre criaturas inocentes. El hombre tiene una voluntad propia y él es además el señor del día del Sabbath, como está escrito en las antiguas escrituras y en las leyes que no fueron adulteradas por falsos profetas, distorsionadores y Fariseos.

Después de eso, él continuó y entró a su sinagoga, donde siguió enseñando a la gente.

Y observen, que llegó un hombre con una mano atrofiada. Y le pidieron a él, diciendo, “¿Es legítimo sanar en el día del Sabbath?” Así lo preguntaron ellos, para poder construir un caso contra él.

Les respondió a ellos, “Ustedes hipócritas, si tuvieran ojos, oídos, y entendimiento, podrían ver, escuchar; pero están ciegos y sin entendimiento, porque ustedes carecen de conocimiento para darse cuenta, escuchar y entender la naturaleza, y también carecen de iluminación con relación a las Leyes de La Creación para tener la capacidad de ver, escuchar y entender que La Creación no mantiene ‘sagrado’ el día del Sabbath. Cada día La Creación hace girar las estrellas en el firmamento, controla el sol, los vientos y las lluvias y alimenta todas las criaturas sobre la Tierra.

“Las aguas corren por sus canales y todo toma su curso natural, en este día del Sabbath, así como en el próximo día del Sabbath, tal como fue concebido por La Creación. ¿Pero, no es el hombre más que todas las criaturas y plantas, dado que él es señor sobre todas ellas, cuando él sigue las VERDADERAS leyes? Ustedes, generación de serpientes; ustedes distorsionadores de las escrituras quienes, por su propia ambición de dinero y poder, difunden falsas enseñanzas. ¿Quién, entre ustedes, si tiene una sola oveja, y si se cae en un hoyo en el día del Sabbath, no la agarraría y la sacaría? ¡Cuanto más vale un hombre que una oveja, y que sus enseñanzas tramposas y falsas!”

Después, él habló al hombre con la mano atrofiada e inútil, “¡Estira tu mano!” Y él la estiró, y nuevamente estaba íntegra.

Los Fariseos se fueron y nuevamente se reunieron en consejo para determinar como podrían matar a Emmanuel, dado que él ponía al descubierto sus mentiras y falsas enseñanzas y además, más aún, lo hacia frente a la toda la gente. Cuando Emmanuel escuchó estas intenciones, se fue de ahí. Muchos lo siguieron, y él curó a todos los que tenían necesidad de sanarse.

Él les pidió mantener eso en silencio, porque él temía fuera capturado y tendría que sufrir la muerte de un mártir. Él, sin embargo, siguió libremente, continuó por la región enseñando y revelando la sabiduría a las personas de todos los territorios en los que él se aventuró.

***********************

Dharma, tomemos un descanso aquí, porque yo quiero separar este segmento del próximo. La porción siguiente es muy personal para mí, Judas Iscarioth, y yo deseo ser un ejemplo para ustedes, Salu, me despido de esta porción.