miércoles, 15 de agosto de 2007

ALERTA DE CATACLISMOS, TSUNAMIS, TERREMOTOS, SISMOS, DESLIZAMIENTOS, ERUPCIONES, INUNDACIONES, TORMENTAS, HURACANES, CIUDADES HOGAR, ALTERNATIVA...!!!


Anillo de Fuego del Pacífico



Distinguidos Ciudadanos del Planeta Tierra, es imprescindible que entiendan estas propuestas:
 
 
 
 
porque son un  ALERTA a todo el planeta, a los que viven en lugares inestables sean altos o bajos y más a aquellos que viven al nivel del mar, se nos viene encima el calentamiento global con el FRIO y el CALOR y sus PESTES que se darán por el FUEGO, la TIERRA, el AGUA y el AIRE y los seres humanos serán los más afectados y debemos estar preparados para ello y una de estas formas es PREVER, alli encontaran las respuestas, dependiendo del SISTEMA ARTIFICIAL(social, economico, politico, filosofico y espiritual) que vivan en cada uno de sus paises.
Al momento, es necesario que reformulen la seguridad en el sentido de la vivienda, en la segunda propuesta, manifiesto que deben crear CIUDADES HOGAR, (punto 3:LA VIDA HOGAREÑA) en lugares cientificamente seguros antitodo y a partir de ahi surgen los nuevos sistemas de vida, sean estos nuevamente artificiales(no aconsejable, en eso somos expertos y no ha dado el resultado deseado) o naturales(basados en las leyes de la creacion http://www.phoenixarchives.com/Journals/Published/027.pdf), y esto es porque, nunca dejamos de ser los GUARDIANES DEL PLANETA, pero con nuestra actitud contraria, hemos casi destruido, desolado y arrasado este jardin biologico que se nos ha encargado.(El planeta es nuestro hogar y en vez de cuidarlo, lo hemos ......., que insensatos)
 
POR ELLO, SOBRE EL MUNDO DE AHORA, SE LEVANTARA, LA IRA, LA CEGUERA, LA INDIFERENCIA, LA ARROGANCIA, LA LUJURIA, LA VANIDAD, EL ORGULLO,......EN SEDUCCION DEL MAL CAERA, EL ASALTO AL PROJIMO SERA SU MEDIO DE VIDA Y SOSTEN POLITICO Y LA POLITICA SERA ASALTO LEGALIZADO, Y LUEGO DE LA CRISIS, DE LA MUERTE, DE LAS PESTES Y CATASTROFES.....
EL ECUADOR VERA LO QUE EL MUNDO NO, ALLI SERA EL NACER DEL MAÑANA...!!!!!
NO EXISTE REVOLUCION NI CAMBIO ALGUNO, SOLO EXISTE ESTUDIADO DESVIO Y OBSECUENCIA AL ORO.
 
ANTE TODO ESTO, LA HUMANIDAD ENTERA NECESITA DE URGENCIA DESAPRENDER DE SU INTERIOR LOS VIEJOS SISTEMAS DE CREENCIAS, Y PARA ELLO ES FUNDAMENTAL QUE TODOS LOS CIUDADANOS DEL PLANETA SE INFORMEN Y SE EDUQUEN, EN  LAS BITACORAS FENIX (http://www.phoenixarchives.com/Journals/Published.php), LO QUE PERMITIRA QUE EL SER HUMANO DESPIERTE, TRASCIENDA, SE CONCIENTIZE Y PARTICIPE EN EL SISTEMA DE ADMINISTRACION PLANETARIA.
 

BIENVENIDOS A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE POR INTERNET PARA LA NUEVA ESTRUCTURACION Y CONSTITUCION DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR

 

Atentamente,

 

Dr. Clever Sánchez

REV EL C, el REVelador de EL y la Creación.

YO SOY AHKNATON REV EL C  999.

PRESIDENTE y CEO del MOVIMIENTO MUNDIAL FÉNIX de la FEDERACIÓN del MUNDO.

Embajador de la Era de la Luz y de la Segunda Venida de Cristo al Mundo.

ASAMBLEÍSTA POR INTERNET, PARA LA REESTRUCTURACIÓN DE LA REPÚBLICA DEL ECUADOR.

LA FEDERACIÓN DEL MUNDO.
EL MOVIMIENTO MUNDIAL FENIX.
EL MOVIMIENTO EXTRATERRESTRE

EL MOVIMIENTO FÉNIX DEL ECUADOR.

FUNDAMENTOS PARA UNA NUEVA CONSTITUCION

QUE SIRVA AL ECUADOR Y A TODOS LOS PAISES DEL MUNDO.

 

BIENVENIDOS A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE POR INTERNET PARA LA NUEVA ESTRUCTURACION Y CONSTITUCION DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR

 
Decretemos, un YA BASTA a nosotros mismos y retomemos el verdadero rumbo en este, nuestro planeta, todavia tenemos la oportunidad de regresar al camino, si decidimos lo contrario, van a seguir aumentando las noticias, sobre los cambios climaticos y un duro desencadenamiento del calentamiento global.
 
Todas las noticias de inundaciones, deslaves, hundimientos, terremotos, huracanes, tifones, maremotos, tsunamis, etc....solo son alertas de que en esos lugares, no deben permanecer, por ello es necesario otras alternativas, que deben ser tomadas como politicas de estado y no llegar al punto de quedar como dammnificados o peor buscar ayuda como refugiados y encima EXPERIMENTAR, en que a nadie le importa, o que la ayuda es insuficiente, o que como ciudad o pais, no estan preparados ante esas visicitudes, como ya se vio en Nueva Orleans, la India y otros lugares.
 
Por ahi escuche que van a dar un Nobel al que descubra como evitar o dar solucion al calentamiento global, eso no sucedera porque debemos es CAMBIAR EL ESTILO DE VIDA, en base a una nueva estructura social, economica, politica, filosofica y espiritual(http://www.phoenixarchives.com/), para adaptarnos y fluir con el calentamiento global, en base a nuevos paradigmas de vida, basados en las leyes de la creacion. Pero para ello, son ustedes los que deben ahora tomar la iniciativa de que los gobiernos tomen politicas de estado con relacion a prever, ya no mas expandirse en ciudades horizontales, en donde se han comido la campiña, la solucion son las ciudades hogar y alrededor todo verde nuevamente, ya en mis propuestas he desarrollado algunos fundamentos que pueden guiarnos a sobrevivir, siquiera la mayoria de seres humanos.
 

LOS UFOs / OVNIs, como los denominan, se están presentando a nivel de todo el planeta, con variados objetivos:

Para dar constancia de su presencia y existencia.

Para dar solidez a las palabras de los mensajeros.

Para mostrar lugares donde se van a producir acontecimientos que debemos analizar, sean sucesos con el frio o el calor y sus respectivos resultados en pestes por la tierra, el fuego, el aire y el agua.

Los extraterrestres como les nombramos, no harán nada por nosotros, ellos solo sirven e informan el COMO HACER, moviéndose a través del mazo de increíble decepción de la humanidad.

LAS NOTICIAS SE IRAN INCREMENTANDO, HASTA QUE USTEDES O SE VUELVEN  INDIFERENTES O MIRAN, DISCIERNEN Y ENTONCES ACTUAN ALCANZANDO SABIDURIA,  TOMANDO LA INICIATIVA.

 

"NO HAY PROYECTOS UTOPICOS, SINO SOLO GENTE INCAPAZ O LLENA DE SUS PROPIOS INTERESES, PARA LLEVAR A CABO ESTOS PROYECTOS…!!!!!! "

"Toda verdad pasa por tres etapas. Primero, es ridiculizada. Segundo, recibe una oposición violenta. Tercero, es aceptada como obvia."

"Hay una cosa que es más fuerte que todos los ejércitos del mundo y es una idea a la que ya la ha llegado su momento."

"Jamás dudéis de que un pequeño grupo de ciudadanos precavidos y comprometidos pueda cambiar el mundo. Ciertamente, son los únicos que alguna vez lo han conseguido."

 
NOTICIA: Gran Bretaña bajo el agua
Martes, 24 de Julio de 2007

Las lluvias torrenciales que azotan Gran Bretaña provocaron inundaciones y caos en las rutas del oeste del país, mientras que en el sureste de Europa el calor ha dejado al menos 16 muertos.

Las fuertes precipitaciones del viernes, que bloquearon importantes ejes viarios en el oeste de Inglaterra y en Gales, coincidieron con el inicio de las vacaciones y obligaron a los automovilistas a pasar la noche en sus vehículos o en refugios. No se tiene constancia de que hayan ocasionado víctimas.

Unas 2.000 personas pernoctaron en refugios en Gloucestershire (oeste de Inglaterra), precisó la policía.

Millares de casas y de empresas se inundaron en el oeste de Gran Bretaña, mientras la lluvia no cesaba de caer.

Las precipitaciones alcanzaron los 40 milímetros de agua por hora en algunas localidades, un nivel comparable al de las "tormentas tropicales", según el meteorólogo Michael Fish.

Emergencia

La crisis que vive Gran Bretaña, donde las peores inundaciones en 60 años han dejado a unas 150.000 personas sin agua potable y numerosos hogares sin electricidad, podría empeorar, advirtió el lunes el gobierno británico.

La crisis causada por las fuertes precipitaciones caídas en el centro y oeste de Inglaterra amenaza con agravarse: las aguas de los dos ríos más importantes de Gran Bretaña, el Támesis y el Severn, siguen subiendo.

Tragedias en Asia

Al menos 68 personas han muerto en inundaciones en el oeste y suroeste de China en los últimos días.

El balance de muertos en China a causa de desastres naturales superó este año los 700 a mitad de julio.

