lunes, 30 de julio de 2007

PERGAMINO DEL TESTIGO FIEL, CULPAR A JUDAS FUE EL PLAN, parte 13...JUDAS ISCARIOTH Y ESU JESUS EMMANUEL SANANDA...!!!!

GOD / ATON / ALLAH.

Atentamente,


Dr. Clever Sánchez

REV EL C, el REVelador de EL y la Creación.
YO SOY AHKNATON REV EL C 999.
PRESIDENTE y CEO del MOVIMIENTO MUNDIAL FÉNIX de la FEDERACIÓN del MUNDO.
Embajador de la Era de la Luz y de la Segunda Venida de Cristo al Mundo.
LA FEDERACIÓN DEL MUNDO.
EL MOVIMIENTO MUNDIAL FÉNIX DEL PARLAMENTO DEL MUNDO.
EL MOVIMIENTO FÉNIX DEL ECUADOR.
LA NUEVA DEMOCRACIA DEL ECUADOR Y EL MUNDO.


REGISTRO #2 ISCARIOTH/EMMANUEL SANANDA

MARTES, 10 DE AGOSTO, 1989 11:15A.M. AÑO 2, DÍA 359

Emmanuel terminó su platica con los discípulos y todos nosotros nos fuimos para Betanía y a la casa de Simón, el leproso.

LA MUJER CON EL AGUA PRECIOSA

Miren, una mujer vino a Emmanuel, ella tenia un vaso de “agua preciosa” (perfume) que ella vertió en su cabeza mientras que él se sentaba en la mesa. Cuando los discípulos notaron lo que ella había hecho, se enojaron y alborotaron y dijeron, “¿Para que es ese desperdicio? Esa agua pudo haber sido vendida a un alto precio y las ganancias usadas para los pobres.”

Emmanuel regañó a los discípulos y dijo, “Por qué ustedes perturban a la mujer” Hizo una buena acción conmigo porque ella cree en mis enseñanzas y en esta forma muestra su gratitud, y nada es muy caro para ella. Esta mujer se ha vuelto sabia y vive de acuerdo a las Leyes de la Creación, en consecuencia me agradece con el agua ‘preciosa’ y yo estoy postrado por su regalo. Su gratitud será permanente, y de este día en adelante su acción será conocida a lo largo y ancho del mundo.

“De verdad les digo, ahora, en este momento, que dondequiera que mis enseñanzas sean predicadas en todo el mundo, sean falsificadas o en la verdad, la gente recordará lo que ella ha hecho este día como un obsequio para mí. Esto será recordado por todo el tiempo que venga. Adicionalmente, será también por siempre recordada una falsa acusación con relación a quien de ustedes me traicionó, y tan sólo será establecida en corrección hasta el tiempo final del cumplimiento.

“Mientras que nosotros estamos aquí, Juda Iharioth, en Jerusalén el hijo del Fariseo Simeón Iharioth, está invocando una conspiración contra uno de entre ustedes, dado que ellos quieren presentar a un culpable de mis propios discípulos, ante la gente.

“CULPAR A JUDAS” FUE EL PLAN

“CUANDO JUDA IHARIOTH, EL HIJO DEL FARISEO SIMEON IHARIOTH, ME ENTREGUE A LOS PERSEGUIDORES, MI DISCÍPULO JUDAS ISCARIOTH SERÁ INVENTADO COMO EL TRAIDOR.

“Eso es así para que las personas dijeran “Miren estas personas confundidas están divididas entre ellas mismas y en consecuencia uno traiciona al otro. ¿De esa manera, cómo pueden las enseñanzas de Emmanuel ser verdad? PUESTO QUE JUDA IHARIOTH, EL HIJO DEL FARISEO, Y MI DISCÍPULO, JUDAS ISCARIOTH, SON CASI DE NOMBRES IDÉNTICOS, LA MENTIRA DE LOS ALTOS SACERDOTES SERÁ ACEPTADA DESDE EL INICIO.

LA ULTIMA CENA

En el primer día del pan sin levadura, Emmanuel dijo a sus discípulos, “Vayan a la ciudad con cierta persona y hablen con él y díganle: “Emmanuel te dice: por favor, me gustaría tener una última cena con mis discípulos en tu vivienda, porque mira, la pascua está cerca.” Los discípulos hicieron como Emmanuel les había pedido, y ellos prepararon la comida.

Cuando ellos se sentaron y comieron, él dijo, “Miren, el tiempo está cerca para que yo tenga que tomar mi pesada carga sobre mis hombros. Yo, así y todo, iré a donde se supone de acuerdo con los profetas; sin embargo, yo solamente pareceré estar muerto y sufriré mucho dolor del cuerpo físico. No vayan a tener miedo ni a estar en alarma porque eso es lo que yo debo hacer. No hay nadie que pueda aguantar esta adversidad en lugar mío, ni nadie será capaz de compartirlo.