También fuertes tormentas en el suroeste de China causaron una riada de lodo que enterró vivos a 27 trabajadores, última de una serie de inundaciones que se cobraron la vida de cientos de personas esta temporada de lluvias.

En la isla indonesia de Celebes al menos 32 personas murieron en unas inundaciones y deslizamientos de tierra a raíz de las fuertes lluvias caídas en los últimos días.
 
NOTICIA: Ola de calor
24 de Julio de 2007

En Rumanía, 11 personas han muerto en casi una semana de temperaturas sofocantes.

En Austria, cinco individuos fallecieron, mientras que en Hungría se batió el viernes el récord de calor en la historia del país, al marcar el termómetro 41,9 grados.

En Bulgaria, la ola de calor causó la muerte de dos personas y quemó 636 hectáreas de bosques, abrasadas por los incendios.

En Macedonia, con temperaturas de hasta 42 grados, las autoridades declararon el estado de emergencia.
 
 
NOTICIA: Frio polar en Argentina
 
24 de Julio de 2007

Una nueva masa de aire polar se extendía este lunes sobre todo el territorio argentino, volviendo a poner a prueba la frágil situación energética por el aumento de la demanda para paliar las bajas temperaturas.

Se trata de la cuarta ola de frío polar que se abate sobre el país desde mayo, cuando la primera se anticipó al invierno austral con bajas temperaturas que no se registraban desde hacía 36 años.

Desde mayo, el frío ha causado 61 muertes en todo el país.

Según la Organización No Gubernamental (ONG) Red Solidaria, unas 20.000 personas duermen a la intemperie en varias ciudades argentinas.

CIFRA

141 vuelos fueron anulados en el aeropuerto de Heathrow, en Londres.

20 estaciones de metro londinenses fueron cerradas a causa de las inundaciones.
 
NOTICIA: GRUPO DE SALVAMENTO Y RESCATE VALERA.
 
Fenómeno podría ser el primero que se investiga en el país

Funvisis investigan extraño hundimiento en "Cerro El Muerto"

Puerto Cabello, mayo 7.- Especialistas de la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis) investigarán un fenómeno de hundimiento de tierra que se suscitó en el sector conocido como "Cerro El Muerto", a unas tres horas de camino, de la parroquia Democracia de Puerto Cabello.

Aún cuando el evento natural, de unas dimensiones aproximadas de 30 metros de profundidad, por unos 150 metros de largo, ocurrió el pasado mes de diciembre, no fue sino hace pocos días cuando salió a la luz pública, tras la solicitud que hiciera el Instituto Autónomo de Protección Ambiental (Iamproam) al organismo científico venezolano para que investigaran el porqué del extraño suceso.

Es así como el día de ayer se realizó la primera inspección ocular en el sitio, labor que estuvo a cargo de la ingeniero civil e integrante el departamento de Ingeniería Sísmica, Mariana Lotuffo y de la geólogo Luz Marina Rodríguez, del departamento de Ciencias de la Tierra, en apoyo de funcionarios del Instituto Nacional de Parques (inparques) e Iamproam.

Las científicas se abstuvieron de emitir algún tipo de declaración al respecto, ya que prefirieron aguardar por los resultados de la primera evaluación de campo, para así determinar las causas que pudieron influir en dicho fenómeno.

Rodríguez, señaló que a lo largo de la historia se han registrado hundimientos de tierras en muchas partes del mundo; sin embargo no tiene certeza de que haya ocurrido un evento similar en el país, por lo que podría tratarse del primero en su género que será estudiado por Funvisis.

Lejos de catalogar a priori lo ocurrido en "El Cerro El Muerto", explicó que según algunos registros que existen en la materia, entre las causales de los hundimientos de tierras, esta el tipo de tipo de roca o de suelo que existe en la zona afectada.

Además factores como el agua, el exceso de agricultura, o la erosión pueden llegar producir lo que se conoce como erosión en túnel. Es de hacer mención que aún cuando la zona no está poblada, si existen varias hectáreas de tierra sembradas por unos cinco conuqueros.

Rodríguez descartó de plano, que el evento haya tenido que ver con el movimiento de alguna falla telúrica; "ya que lo más seguro es que se trate de un proceso local que se dio en esa zona específica".
 
 
NOTICIA: ADEMAS DE REPARAR, TENEMOS QUE PREPARAR.
 
David Peppiatt*

Los desastres discriminan. El planeta ha sido testigo de un alarmante incremento en la frecuencia y la gravedad de los desastres naturales, pero es en los países pobres donde las consecuencias son desmesuradas.

De los muertos en desastres naturales en 2002, sólo el seis por ciento vivía en países con un desarrollo humano alto. El hombre es cada vez más vulnerable a los huracanes, terremotos, inundaciones y sequías, pero son los pobres los que pagan el precio más alto.

Así que podría decirse que, hoy, en el Día Internacional para la Reducción de Desastres, no hay gran cosa que celebrar. Se está comprobando que reducir la vulnerabilidad es uno de los mayores retos de desarrollo en este nuevo milenio.

La preparación para desastres no despierta interés periodístico. A quienes estamos en el campo de la reducción de desastres nos encantaría ver titulares como: "Pocos en un gran terremoto" o "Las repentinas inundaciones no se cobraron ninguna vida". Pero este tipo de noticias no genera la venta de periódicos ni acapara tiempo en antena y, lo que es peor, tampoco atrae el dinero de los donantes.

Existe una ausencia fundamental de voluntad política para abordar las causas subyacentes de la vulnerabilidad y reducir el riesgo antes de que ocurra un desastre, en lugar de reaccionar a posteriori.

Por ejemplo en Mozambique, proclive a sufrir inundaciones, en el año 2000 se realizó un llamamiento para recaudar 2,7 millones de dólares estadounidenses para financiar actividades de prevención, pero, el país recibió menos de la mitad de esta cantidad.

Meses más tarde, cuando el país fue devastado por tremendas inundaciones y los medios de comunicación se hicieron de eco, Mozambique recibió aproximadamente cien millones de dólares estadounidenses en ayuda de emergencia y la comunidad internacional prometió otros 450 millones dólares estadounidenses más para la rehabilitación.

A pesar de los argumentos económicos evidentes, el sistema internacional prefiere reparar antes que preparar.

Inevitablemente, las intervenciones en casos de desastre, que constituyen una forma más urgente, visible y tangible de salvar vidas, siempre opacarán a las actividades de mitigación de desastres.

Es inaceptable permitir que los países pobres corran el riesgo de destrucción y trastornos sociales y económicos, cuando está a nuestro alcance ayudarlos a prepararse, o mejor aún, impedir, que estén expuestos a los desastres ya sea invirtiendo en la construcción de refugios contra ciclones o de protecciones contra las inundaciones, o en la formación de las comunidades en primeros auxilios e intervención de urgencia.

Como lo demuestran las inundaciones de este año en Mozambique, las inversiones en la reducción de desastres no sólo reducen la repercusión de los desastres sino que ahorran dinero en la fase de intervención. Al mismo tiempo, protegen bienes imprescindibles, como las viviendas y la infraestructura, y evitan tener que desviar ayuda de otras actividades fundamentales, como la educación y la salud.

Por lo tanto, es urgente hacer que este mundo sea un lugar más seguro para todos, y que la vida y el sustento de los pobres sean tan valiosos como los de los habitantes del mundo desarrollado.

Se ha de comenzar por reconocer que los desastres naturales no son meros actos de Dios que escapan al control de los seres humanos y que recaen sobre los más vulnerables. La repercusión de la mayoría de los desastres se ve agravada por la mano del hombre, por ejemplo, el cambio climático, el defectuoso desarrollo, el rápido crecimiento de la población, la urbanización sin planificar, la degradación del medio ambiente y, sobre todo, la pobreza.

Es preciso que dejemos de atender puramente a los síntomas de la vulnerabilidad a los desastres, para ocuparnos de las causas profundas que crean la vulnerabilidad.

El gran terremoto que recientemente asoló la isla japonesa de Hokkaido probó que si bien los peligros naturales son inevitables, puede hacerse mucho para evitar que se conviertan en desastres graves. Los edificios seguros, los procedimientos de evacuación y las medidas de preparación para caso de terremoto permitieron evitar muertes y mantener al mínimo las alteraciones de los servicios públicos.

¿Cuántas víctimas mortales hubiera causado un terremoto de estas características en un país más pobre? Todos los pueblos deberían tener el derecho fundamental a vivir con el mismo nivel de protección y seguridad que la de Japón. Ello exigirá un grado de compromiso mucho mayor del que hemos visto hasta ahora.

Consorcio ProVention constituye un hecho positivo, se trata de una alianza mundial de organizaciones internacionales, gobiernos, instituciones académicas, miembros del sector privado y de la sociedad civil dedicada a reducir la repercusión de los desastres en los países en desarrollo.

ProVention fue creado en 2000 por el Banco Mundial y su Secretaría ahora se ha trasladado a la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja en Ginebra.

Congrega a actores clave con el objetivo de que se compartan las actividades y los beneficios, por ejemplo, pone en contacto al sector de los seguros con el de ayuda para poder, así encontrar métodos novedosos para ayudar a que la gente pobre transfiera los riesgos y esté mejor protegida durante los períodos de desastre.

El Día Internacional para la Reducción de Desastres nunca será un día de celebración, pero es una buena oportunidad para despertar la conciencia acerca de la urgencia de que la prevención pase a ser tanto una prioridad internacional como un valor público. Es posible que para el próximo Día Internacional para la Reducción de Desastres todavía no hayamos sentido los beneficios de las actividades para reducir los desastres, sin embargo, se podrán ver a más largo plazo.