“De verdad les digo, hasta que esto haya pasado no tomare más de la fruta del viñedo o comeré pan hasta que llegue el tiempo que yo beba y coma nuevamente, con ustedes.

“A la hora en que me haya levantado del estado entre la vida física y la muerte, habré descansado en la tumba por tres días y tres noches.”

Cuando ellos comían, Emmanuel tomó el pan, lo partió, y se los dio a sus discípulos, diciendo, “Tomen y coman; el cuerpo requiere alimento también en tiempos de escasez y pesar”.

Y él tomó la copa, se la dio a ellos, y dijo, “Todos ustedes tomen de esta copa; sus gargantas están sedientas también en días lluviosos y fríos. De verdad les digo, puesto que ustedes no entienden mis palabras en este momento y están contrariados conmigo debido a ellas, de igual manera estarán contrariados conmigo esta noche, a causa de que sus mentes todavía no han sido iluminadas.

“Cuando me levante de la tumba, caminaré frente a ustedes a Galilea, para que ustedes perciban la verdad de mis palabras. Yo les he enseñado sabiduría y verdad, pero ustedes dudan y no me creen. Oh, ustedes son tan débiles de corazón y de tan poca fe; cuán sobresaltados estarán, cuán confundidos, cuando me reúna nuevamente con ustedes después de estar aparentemente muerto.”

Pero Pedro respondió y le dijo a él, “Aún si todos ellos estuvieran enojados contigo, yo nunca estaría enojado.”

Emmanuel lo reprendió, “De verdad te digo, tú serás uno de los peores, porque esta noche, antes de que el gallo cante, tú me negaras tres veces.”

Pedro contradijo, “Eso nunca acontecerá. Y aún si tuviera que morir contigo, yo nunca te negaría.”

De ese modo hablaron todos los discípulos porque ellos no podían creer las palabras de Emmanuel.

EN EL JARDÍN DE GETSEMANI

Después de que ellos habían comido, Emmanuel se fue con sus discípulos a Getsemani. En un amplio jardín él habló a sus discípulos, “Siéntense aquí hasta que me vaya y tenga un rato para orar y meditar.”

Se llevo con él a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, y empezó a lamentarse y estaba lleno de desesperación, porque él estaba muy preocupado y desconsolado. Y les dijo a ellos, “Miren, soy sabio y tengo gran conocimiento, pero soy humano y estoy muy atemorizado de cosas que están por venir porque este es el destino del hombre. Mi corazón está completamente adolorido, por consiguiente, quédense y vigilen conmigo, para no quedarme solitario. Es más fácil aguantar una adversidad con otro, o más, que sólo. Si Dios quiere que sea, esta copa me pasará de largo, pero no será hecha mi voluntad sino Su voluntad, porque esto es lo que Él ha planeado para mí y esto es lo que yo vine a sobrellevar.

Mientras que él estaba hablando de esta forma, Judas Iscarioth se unió a ellos y dijo, “Escuchen lo que tengo que decir. Allá cerca de las paredes de la ciudad están sucediendo cosas en las sombras y acabo de ver luces cubiertas.”

Emmanuel habló, “Esos pueden ser los perseguidores que Juda Iharioth está trayendo, porque él secretamente nos siguió hasta aquí para que él pueda traicionarme.”

Emmanuel giró y caminó alejándose, cayó de cara y sollozó, diciendo, “No es posible que esta copa me pase, pero no sea cumplida mi voluntad, sino la Ley de mi destino, para que yo sea iluminado en su maravilloso secreto. Que la fortaleza me llegue para que yo pueda soportar mi encargo en la verdad y honor porque en mi forma humana yo estoy dolorosamente atemorizado.”

Cuando él regresó con sus discípulos los encontró durmiendo y dijo a Pedro, “¿No puedes vigilarme ni tan ni siquiera una hora, a fin de que no esté sólo en mis hora de adversidad? ¡Permanezcan despiertos para que no sean tentados! Es espíritu está dispuesto pero la carne es débil.”

En una segunda ocasión caminó y nuevamente cayó sobre su cara y dijo, “¿No es posible que esta copa me pase de largo, de tal modo que yo la tome, y sea iluminado en este secreto y cumplir mi misión en una nación alejada?