Para entonces, quizá podamos apreciar mejor los desastres que no se produjeron.

* David Peppiatt
es Responsable del Proyecto Consorcio ProVention de la Federación Internacional en Ginebra.

NOTICIA: Calentamiento y desastre en Nueva Orleans
21/09/2005

La catástrofe de Nueva Orleans ha sido, lejos de imprevisible y desafortunada, un producto esperable del cambio climático, ese fenómeno cuyas consecuencias no están más que empezando. La situación va a empeorar y los síntomas están en todas partes: desde la actual sequía de la Península Ibérica, hasta un incremento notable en la fuerza y la frecuencia de los huracanes.

Un huracán, de hecho, no es más que el sistema por el que el océano se refrigera a finales del verano, a base de evaporar aire caliente hacia las capas altas y frías de la atmósfera (y antes de llegar a precipitarse por ese sumidero invertido, el aire que se acerca va girando velozmente en torno al centro, como el agua de una bañera gira en torno a su desagüe). Como los mares se están calentando, es normal que empeoren las tormentas tropicales. Pero eso no es más que el principio.

La producción de CO2 (residuo de toda combustión de hidrocarburos) crea efecto invernadero. Ese efecto invernadero altera el clima y produce calor. El calor evapora el agua dulce, funde los casquetes polares, y convertirá toda el agua del planeta en agua de mar no potable para los humanos, los animales y las plantas terrestres. En realidad, vistas las cosas a grandes rasgos, sólo hay dos grandes problemas ecológicos:

1. Primero el fin de la biodiversidad: cada vez que desaparece una especie porque alteramos su terreno, se pierde un libro genético en el que había escritos maravillosos tesoros biológicos acumulados por millones de años de evolución: soluciones al envejecimiento, al cáncer, a la inmunodeficiencia, resistencia a la congelación... Literalmente, trucos para volver de la muerte, como hacen ciertas ranas que se congelan en invierno y reviven en verano. La pérdida de estos tesoros biológicos crece exponencialmente porque en los ecosistemas unas especies dependen de las otras, y cada una que desaparece hace más frágiles a las demás. Por mucho que un planeta sin animales o plantas fuera horriblemente feo y triste, es casi peor el hecho científico de que nuestra supervivencia biológica (consumo de oxígeno producido por las plantas, medicinas producidas por todos los seres vivos, y alimentos) pendería de un hilo. Desgraciadamente, no hacemos casi nada para evitar que todas las especies (menos los insectos, claro, que son indestructibles por nosotros) sigan decayendo aceleradamente.

2. Y segundo, mucho más grave, el problema es que el planeta se está calentando muy deprisa. El efecto invernadero se había subestimado enormemente hasta hace un par de años. Los científicos han descubierto que una capa de contaminación está oscureciendo el planeta en lo que se llama el "oscurecimiento global". Suena horrible (aunque tiene un lado bueno perverso) y significa que se ha producido en 30 años una caída del 20% de la luz que incide sobre la superficie del planeta. La cuestión es que ese oscurecimiento global (producido por la ceniza, los sulfatos y todos los contaminantes generados al quemar petróleo, gas y carbón) es como un espejo a la altura de las nubes que refleja la luz del sol hacia el espacio e impide que una buena parte de esa radiación toque la superficie del planeta. En suma, actúa como un refrigerante sin el cual ya nos habría cocido el efecto invernadero.

En este momento, la civilización (o las civilizaciones) tiene tres alternativas:a. Seguir quemando hidrocarburos, lo que inevitablemente produce CO2, pero no limitar la polución asociada (ceniza, sulfatos). Esta opción nos protege bastante del efecto invernadero y del calor gracias al oscurecimiento que produce la polución. Pero estropea nuestros pulmones, produce enfermedades, mata vegetación por lluvia ácida, y refuerza un equilibrio inestable potencialmente catastrófico: si el equilibrio entre efecto invernadero y oscurecimiento global sigue tensándose (en direcciones opuestas pero con ambos efectos cada vez más fuertes), entonces la ruptura del equilibrio podría producir una hecatombe súbita y descomunal.

b. Seguir quemando hidrocarburos, lo que produce CO2, pero reducir la contaminación asociada: se alimenta el efecto invernadero pero se reduce el oscurecimiento global que nos protege un poco del calor. Cuando se inventaron los catalizadores en Europa, hacia los años ochenta, se siguió emitiendo CO2, pero gracias a los catalizadores, producíamos menos contaminantes (cenizas, sulfatos, etc.), de modo que disminuyó el oscurecimiento: inmediatamente aumentó la temperatura de Europa, y el mayor calor de los mares europeos alteró los monzones africanos. El Sagel se murió de sed. Un millón de muertos en Somalia, en esa época. Parece mucho, pero no es más que el principio.

Si seguimos haciendo esto, el primer desastre que se nos viene encima es la alteración de los monzones en Asia. Pero es que allí no viven unos cuantos millones como en el Sagel, sino varios miles de millones de personas que dependen de las lluvias. ¿Qué vamos a hacer los ricos cuando empiecen a morir en Asia miles de millones? ¿Rascarnos un poco los bolsillos?

El segundo desastre será peor: Inglaterra será como el Norte de África, medio desértica. La selva amazónica se quedará en una mera sabana. A partir de un momento dado, el nivel de calor hará que el hidrato de metano, que ahora está disuelto en cristales de hielo en el fondo de los mares, empiece a evaporarse. Cuando eso ocurra, millones de toneladas de gas inflamable saldrán del mar y se quemaran en la atmósfera: literalmente, arderán los mares. Y por cierto, el gas metano este que saldría de los mares (una ventosidad descomunal) produce diez o veinte veces más efecto invernadero que el CO2. Lo más gracioso es que todo ello será completamente irreversible. Sólo después de millones de años podría el planeta alcanzar algún equilibrio diferente.

c. Hay una tercera opción, la única relevante en cuanto a la ecología y el futuro de la especie: dejar de quemar cosas. Prohibido los coches que echan porquerías por el tubo de escape. Prohibidas las centrales eléctricas que queman hidrocarburos. Las renuncias que tendríamos que hacer no serían tan grandes: emplear luz solar, viento y demás fuentes de energía renovable. Deberíamos acostumbrarnos a vivir un poco más modestamente, pero sólo al principio, ya que a medio plazo las renovables pueden abastecer nuestras necesidades. Y también tendríamos que invertir mucho más esfuerzo en investigar la fusión nuclear para conseguir una fuente de energía limpia y muy abundante.

Mientras llega la fusión, y todavía no está claro si lo conseguiremos a lo largo de este siglo, habría que cambiar algunas cosas: deberíamos vivir cerca de los trabajos o trabajar cerca de donde vivimos (para ahorrar en transporte). No ir de vacaciones al quinto pino, en un monstruoso avión que escupe polución y muerte a borbotones por sus turbinas rugientes, como venido del infierno. La playa de Benidorm, si no somos muy esnobs, es tan buena como la de Bali puesto que, en realidad, la mayoría solemos ir por esos lugares alejados a comportarnos como otro turista playero más, consumista y bobo. Habría que olvidarse de ir con chaqueta y corbata a una oficina enfriada por algo que energéticamente es tan monstruoso como el aire acondicionado. Al menos durante el verano, habría que desechar modas absurdas que se inventaron hace siglos en el norte de Europa cuando todavía existía el frío. Nuestros líderes culturales, políticos y económicos deberían sustituir la chaqueta y la corbata por algo como la chilaba, tan cómoda y fresquita.

Pero claro, lo que cuentan los científicos siempre está dentro de alguna controversia técnica que al final sirve como excusa. Quizá los climatólogos están equivocados, quién lo sabe. Y a quién le importa. Aunque lo gracioso, para ser honestos, es que quizá debería de importarnos un poquito, porque últimamente dicen los científicos que los desastres no azotarán a nuestros nietos, ni siquiera a nuestros hijos. Seguramente no faltan más de 20 o 30 años para que las cosas se pongan terroríficas. Quizá si tiene usted menos de 80 años debería de sentirse concernido. Piense en la actual sequía del país y sepa que sólo es el principio. Y si cree que los problemas medioambientales y climáticos son cosa de los países pobres, si le parece que nosotros estamos a salvo, vaya y fíjese en Nueva Orleans.

El cambio climático no debería de ser una preocupación exclusiva de la ciencia. Es un problema social, económico y político. Pero como se desarrolla en una escala temporal mayor que la que resulta intuitivamente perceptible, la sociedad en su conjunto se está desentendiendo, como si no fuese a ocurrir, o como si fuera decente dejar que se ocupen los demás en el futuro. Nuestra reacción colectiva ante esta amenaza está viciada por la consabida discrepancia de intereses privados y colectivos. Nos hemos acostumbrado a ir en coche con el aire puesto, regando de humo la atmósfera como si fuera un vertedero, asumiendo que, como los grandes problemas globales están lejos de la esfera de influencia de uno mismo, a efectos prácticos son inexistentes. Semejante actitud, la irresponsabilidad social del ciudadano, es quizá el mayor mal de nuestro tiempo, y no puede ser contrarrestarla por unos poderes públicos que, al ser elegidos, son incapaces de imponer sacrificios a unos ciudadanos si estos no entienden su sentido.

Por cierto (y discúlpeme el consejo), si quiere dejar de conducir, por favor no queme su carné. No queme más cosas. Le sugiero que lo corte con unas tijeritas monas.

NOTICIA: Datos sobre desastres subrayan riesgos mundiales

Dos libros y un sitio web revelan lugares propensos a los desastres naturales

11 de octubre de 2006— En las primeras horas de la mañana de un día de noviembre de 1970, un poderoso ciclón irrumpió en la Bahía de Bengala. El nivel del mar subió unos 12,5 pies (3,8 m) por encima de lo habitual en horas de la marea alta y ahogó a unas 150.000 personas en las zonas bajas del delta del Río Ganges, al sur de Dhaka, Bangladesh.

Aunque el desastre ocurrió hace más de 35 años, esta zona baja densamente poblada sigue siendo uno de los lugares más vulnerables del planeta al fuerte oleaje causado por tormentas, según el nuevo libro publicado en forma conjunta por el Banco Mundial y la Universidad de Columbia: Natural Disaster Hotspots: Case Studies, lanzado el 11 de octubre.

Muchas otras zonas del mundo sufren graves pérdidas humanas y económica a consecuencia de catástrofes naturales como ciclones, terremotos, erupciones volcánicas y sequías, afirma Margaret Arnold, oficial superior de programas de la Unidad de Gestión de Riesgos del Banco Mundial.

Arnold participó en la edición de esta publicación y fue una de las autoras de un volumen complementario: Natural Disaster Hotspots: A Global Risk Analysis, publicado en 2005, año en que ocurrió la inédita cantidad de 360 desastres que causaron US$159.000 millones en daños, muchos de éstos como consecuencia del Huracán Katrina en Estados Unidos.

En Global Risk Analysis se constata que los desastres pueden destruir en minutos la riqueza y los avances en materia de desarrollo logrados a costa de tantos esfuerzos en los países en desarrollo.

En Case Studies se examinan más de cerca algunas regiones y riesgos más específicos: sequías en Asia, corrimientos de tierras en todo el mundo, fuerte oleaje causado por tormentas en zonas costeras, riesgos de desastres naturales en Sri Lanka, peligros provenientes de múltiples fuentes en Venezuela y un estudio experimental acerca de cómo reducir el impacto de las inundaciones en Kenya.

Los libros y el nuevo sitio de puntos propensos a sufrir catástrofes ofrecen información científica acerca de los principales peligros naturales. Esto ocurre justo cuando el Banco y sus asociados intensifican los esfuerzos de ayuda a los países en la tarea de reducir los riesgos y acelerar la recuperación de pérdidas relacionadas con desastres naturales.

El pasado mes, el Banco creó una nueva asociación que pretende integrar las estrategias de reducción de desastres y los planes de desarrollo sostenible de los países que supuestamente enfrentan altos riesgos de sufrir catástrofes naturales. Se trata del Servicio mundial para la reducción y recuperación de catástrofes (GFDRR).

"Los desastres son un tema que incide en el desarrollo, porque desbaratan gran parte del trabajo realizado para impulsar el desarrollo", comenta Maryvonne Plessis-Fraissard, directora de Transporte y Desarrollo Urbano en el Banco Mundial.

"El estudio de puntos propensos a sufrir grandes desastres naturales nos entrega, por primera vez, un marco de referencia de los riesgos naturales en todo el mundo realizado con una misma metodología. Este marco permite a las autoridades responsables fijar prioridades, decidir dónde asignar primero los recursos y cuáles asuntos revisten mayor urgencia", constata.

Los datos revelan que los desastres naturales pueden tener efectos devastadores y que a algunos países injustamente les ha tocado sufrir demasiadas catástrofes .

De hecho, las naciones pobres con frecuencia son también las más propensas a sufrir desastres naturales. Además,  es probable que estos efectos empeoren debido al cambio climático, la acelerada urbanización y la degradación ambiental, afirma Arnold.

"Uno de los aspectos sorprendentes que surgieron del análisis mundial es la cantidad de países que son susceptibles a sufrir múltiples riesgos, cuando basta con uno solo para destruir una economía y una comunidad", señala.

Si bien el Banco tiene una "abultada cartera de proyectos de recuperación", sólo un pocos adoptan un enfoque proactivo frente a los desastres, dice Arnold.

Sin embargo, es mucho lo que se puede hacer para disminuir los efectos negativos de los ciclones, los terremotos y otros peligros, como mejorar los códigos de construcción, la planificación del uso del suelo y la preparación ante desastres, agrega.

Muchas de las 20.000 víctimas fatales del terremoto de magnitud 7,6 que azotó a la provincia India de Gujarat en enero de 2001 fallecieron por el colapso de los pesados techos de tejas. Días después, cuando se registró un terremoto grado 6,8 en Estados Unidos "a la gente sólo se le derramó el café Starbucks…nadie murió", afirma Arnold.

"Cuando vemos diferencias tan enormes, es evidente que se trata de un problema básico de desarrollo y que debemos tener en cuenta estos acontecimientos como externalidades —situaciones terribles que pueden suceder a nuestros clientes y a nuestros proyectos y a las cuales tenemos que ajustarnos. Es el entorno en que vivimos, es nuestro planeta y son cosas que ocurren, pero podemos programarnos para cuando ocurran".

Muchos de los techos en la provincia de Gujarat estaban proyectados para resistir las fuertes lluvias monzónicas, pero eran peligrosos en caso de un terremoto. "Es por este motivo que necesitamos entender todos los peligros que pueden afectar a una comunidad", afirma Arnold.

"Es algo que está directamente relacionado con la misión del Banco de luchar contra la pobreza, en particular para quienes han sido desplazados a zonas marginales, como llanuras sujetas a inundaciones, y que no tienen recursos para reconstruir sus hogares después de un desastre".

NOTICIA: Lo bueno y lo malo del cambio climático

RAMON PERALTA

 Dije en la primera parte de este artículo, que los desatinos que cometemos contra la naturaleza pueden traer consecuencias fatales para la gran parte de la población mundial. También afirmé, que de acuerdo a una teoría, de las muchas que abundan acerca del problema del clima, una parte de la tierra podría beneficiarse con lo que se ha denominado "calentamiento de la tierra".
Según esa teoría, aquellas regiones que hoy están cubiertas de hielo y que tienen un clima extremadamente frío, al calentarse la tierra, se convertirían en lugares de aprovechamiento, tanto para la agricultura como para la explotación de sus recursos mineros. El valor de la propiedad en estas áreas aumentaría considerablemente. Así lugares como Arizona y California, que hoy son lugares de altas demandas, pasarían a un segundo plano debido al insoportable calor. Lo contrario pasaría con las regiones nórdicas de Estados Unidos que con sus rígidos y fuertes fríos pasarían a ser lugares de clima agradable y por tanto, atractivos para vivir.
Las atractivas zonas playeras de Florida serían cubiertas por las aguas del mar, ya que, de acuerdo a los estudios, los océanos aumentarían sus niveles con el calentamiento de la tierra y lo que hoy es playa será cubierto por las aguas. En el 2005, la Academia Nacional de Ciencias advirtió que los océanos podrían crecer entre tres o cuatro pies para el año 2100. Aunque no parezca mucho, este aumento podría causar problemas costeros y por supuesto, hacer desaparecer bellezas naturales playeras que hoy disfrutamos.
Las jugadas que puede traer el cambio de clima, es lo que ha hecho que naciones como Rusia, se mantenga renuente a firmar los acuerdos de Kyoto para controlar los efectos de los gases. Se considera que Rusia pasaría a disfrutar mejores beneficios con el calentamiento de la tierra.
Otro elemento que se pone en juego, de acuerdo a los estudios, es que cada día que pasa tendríamos inviernos mas cortos y primaveras mas tempranas, lo que en cierta manera beneficiaría la agricultura ya que, las temporadas para el cultivo serían mas largas.
Tomando en consideración estas hipótesis, los cambios climáticos conllevarían también conflictos regionales ya que, las regiones y países que se vean mas afectados, harán presión para responder a las necesidades de sus ciudadanos, que tal y como sucede hoy, emigrarán hacia las zonas nórdicas en busca de mejor vida.
No importa lo bueno o malo que se desprende de las múltiples hipótesis, no podemos darnos el lujo de seguir maltratando los recursos que nos ofrece la naturaleza. Con nuestra práctica de vida estamos degradando el medio ambiente y causando daños que no sólo afectan la composición material del planeta, sino también nuestra propia salud.
De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, organismo perteneciente a las Naciones Unidas, el calentamiento de la tierra puede estar extendiendo en las zonas tropicales enfermedades como la malaria y el dengue, que anualmente causan alrededor de 150,000 muertes.
Los gobiernos, salvo raras excepciones, se han mantenido renuentes a establecer políticas de manos duras para imponer medidas que castiguen a los depredadores del medio ambiente. El gobierno brasileño ha dejado manos libres a los hacendados y ganaderos para que sigan desmontando los bosques amazónicos, poniendo en peligro con esa práctica la fuente de agua y de oxigenación mas rica del planeta. Miles de árboles son derribados cada año y en su espacio se siembran pastos o productos agrícolas, que mas que todo provocan un desequilibrio ecológico, que no sólo afecta a los brasileños, sino a todos los habitantes de la tierra.
La selva del Amazona se considera el pulmón del mundo y perderla conllevaría lo mismo que cuando un ser humano pierde el pulmón. En otras palabras, traería un desastre para el planeta.
Los gobiernos de los países industrializados, presionados por el gran capital, también han sido tímidos en imponer regulaciones estrictas contra la emisión de carbono de las grandes plantas industriales. Las lluvias de ácidos que provocan las plantas industriales, están causando serios daños a las reservas forestales, que son elementos importantes en la producción de las lluvias.
Según los estudios, China y la India, sino ponen seria atención a la contaminación ambiental, en pocos años sus poblaciones sufrirán serios problemas, tanto en el orden de la salud como en el abastecimiento de agua para sus gentes y la producción agrícola.
Los océanos y mares, elementos importantes del equilibrio natural, también están siendo afectados por la contaminación indiscriminada. Las especies marinas no son protegidas como se debe, dejándolas a merced de los mercaderes inescrupulosos. La gran ballena azul, uno de los tesoros de los océanos, está en práctica extinción. No hace poco existían en los mares y océanos cerca de 3,000 de estos ejemplares, hoy se estima que quedan cerca de 300. Lo mismo sucede con los delfines, focas, tiburones y otras especies marinas, elementos importantes del equilibrio ecológico.
Al margen de lo que puedan hacer o no los gobiernos, nosotros, como individuos y ciudadanos del planeta en que vivimos, podemos contribuir y poner nuestro granito de arena para evitar la contaminación. Podemos participar en el reciclaje de la basura, que en muchas ciudades es gratis. No tirar al subsuelo el aceite de carro, pintura u otros químicos que a diario usamos. Esos químicos contaminan las fuentes de aguas subterráneas, que son de vital importancia en nuestra vida diaria. Cuando podamos, usemos papel y no plástico. El plástico se considera hoy como una amenaza del subsuelo.
Estas son cosas que podemos hacer para evitar la degradación de nuestro planeta y para que las futuras generaciones tengan un hábitat mas apto para vivir. Cambiando las prácticas de vida del pequeño espacio en que vivimos, estamos contribuyendo, aunque no lo creamos, a preservar ese gran regalo que es el planeta tierra. El planeta también es parte de nuestra humanidad.