Nuevamente cuando él regresó, encontró a sus discípulos durmiendo, y sólo Judas Iscarioth se quedó vigilando con él durantes las desoladas horas. Otra vez Emmanuel estaba muy inquieto tanto que él caminó, y una vez más cayo sobre su cara una tercera vez y lloró amargamente y “Cuán temeroso estoy porque sé que tengo que seguir mi camino que está ya decidido para mí. Cuán dispuesto está el espíritu y cuán débil es la carne, la cual está muy atemorizada de dolor.” Y él estaba tan temeroso que gotas de sangre exudaron de sus venas y su cuerpo temblaba. Y con su cara sonrojada, él fue con sus discípulos y les habló, “¿Quieren dormir o descansar, o quieren vigilar conmigo?” Escuchen, ha llegado la hora en la que seré entregado en las manos de los perseguidores. Levántense y avancemos. Porque miren, los perseguidores están llegando.”

EL BESO DE LA TRAICIÓN

Mientras que él estaba todavía hablando, miren, Juda Iharioth, el hijo del Fariseo Simeón Iharioth llegó, y con él un gran número de personas enviadas por los altos sacerdotes y los ancianos de la gente. Estos portaban espadas y palos con puntas de lanza.

Juda Iharioth les tenia que dar a ellos una señal como habían planeado el arresto, y él les había dicho a ellos, “Miren, yo lo halagaré y confundiré como si yo estuviera arrepentido de los pecados de mi vida. Y como señal de mi halago habrá un beso. Y pongan atención, a aquel que yo bese, ustedes lo deben apresar.”

Él entonces avanzó hasta Emmanuel y dijo, “Yo te saludo, Maestro, quien me permite arrepentirme de mi antigua vida, de forma tal que yo seguiré tus enseñanzas.”

Después él avanzó hasta Emmanuel y le dio un beso en la mejilla.

Emmanuel le dijo, “¿Amigo mío, por qué has venido a decirme una mentira, dado que en tu mente arde la traición?

EMMANUEL APRENDIDO

Los perseguidores fueron hasta él, pusieron sus manos en Emmanuel y lo atraparon. Miren, uno del grupo había cambiado de idea y estaba lleno de remordimientos y avanzó para defender a Emmanuel. Él extendió su mano y sacó una espada y en el combate, cortó la oreja de un sirviente de un alto sacerdote.

Emmanuel le dijo, “Regresa tu espada a su funda. Porque aquel que toma un espada sin necesidad perecerá por la espada. ¿O, tú crees que no podía haber escapado antes que tu muchedumbre de perseguidores llegará? ¿Pero, cómo podía haber seguido mi camino si lo hubiera hecho?

Y éste giró y lloró amargamente y escapó; nunca más volvió a vérsele.

Pero por otro lado Emmanuel le habló a la gente, “Vinieron aquí como si vinieran sobre un asesino, con espadas y lanzas, a fin de capturarme. Hubiera sido mucho más fácil para ustedes capturarme dentro de la ciudad. Diariamente yo me siento ahí en el templo enseñando, y a pesar de eso no me capturaron.

“Hipócritas, ustedes deben estar temerosos de la gente, y en consecuencia han venido por mí como ladrones, para que puedan echarme dentro de la prisión en las tinieblas y no a la vista de la gente. De verdad les digo, las tinieblas serán luz, y sus acciones estarán en la boca de todos y serán acusados por eones de tiempo por venir.”

Acto seguido, Simeón, el Fariseo, habló y dijo, “¿Tus cometarios son estúpidos y llenos de mentiras, porque habríamos de estar temerosos de la gente? Tú enseñas a la gente falsamente y llamas mentiras a nuestras leyes, y por eso sufrirás. Tú pensaste que no te atraparíamos ni llevaríamos a juicio por tus transgresiones, pero estabas equivocado en eso. Porque uno de ustedes que estaba contigo, a pesar de que no estaba convencido, te ha traicionado por treinta piezas de plata. Y ese es Judas Iscarioth.”

Pero Emmanuel respondió y dijo, “De verdad les digo, ustedes pueden tener éxito en acusar a Judas Iscarioth de traición delante de la gente y la acusación permanecerá por largos años venideros, pero la verdad vendrá y estará en la boca de todos, meramente que Judas Iscarioth no es mi traidor, sino tu hijo, Juda Iharioth quien lleva el nombre de su padre, el Fariseo Simeón Iharioth.”

Simeón, el Fariseo y padre de Juda Iharioth estaba ciego de furia y tambaleándose golpeó a Emmanuel en la cara con su puño a raíz de que estaba temeroso de sus palabras.

Cuando eso sucedió mucha confusión comenzó y los discípulos escaparon del lugar.

ANTE EL ALTO CONSEJO

Aquellos que había atrapado a Emmanuel lo llevaron con el alto sacerdote, Caifás, cerca de quien los escribas, Fariseos y ancianos de la gente se habían reunido, para que ellos pudieran dar una sentencia sobre él.

A pesar de que muchos testigos falsos aparecieron, ellos no pudieron encontrar falso testimonio.