http://www.laflecha.net/canales/ciencia/noticias

NOTICIA:  INDEPENDENDE DAY Y THE DAY AFTER TOMORROW SON DOS EJEMPLOS

Los desastres naturales de moda en las películas con el fin de concienciar

09 JUN 2004
 
La compañía Twentieth Century Fox reflejó este desastre en la película Independence Day en 1996, cuando la invasión alienígena estaba en la mente de todos. Ocho años después, la película The Day After Tomorrow describe el escenario donde unos científicos predicen lo que puede pasar con el tiempo.
 

Las tormentas han arrasado las calles de Tokio, los huracanes han desolado en Hawai, y los tornados han devastado Los Ángeles. En Nueva York las inundaciones por la ciudad han ocasionado que se borren las líneas de las costas. Esta alerta del cambio de temperatura es global e implica que el planeta entra en una nueva Era Glaciar.

La compañía Twentieth Century Fox reflejó este desastre en la película Independence Day en 1996, cuando la invasión alienígena estaba en la mente de todos. Ocho años después, la película The Day After Tomorrow describe el escenario donde unos científicos predicen lo que va a pasar. Esto no es ciencia ficción es simplemente ciencia.

Hace 8.000 millones de años, un bloque de hielo en el noreste de Canadá arrasó este lugar por la cantidad de agua derretida bajando al Norte del Atlántico. De acuerdo con algunos expertos, el resultado fue de desolación a lo largo de 200 años en estas tierras, mientras que el norte de Europa era un territorio menos hostil.

Y estas mismas imágenes las hemos visto en las escenas apocalípticas de The Day After Tomorrow. El científico especializado en climatología Jack May fue testigo junto al actor Dennis Quaid del rompimiento de un enorme glaciar del hielo de Antártica cuando estaban grabando unas escenas de esta película.

Este bloque introdujo una cantidad enorme de agua que interrumpió las corrientes de agua de los océanos, culminando con la inundación de Manhattan.

La teoría de que está cambiando muy rápido el tiempo está contagiando cada día a más adeptos, pudiendo causar desastres naturales en cualquier momento, por otra parte predecibles.

Una tormenta de granizo del tamaño de un huevo cayó hace poco matando a 25 personas en China durante la preproducción de la película de Mark Gordon en 2002, The day After Tomorrow.

En agosto de este mismo año las inundaciones azotaron el centro de Europa, dejando a una ciudad como Praga bajo del agua, y en noviembre, 75 tornados surgieron en un día en Estados Unidos, dejando 36 muertos. Por esta razón, se está mezclando ciencia ficción en el cine con la realidad de la ciencia en el mundo.

Se está incrementando la lluvia torrencial y la evaporación

La atmósfera está cada vez más caliente, y es capaz de condensar más vapor. El resultado de estos extremos está provocando verdaderas inundaciones y desastres naturales, un invierno más cálido y unos veranos muy secos. Puesto que más energía para la atmósfera significa mayores tormentas.

El volumen de agua en los océanos crece despacio pero se incrementa peligrosamente y de forma acumulativa. Mientras esto sucede el efecto desolador de estos desastres naturales lleva produciéndose más de 100 años. Según algunos científicos, este nivel de dióxido de carbono hará que aumente también medio grado la temperatura de la tierra, y otros dos tres grados que faltan por venir en 50 años.

Mientras los Gobiernos aparecen impasibles ante una respuesta para estos desastres, y comentan que no está sólo en sus manos. De acuerdo con la Energy Saving Trust (EST), un cuarto de las emisiones del dióxido de carbono lo usamos para las casas.

Por eso, se espera que The Day After Tomorrow sirva para concienciar a la población. Por este motivo ésta película es ya todo un éxito. "No podemos probar cuan peligroso es lo que estamos haciendo en la atmósfera, pero yo lo predigo en mi película", añade el productor Mark Gordon.NOTICIA: CAMBIO CLIMATICO

NOTICIA: El calentamiento global está evaporando los estanques árticos

12 AGOSTO 2007.

Ésta es la alarmante conclusión del biólogo John Smol, profesor en la Queen's University y Director de Investigaciones sobre el Cambio Medioambiental, y Marianne Douglas, profesora de ciencias atmosféricas y de la tierra, y directora del Instituto Circumpolar Canadiense en la Universidad de Alberta.

 Desde 1983, Smol y Douglas han estado tomando con regularidad muestras de la calidad del agua y la biología de aproximadamente 40 estanques en el Cabo Herschel, en la zona centro-este de la Isla de Ellesmere en el Ártico canadiense. Los ecosistemas polares como estos son muy sensibles a los efectos de los cambios climáticos y medioambientales. En muchos aspectos, son como los "canarios de los mineros" del planeta, y están mostrando las primeras señales de alarma.

Pese a todo, este nuevo descubrimiento de los investigadores canadienses ha dejado sorprendidos incluso a ellos mismos. En los años noventa, se alarmaron cuando empezaron a reconocer los síntomas de una tendencia hacia la disminución de niveles del agua, así como cambios en la química de ésta. Cuando llegaron para comenzar su trabajo de campo en julio del 2006 (el año más caluroso registrado hasta ahora para esa porción del Ártico), se encontraron con que algunos de los estanques que contuvieron masas de agua permanentes durante milenios, estaban secos, mientras que otros tenían drásticamente reducidos sus niveles de agua.

Al tiempo que supervisaban los estanques durante 24 años, los investigadores también han ido reconstruyendo las tendencias ecológicas durante los últimos milenios en algunos de los estanques, aplicando técnicas paleoecológicas. En un artículo publicado en la revista Science en 1994, demostraron que los estanques existieron durante milenios, pero que al comenzar el siglo XIX sufrieron marcados cambios ecológicos, que concuerdan con el calentamiento.

Mientras que algunos lagos subárticos han desaparecido en fechas recientes porque el permafrost que formaba una barrera básicamente impermeable se ha fundido, éste no es el caso aquí. En vez de eso, los estanques del Alto Ártico se están evaporando, por causa directa del calentamiento. Midiendo los cambios en la calidad de agua durante su ventana de muestreo de 24 años, han demostrado que la concentración de sales ha ido en aumento.

Lo observado por los investigadores en estos estanques es similar a una olla de sopa puesta a cocer a fuego lento. La sopa disminuirá lentamente su volumen y se hará más y más salada al evaporarse el agua y permanecer la sal. El mismo proceso está sucediendo con los estanques del Cabo Herschel. Los niveles de agua están disminuyendo con la evaporación debida al calentamiento, y las sales se han concentrado más en el agua restante.

Otro hallazgo perturbador fue la sequía de los humedales circundantes. En los años ochenta, varias zonas de su región de estudio se caracterizaban por los humedales saturados de agua. En el 2006, algunos de ellos se habían secado en una magnitud tal que podrían incendiarse fácilmente con el mero uso de un encendedor. "Las consecuencias ecológicas de transformar humedales como estos, haciéndolos pasar de ser sumideros de carbono a convertirse en potenciales fuentes de carbono, son aterradoras", alertan los autores del estudio.

noticia: CAMBIO CLIMATICO

El Banco de hielo del Ártico se ha derretido hasta el nivel más bajo de su historia

13 AGOSTO 2007

El banco de hielo en el hemisferio norte ha caído a sus niveles más bajos jamás medidos, indicaron especialistas estadounidenses en temas del Polo, que esperan que rompa todos los récords para el final del verano.

Según los últimos datos, William Chapman y colegas de la Universidad de Illinois Champaign-Urbana indicaron que el banco de hielo en la región del Ártico cayó a nuevos niveles mínimos unos 30 días antes de la fecha normal para registrar mínimos anuales.

"Hoy, el hielo del hemisfero norte rompió el récord de menor área helada constatada en la historia registrada", dijo Chapman, investigador de meteorología del Ártico en el Departamento de Ciencias Atmosféricas de la universidad, en la publicación en internet The Cryosphere Today.

"El nuevo récord ocurrió un mes antes del periodo en el cual generalmente se registra el mínimo histórico del verano. Todavía hay un mes o más en el que el hielo se seguirá derritiendo", añadió.

La reducción del banco de hielo este año es más amplia que en años anteriores, indicaron los científicos.

En los últimos años, las grandes caídas en los niveles del banco de hielo estaban confinadas a áreas específicas, como el Atlántico Norte, el mar de Bering o el mar de Beaufort.