Al final, dos avanzaron y declararon, “Él ha dicho que Dios NO es La Creación, sino un hombre como tú y como yo, y así él ha dicho, que fue procreado por un ángel guardián de Dios, llamado, Gabriel.”

El alto sacerdote se levantó y le dijo a Emmanuel, “¿No vas a replicar a lo que estos dos están testificando contra ti? ¿No te vas a defender tú mismo?”

Pero Emmanuel mantuvo su silencio y sonrió suavemente. Entonces el alto sacerdote se levantó y le dijo a Emmanuel, “Yo juro sobre el Dios viviente que tú dices que fuiste procreado por el Ángel Gabriel, quien es un ángel de Dios como se transmitió en las escrituras.”

Emmanuel respondió, “Tú lo dices. Pero también te digo que Dios no es La Creación, sino que Él es el Señor sobre las razas humanas, las cuales fueron procreadas a través de Su voluntad. Dios ha venido desde las lejanas distancias del Universo y trajo el mundo bajo Su voluntad. Él es el máximo emperador de estas razas humanas, una de las cuales está aquí en esta nación, una en el oriente en el territorio de India y otras en el norte de la comarca del rey que lleva puesto cuernos, tan lejano como el mar donde montañas de hielo caminan sin rumbo en las aguas. Pero hay siete razas humanas que viven en diferentes direcciones del viento, de un extremo al otro del mundo.

“Dios es también el Señor sobre ellos aunque ellos sirven a otros que tampoco son de esta Tierra, porque aquellos son conocidos por diferentes nombres dado que su lenguaje es inmensamente diferente. Si ustedes consideran a Dios como La Creación, están equivocados, y violando la Verdad. Porque ya que ustedes y yo somos humanos, Dios es también de humanidad, excepto que Él es perfección espiritual e inmensurable en sus habilidades e infinitamente más avanzado que cualquiera de las razas humanas creadas por Él.

“Dios y Sus Hijos Celestiales son las otras razas “humanas”, ellos han venido de las estrellas en sus maquinas que viajan en el universo y parecen ser hechas de metal. Pero, inmensurablemente superior que Dios y Sus Hijos Celestiales, que son los ángeles guardianes, está colocada LA CREACIÓN. ENCIMA DE TODO ESTÁ LA CREACIÓN.

“La Creación por si sola es el secreto inmensurable que engendra vida, y también es infinitamente superior comparado con lo que es Dios. Reconozcan la verdad de estas enseñanzas de tal manera puedan adquirir conocimiento y sabiduría en la verdad.”

Inmediatamente después el alto sacerdote se llenó con desquiciada furia y desgarró las ropas de Emmanuel y gritó sobre Emmanuel, “¿Él ha blasfemado contra Dios, El Creador, por qué deberíamos tener testimonio adicional? Miren, ahora han escuchado su blasfemia. ¿Y que creen que merece su culpabilidad?” Ellos gritaron, “Él merece la muerte.”

Después ellos lo golpearon con sus puños y escupieron en su cara y sobre su cuerpo. Algunos de ellos lo golpearon por su espalda y le recriminaron, “¿Profecía, tú gran rey de la sabiduría e hijo del hijo Celestial, y quienes son los que te están golpeando ahora?

NEGACIÓN DE PEDRO

Pedro había seguido a Emmanuel y al gentío y se había escondido entre las personas que veían a través de las ventanas, y de esta forma vio lo que le estaban haciendo a Emmanuel. Y un sirviente llegó hasta él y dijo, “¿No eres tú uno de aquellos, que son los discípulos de este Emmanuel de Galilea?

Cuando Pedro fue cuestionado por el sirviente, él lo negó y dijo, “De qué clase de insensatez me acusas, porque yo no sé de lo que me estas hablando.”

Pero a raíz de la pregunta del sirviente él se atemorizó y quería escapar de ahí, porque estaba temeroso por su vida.

Pero al pasar por la puerta, otro sirviente lo vio y le dijo a la gente, “Este hombre, también, estaba junto con el blasfemo de Nazaret.”

Meramente pedro mintió en una segunda ocasión, y levantó su mano y juró y dijo, “De verdad, yo no conozco a esa persona confundida.”

Cuando Pedro dejaba la casa, aquellos que habían estado parados ahí, fueron hacia él y dijeron, “¿No eres tú uno de los que sirven a ese Emmanuel? Tú mismo te denuncias por medio de tu conversación.”

Entonces Pedro empezó a insultar a Emmanuel, y él mismo maldijo y dijo, “Yo no conozco a esa trastornada persona ni sus blasfemas enseñanzas contra Dios.”

En breve después de eso un gallo cantó tres veces y él se aturdió por las palabras de Emmanuel que se desbordaron a través de su mente. Pedro corrió y lloró amargamente.