"El derretimiento de 2007 es único y dramático porque cubre todo el sector Ártico. Los sectores del Atlántico, el Pacífico e incluso del Ártico central están mostrando grandes anomalías", advirtieron los especialistas.

 

NOTICIA: HACE 28.000 AÑOS TENÍAMOS UN CLIMA PARECIDO AL ACTUAL

Reconstruido el clima de la Tierra de los últimos 740.000 años

Según una investigación europea realizada sobre los glaciares antárticos que ha permitido reconstruir la historia del clima de la Tierra durante los últimos 740.000 años, nuestro planeta ha pasado por ocho ciclos climáticos diferentes en todo ese período y vivió unas temperaturas como las actuales hace 28.000 años, cuando la influencia humana sobre el clima era nula. Sin embargo, el dato inédito es que la concentración de los gases de efecto invernadero ha alcanzado niveles sin precedentes en la historia de la Tierra de los últimos 440.000 años. Por Eduardo Martínez de Tendencias Científicas.

La Tierra ha sufrido ocho ciclos climáticos en los últimos 740.000 años marcados por períodos glaciares y otros más cálidos (interglaciares), según los resultados de una investigación europea realizada sobre el hielo acumulado en una región antártica durante ese periodo.


A tenor de los datos obtenidos, ha podido saberse también que hace 28.000 años, cuando la influencia humana sobre el clima era nula porque la Tierra estaba habitada por el Homo erectus, nuestro planeta atravesó un período cálido particularmente prolongado similar al actual.

Más remotamente, hace 420.000 años, nuestro planeta vivió un brutal cambio en el ritmo de los ciclos climáticos. Debido a ese cambio, los períodos cálidos se caracterizaron por una temperatura similar a la que conocemos actualmente, frente a la temperatura de los ciclos anteriores, que eran ligeramente más frías, aunque duraban menos tiempo.

Hace más de un millón de años, no había periodos glaciares interrumpidos por otros interglaciares. La Tierra tenía un clima más estable controlado por el Sol, pero esta investigación ha descubierto que algo pasó hace un millón de años que provocó variaciones.

CO2 sin precedentes

Del estudio realizado de las bolsas de aire aprisionadas en el hielo antártico se desprende asimismo que la concentración de los gases de efecto invernadero (dióxido de carbono y metano) ha alcanzado niveles sin precedentes en la historia de la Tierra de los últimos 440.000 años.

Eso significa que este período cálido que atravesamos, aunque tuvo un antecedente similar hace 28.000 años, puede tener alguna relación con la influencia de las actividades humanas sobre el clima, aspecto sobre el que hoy no queda ninguna duda.

La investigación se realizó sobre muestras de hielo recogidas durante ocho años en la base de Concordia, situada a más de mil kilómetros hacia el interior del continente helado.

La investigación forma parte del proyecto EPICA (European Project for Ice Coring in Antarctica), que ha analizado tres kilómetros de masa helada en el curso de sus trabajos.

10 países europeos

En los trabajos han participado ingenieros de 10 países europeos y su importancia radica en que es la primera vez que se consigue obtener la reconstrucción tan antigua del clima de la Tierra a partir de los glaciares.

Estos primeros análisis descubren nuevas pistas para conocer mejor los mecanismos que provocan la evolución natural del clima, así como el efecto que puedan tener sobre las temperaturas la acumulación de gases de efecto invernadero.

A pesar de la información reunida hasta el momento, sin embargo, ninguna conclusión puede considerarse definitiva. Los autores de esta investigación consideran a pesar de todo que el clima actual podría prolongarse en el tiempo si no existiera la intervención humana.

Los trabajos en la Antártica no se dan por concluidos porque aún quedan cien metros de capas de hielo por analizar, a las cuales aún no se ha accedido. Se cree que en diciembre próximo se habrá alcanzado la masa rocosa del continente, lo que supondrá la capacidad de analizar la evolución del clima hace 900.000 años.

NOTICIA: EL APOCALIPSIS MAÑANA

Las amenazas para la especie humana en "The Day After Tomorrow"

 La película El Día de Mañana dibuja un escenario dantesco que ha sido anticipado por la ciencia, aunque lo hace de una forma irreal que distorsiona la naturaleza y los ritmos de los cambios climáticos que podrían derivarse de la intervención humana. Ello no impide que contribuya a la sensibilización social sobre la importancia que reviste el cambio climático, que ya manifiesta indicios preocupantes y aconseja prudencia en las actuaciones políticas. Roland Emmerich nos recuerda además que el espectro del Apocalipsis continúa presente después del emblemático año 2000. Por Eduardo Martínez de Tendencias Científicas.

El escenario descrito en la película "El día de mañana", de Roland Emmerich, tiene base científica, aunque en la realidad se aleja bastante de lo que previsiblemente podría ocurrir.



La hipótesis de que un derretimiento de los glaciares árticos podría invertir las corrientes marinas y desencadenar un enfriamiento que cambiaría el clima en el hemisferio norte realmente ha sido evocada por los científicos.

De hecho, el Centro Hadley del Reino Unido ha publicado en los últimos años simulaciones de una catástrofe semejante, señalando que una inversión de la corriente del Golfo supondría que la temperatura de Europa descendería 5º C.

La película se aleja mucho de esta previsión razonable porque los cambios de temperatura son mucho más bruscos y rápidos, cuando la realidad es que, de producirse, estos fenómenos serían más moderados y tardarían décadas o siglos, no una semana, como ocurre en El día de mañana.

Discrepancias científicas

Por otro lado, la comunidad científica no es unánime ni respecto a los modelos posibles de evolución del clima, ni a las probabilidades de ocurrencia de semejantes cambios. Muchos creen que un fenómeno parecido al de la película ocurrió hace 13.000 años y que provocó el fenómeno inverso, es decir, el fin de la era glaciar.

Otros apuntan a que la corriente del Golfo se interrumpió hace 8.200 años, provocando un enfriamiento en Europa Occidental de entre 2º C y 5º C. Sin embargo, algunos climatólogos no comparten estas teorías.

El autor de la teoría de la congelación de la Tierra, Wallace S. Broecker, del Observatorio Lamont Doherty, Universidad de Columbia, publicó a mediados de los noventa en la revista Science que las emisiones de gas carbónico producirían un calentamiento de la atmósfera.

Señalaba que este calentamiento llevaría consigo un dramático cambio climático, especialmente en el hemisferio norte. Debido a la desaparición de la corriente del Golfo, el Atlántico Norte se enfriaría rápidamente. 

Preocupación por el agua

Sin embargo, existen al menos dos nuevos modelos climatológicos que dicen que las corrientes marinas de un clima global más cálido se estabilizarían a través de las correspondientes alteraciones en las zonas tropicales.

Es más, el propio Broecker declara que no existe un modelo que pueda reproducir los inmensos cambios que conllevaría una mayor cantidad de agua producida por los deshielos.

Lo que más preocupa a los climatólogos sin embargo es la cantidad de agua que se produciría por el efecto invernadero. La revista Nature publicó, coincidiendo con el estreno de la película, un estudio de científicos británicos según el cual antes de que se acabe el siglo XXI el calentamiento de los mares habría alcanzado los tres grados. Los deshielos provocarán, entonces, que el nivel del mar suba 7 metros.

Asimismo, en la revista Science los profesores Andrew Weaver (de la Universidad de Victoria) y Claude Hillaire-Marcel (de la Universidad de Québec en Montréal) reafirman la idea de que el recalentamiento del globo provocará cambios en la circulación atlántica, lo que desencadenaría una nueva era glacial.

Sorpresas climáticas

En cualquier caso, parece claro que, al margen del grado de rigor que pueda mostrar la película, lo que realmente plantea es que el cambio climático puede provocar sorpresas en cualquier momento y de calibres imprevistos.

El hecho de que la pasada década haya sido la más cálida de los últimos 500 años en Europa, y que las temperaturas hayan alcanzado niveles desconocidos en Canadá, Estados Unidos, Hawai, China, Rusia y Alaska, confirman que algo está pasando.

Hay otros estudios, entre muchos, que hablan de posibles evoluciones de nuestro planeta que serían traumáticas para la especie humana, aunque muchas veces son contradictorias.

Se ha dicho por ejemplo que el cambio climático puede impedir la próxima glaciación, o que dentro de 500 millones de años no quedará vida en la Tierra. Sin olvidar por ello el escenario de una nueva inversión de los polos, también evocado por los científicos.

Sensibilización social

El cine se ha hecho eco con anterioridad de algunos de estos posibles episodios evocados por la ciencia, particularmente el posible choque contra la Tierra de un gran asteroide, por lo que puede decirse que el clima apocalíptico que refleja El día de mañana no es ajeno a una cierta preocupación científica sobre posibles cambios planetarios que pueden ocurrir a medio plazo por uno u otro motivo.

El mensaje más claro, sin embargo, que deja El día de mañana, es que la políticas medioambientales actuales son cuanto menos imprudentes y que lo que está ocurriendo a nivel climático es suficientemente importante como para adoptar medidas más razonables para preservar la naturaleza. El gran valor de la película es que aumenta la sensibilización social sobre la importancia de los cambios climáticos.

El día de mañana, por último, ha venido a recuperar la sensación apocalíptica que rodeó al año 2000, de la que la película Deep Impact (1998) dejó clara constancia, y que luego se disipó, tan sólo atenuada por los episodios del 11 de septiembre de 2001.

NOTICIA:  CLIMATOLOGÍA

La sensibilidad del clima terrestre

 El clima terrestre es ahora más sensible a las perturbaciones de lo que lo era en el distante pasado. Un reciente estudio sugiere que las regiones tropicales y subtropicales juegan un papel, previamente desconocido, en el control de esta sensibilidad.

Los autores del trabajo, Christina Ravelo, de la University of California en Santa Cruz, y sus colegas de la UCSC y de la Boise State University, se centraron en la época del Plioceno (hace entre 5 y 1,8 millones de años), cuando el clima era bastante más cálido, los niveles del mar más altos, y los casquetes polares más reducidos que los actuales.


Durante la fase tardía del Plioceno, el clima se dirigió hacia otro período mucho más frío (el Pleistoceno), caracterizado por episodios de amplias glaciaciones en el hemisferio norte. Puede decirse que el actual es un período relativamente cálido dentro del régimen generalmente frío del Pleistoceno.

El Plioceno es el período más reciente de la historia de la Tierra con temperaturas superiores a las actuales y concentraciones de gases invernadero comparables a las que tenemos hoy en día, de manera que puede servirnos para estudiar cómo cambiará el clima en un próximo futuro. Sin embargo, el Plioceno era muy diferente en cuanto a patrones de circulación y a la sensibilidad al cambio climático.

La transición desde el cálido Plioceno al frío Pleistoceno se ha explicado a menudo mediante acontecimientos puntuales, como la elevación de cordilleras montañosas o la separación de cuencas oceánicas, que podrían haber alterado los patrones globales de circulación y llevado al sistema climático más allá de algún umbral, provocando la aparición de un nuevo régimen climático. Ravelo, no obstante, cree más en un proceso gradual en el que se produjeron cambios en los componentes principales del sistema climático, en momentos distintos y regiones diferentes.

En efecto, se han encontrado respuestas regionales que no pueden ser explicadas por una especie de efecto dominó. La transición se desarrolló en unos 2 millones de años, y un solo evento no podría haber llevado a ello. Ravelo y sus colegas utilizaron sedimentos del fondo marino para reconstruir el clima a lo largo de los últimos 5 millones de años, demostrando que la transición fue un fenómeno paulatino.

Los investigadores analizaron los fósiles de plancton microscópico presentes en los sedimentos, obteniendo información sobre las temperaturas oceánicas y la variabilidad estacional. Cuando compararon las tendencias climáticas en diferentes latitudes, encontraron que las condiciones tropicales permanecían estables, mientras que se producía un gran cambio en latitudes más altas.

La aparición de una glaciación importante en el Hemisferio Norte hace 2,75 millones de años, fue acompañada por un enfriamiento de las regiones subtropicales. No se vieron cambios significativos en los trópicos hasta un millón de años después, cuando las condiciones en los trópicos y los subtrópicos adaptaron los patrones de temperaturas oceánicas y circulación atmosférica que persisten hoy en día.

Con la transición al modo moderno de circulación en estas zonas, el sistema climático global parece haberse vuelto mucho más sensible a las pequeñas perturbaciones. En escalas de tiempo cortas, por ejemplo, se pueden activar fenómenos como El Niño y La Niña debido a cambios periódicos en las aguas ecuatoriales del Pacífico. A más largo plazo, las idas y venidas de las glaciaciones durante miles de años, en el Pleistoceno, se correlacionan con cambios cíclicos en el calor proporcionado por el Sol, debido a los ciclos de la órbita terrestre alrededor de la estrella. En el Plioceno, en cambio, estos cambios cíclicos no se correspondían con variaciones tan importantes del clima global.

Información adicional en: NSF

CAMBIO CLIMATICO

La disminución del hielo en el Kilimanjaro no se relaciona con el calentamiento global

El climatólogo Philip Mote, científico investigador de la Universidad de Washington, y Georg Kaser, glaciólogo de la Universidad de Innsbruck en Austria, sostienen que la disminución de los hielos del Kilimanjaro se ha venido produciendo durante más de un siglo y que la mayor parte ocurrió antes de 1953, mientras que no hay evidencias concluyentes del calentamiento atmosférico allí antes de 1970.

 Ellos atribuyen la disminución de los hielos principalmente a complejos factores entrelazados, incluyendo la forma vertical del borde del hielo que le permite encogerse pero no extenderse. También citan la disminución de las nevadas, lo que reduce el aumento del hielo y determina la cantidad de energía absorbida por él. Debido a que la blancura de la nieve nueva refleja más luz solar, la falta de nieve nueva permite que el hielo absorba más energía del Sol.

A diferencia de los glaciares de latitudes medias que se calientan y funden por el aire que los rodea en el verano, la pérdida de hielo el Kilimanjaro está determinada estrictamente por la radiación solar. Como la temperatura del aire cerca del hielo de la montaña casi siempre está bastante por debajo del punto de congelación, normalmente no hay ninguna fusión. En vez de eso, la pérdida de hielo ha estado determinada fundamentalmente por un proceso llamado sublimación, que requiere más de ocho veces la energía necesaria para la fusión. La sublimación se produce a temperaturas por debajo de la de congelación, y convierte el hielo en vapor de agua sin pasar por la fase líquida. Mote lo asemeja a la pérdida de humedad que hace que los alimentos sufran "quemaduras" durante la congelación.

Las fluctuaciones de los patrones climáticos relacionados con el Océano Indico también podrían afectar al cambiante balance entre el incremento del hielo, que podría haber estado produciéndose décadas antes de que los primeros exploradores alcanzaran la cumbre del Kilimanjaro en 1889, y la disminución que se ha venido registrando desde entonces.

Los glaciares en latitudes más templadas han menguado abruptamente cuando la troposfera a su alrededor se ha calentado. La troposfera es la capa atmosférica que abarca desde la superficie de la Tierra hasta unos 16 kilómetros de altitud.

Sin embargo, después de analizar los estudios ya publicados, Kaser y Mote afirman que los mismos factores no se aplican al casquete de hielo del Kilimanjaro.

"No hay ninguna evidencia que apoye esa afirmación", declara Mote. "No es que sea imposible, sino que lo más probable es que esa disminución esté asociada a los procesos dominados por la sublimación y con un equilibrio de energía gobernado por la radiación solar, en lugar de por una troposfera más cálida".

 

NOTICIA: Van 500 muertos por el calor

Miércoles, 25 de Julio de 2007

PARÍS, AFP
La canícula que azota el este de Europa, con temperaturas superiores a los 40 grados, ha dejado ya 500 muertos en Hungría la semana pasada y causado incendios en Macedonia y Serbia, mientras que Gran Bretaña sufre las peores inundaciones de los últimos 60 años.

"Del 15 al 22 de julio (...) la tasa de mortalidad se elevó un 30% en el centro de Hungría, en comparación con la media de un día de verano", informó este martes en Budapest el jefe de los servicios médicos nacionales, Ferenc Falus.

"Esto implica que en esa región el calor causó la muerte de 230 personas, lo que a nivel nacional significa unos 500 muertos", añadió.

A 45 grados
Las temperaturas alcanzaron regularmente los 40 grados la semana pasada en Hungría. Para el miércoles, los servicios meteorológicos prevén una bajada.

Los bomberos han tenido que intervenir en más de 3.000 ocasiones a causa de los incendios.

En Rumanía, doce personas murieron por el calor el lunes, elevando el balance de fallecidos a 30 desde hace una semana, anunció el martes el ministro de Sanidad.

Se trata de la segunda ola de calor en Rumanía tras la del mes pasado, que dejó más de 30 muertos.

Viento y fuego
En Grecia, las autoridades anunciaron el martes la muerte de un pensionista a causa del fuerte calor, que ha propiciado varios incendios en bosques. El viento, además, ha contribuido a extender el fuego.

Las autoridades aconsejaron evitar las salidas, en una jornada en la que se esperaban temperaturas de más de 45 grados en varias regiones del centro y el sur del país.

Por otro lado, en Italia, el sur vive una de las peores olas de calor de los últimos treinta años.
Roma, Nápoles (Campania), Catania, Reggio di Calabria (Calabria) y Bari (Apulia) están en alerta roja, y los servicios de urgencia de los hospitales estaban este martes desbordados.

PELIGRA OXFORD
En el polo opuesto, Gran Bretaña afronta las peores inundaciones de los últimos 60 años, que dejaron cientos de miles de hogares sin agua potable o electricidad y amenazaban este martes la ciudad de Oxford, en plena temporada alta para el turismo.

Las zonas más afectadas por las inundaciones han sido hasta ahora Worcestershire, Warwickshire, Herefordshire, Gloucestershire, Lincolnshire, Oxfordshire y Berkshire, en el oeste y norte del país, donde más de 350.000 hogares quedaron sin agua potable.

NOTICIA: Las inundaciones de Gran Bretaña alcanzan Oxford

25 de julio del 2007

Londres,dpa

 Hoy la crecida del río Támesis se extendió aún más hasta la renombrada ciudad universitaria de Oxford.Las autoridades informaron que unas 250 viviendas fueron evacuadas durante la noche del martes, cuando el río se salió de su cauce tras el voluminoso caudal recibido de sus afluentes y las aguas alcanzaron el centro de la ciudad.
  
Los residentes, entre ellos personas ancianas, fueron llevados a un estadio de fútbol, donde permanecerán al menos hasta el viernes, según anunció John Kelly, del gobierno regional de Oxfordshire. El desbordamiento sorprendió a los habitantes, que no esperaban que pudiera ocurrir.
  
En las áreas de Inglaterra más afectadas, más al oeste, el agua comenzó a retroceder lentamente, pero unas 350.000 personas continúan sin agua potable en el condado de Gloucester, y seguirán sin tenerla en las próximas dos semanas.
  
A causa de ello se extiende la preocupación por posibles problemas sanitarios. La Cruz Roja repartió mediante botes bolsas con artículos higiénicos y agua. El gobierno local se quejó de que hacen falta más baños químicos portátiles para los equipos de rescate y las personas mayores.
  
La policía pidió que se ahorre el agua, mientras en las playas de estacionamiento y los supermercados la gente hacía cola para recibir su ración diaria de seis botellas de dos litros de agua. También se montaron cientos de tanques de agua en las zonas de Tewkesbury, Gloucester y Cheltenham. Los afectados utilizaban agua de lluvia para los inodoros.
  
"En la Segunda Guerra Mundial vi cómo la gente se volvía loca de sed, esto no es nada en comparación con aquello", declaró el veterano Reginald Davies, de 91 años, mientras esperaba la entrega de las botellas en un suburbio de Gloucester.
  
La mayoría de las personas se lo tomaba con paciencia y humor. "Esto es lo que nos gusta a los británicos, hacer cola, quejarnos y reírnos de nosotros mismos", afirmó uno de los ciudadanos. Otros opinaron que la crisis exige "solidaridad como en la guerra".
  
El primer ministro Gordon Brown volvió a viajar hoy a la zona de catástrofe y prometió 46 millones de libras (94 millones de dólares/68 millones de euros) en ayudas para las comunidades afectadas. Previamente, el gobierno había sido muy criticado por no hacer suficiente para proteger a los afectados.
  
El ministro de Medio Ambiente del país, Hilary Benn, dijo que la crisis -las peores inundaciones en más de 60 años en Gran Bretaña- ha causado "un desastre humanitario considerable".
  
La reina Isabel II se mostró "conmovida y profundamente afectada" por la devastación.
  
Entretanto el Támesis siguió creciendo y hoy los habitantes del condado de Berkshire se preparaban para las inundaciones. En los pasados días se entregaron miles de sacos de arena para tratar de impedir la subida de las aguas. Se espera que esta noche se alcance el nivel máximo en Reading, Marlow y Henley.
  
Las históricas ciudades de Windsor -donde se encuentra el castillo de la familia real- y Eton no sufrirán las consecuencias de las inundaciones, según el ministerio de Medio Ambiente.

 

NOTICIA: Mortífera ola de calor

Viernes, 27 de Julio de 2007

ROMA, AFP
Miles de hectáreas de bosques fueron consumidas por las llamas en el sur de Europa, donde la ola de calor se cobró ya más de 600 víctimas y amenaza con destruir parques naturales y espacios protegidos.

En Rumanía, un día después de la alerta roja decretada, las temperaturas máximas alcanzaron ayer los 45 grados, y se contabilizan 33 víctimas mortales.

En Bucarest, más de 170 personas sufrieron desmayos y los servicios de emergencia registraron un récord de llamadas de auxilio en las últimas 24 horas.

En Italia, el Consejo de Ministros se dispone a decretar el estado de catástrofe en varias regiones.

En Grecia, la alerta continúa siendo alta y los incendios forestales han destruido ya miles de hectáreas de bosque.

Por su parte Bulgaria, donde también han muerto tres personas, pidió la ayuda de la Unión Europea (UE), de la OTAN y de Rusia, para luchar contra el fuego.

Otros países han sufrido también los efectos de los incendios: Macedonia, Serbia y Eslovaquia.

RIESGOS Y TORMENTAS
Gran Bretaña se prepara para más tormentas, lo que aumenta los temores sobre la situación sanitaria en las zonas afectadas por las inundaciones, las peores en la historia moderna de este país.

Mientras tanto, más de 340.000 personas siguen sin agua potable en Gloucestershire (oeste), el área más golpeada por los desbordamientos, donde restaurar los servicios de agua podría tomar dos semanas, lo que también plantea riesgos para la salud de la población.

 

NOTICIA: Unos 18 millones de afectados por inundaciones en sur de Asia
10 de agosto del 2007

Nueva Delhi, AFP

Los servicios de socorro esperaban poder  auxiliar el jueves a unos 18 millones de damnificados por las inundaciones que  han causado en el sur de Asia más de 1 100 muertos desde el comienzo de la  temporada de las lluvias, en junio.
  
En India, los estados de Bihar  (este) y Assam  (noreste) han sido los más  afectados, con unos 12 millones de personas que necesitan agua potable,  alimentos y cuidados médicos, señalaron las autoridades locales.
  
Unos 3 000 pueblos del estado de Bihar quedaron sumergidos por las aguas,  informaron los responsables locales.
  
Para dar idea de la magnitud de la situación, en el distrito de Darbhanga  se registraron 875 milímetros de agua en julio, es decir, tres veces más que  las precipitaciones del conjunto de la estación de las lluvias en 2006.
  
Por el momento fue imposible establecer un balance preciso de muertos, ya  que las comunicaciones son difíciles y las regiones afectadas muy extensas.
  
Sin embargo, los responsables afirmaron que al menos un millar de personas  murieron desde el comienzo de los monzones, en junio.
  
En el cercano Bangladesh, se registraron 54 muertes en el norte y centro  del país en los últimos días, al tiempo que 5,6 millones de personas se vieron  obligadas a abandonar sus casas o quedaron bloqueadas en sus viviendas, según  cifras oficiales.
  
Más de la mitad de los distritos de Bangladesh está bajo el agua. Miles de  soldados y voluntarios participan en las operaciones de socorro, mientras que  varios equipos médicos se han desplazado a las zonas más afectadas.
  
Bangladesh está atravesado por 230 ríos que cada año se desbordan e inundan  como mínimo un quinto del país. En el verano de 2004 murieron más de 700  personas.
  
En Nepal, la ONU puso en marcha una operación de socorro para ayudar a  cientos de miles de afectados. Al menos 84 personas murieron en el pequeño  reino del Himalaya desde mediados de junio debido a las fuertes lluvias caídas,  según informó el ministerio del Interior.

NOTICIA: Sismo en Los Angeles
10 de Agosto de 2007
Un sismo de magnitud 4,5 en la escala abierta de Richter sacudió la región de Los Angeles, en California, costa oeste de Estados Unidos, en la noche del miércoles al jueves.

El epicentro del terremoto, que se produjo a las 00H58 locales (07H58 GMT del jueves), se situó a siete kilómetros al norte de la ciudad de Chatsworth, en la periferia noroeste de Los Angeles.

No se informó sobre posibles heridos o daños materiales. (AFP)
 
 
NOTICIA: Un sismo de 3,6 grados de magnitud sacudió Sangolquí

10 de agosto del 2007

Quito, EFE

Un sismo de 3,6 grados de magnitud en la escala abierta de Richter se registró hoy cerca de la capital ecuatoriana, en la provincia de Pichincha, sin que hasta el momento se haya informado de víctimas o daños materiales.

El Instituto Geofísico informó que el sismo ocurrió a la 01:11 hora local a 0,29 grados de latitud sur, a 78,43 grados de longitud oeste y a una profundidad de 0,2 kilómetros.

El Instituto tiene reportes de que el sismo fue sentido en el sector de Sangolquí, cerca de Quito.

 
NOTICIA: Los climas extremos continúan azotando a tres continentes

10 de agosto del 2007

Santiago, Washington, Berlín y Nueva Delhi. AFP, AP, DPA y EFE

Una intensa nevada caía en Santiago la noche del miércoles y la madrugada de ayer, la primera en ocho años.  Varios sectores se quedaron sin electricidad y agua potable en la capital chilena, según informaron  fuentes oficiales.

La nevada, producto de una onda de frío polar que afecta a gran parte de Chile, abarcó desde la zona central del país hasta la Región de Los Lagos.   La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) declaró ayer en "alerta temprana" varias regiones del país.  El objetivo busca evitar,   por la onda de frío polar,  los eventuales perjuicios que el frío podría ocasionar en la agricultura y la ganadería y con el objeto de incrementar el cuidado de salud de la población chilena.

Por otro lado, la  ola de calor que afecta  al  centro y el noreste de Estados Unidos causó una temperatura récord de 39 grados  a la sombra el miércoles en Washington, informaron ayer  los servicios  meteorológicos del páis.

En Europa, el transporte terrestre y fluvial en las riberas del río Rin, en el sur de Alemania, y en algunos cantones de Suiza, está profundamente afectado y muchas calles, vías de trenes y depósitos subterráneos se han inundado después de que se desataran fuertes y persistentes lluvias.

Así mismo, los relámpagos han ocasionado incendios y los bomberos se encuentran en máxima alerta. Según pronósticos meteorológicos europeos seguirá lloviendo copiosamente en la región, por lo que se prevé un riesgo de mayores inundaciones. Un portavoz de la zona  advirtió que tempestades como la que se espera ocurren cada 50 años.

La Comisión Europea advirtió hoy de un empeoramiento de la catástrofe por las inundaciones sufridas en el sur de Asia si las reservas de agua continúan bajando, dijo ayer  el comisario de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, en Bruselas.

Las autoridades de ayuda humanitaria de la Comisión preparan una partida de USD 5,2 millones  para cubrir las necesidades de las víctimas de las inundaciones y ya enviaron a cinco expertos a diversas regiones de la zona.   

En India, el país más afectado por las inundaciones causadas por el monzón, la cifra de muertos ascendió a 1 550, anunció y un portavoz del ministerio del Interior en la capital Nueva Delhi. Los daños suman USD320 millones.  
   
El clima y el mundo

En el territorio italiano se contabilizaron 238 nuevos focos de incendio en Calabria y Campania, según informó la guardia forestal italiana. 

El Centro Hadley, en Gran Bretaña, pronosticó temperaturas máximas récord en varias regiones del planeta para la próxima década. 

 

NOTICIA: Las lluvias en Asia ya dejan 1 100 muertos

10 de agosto del 2007

Nueva Delhi. AFP

Las inundaciones causadas por las lluvias monzónicas se cobraron por lo menos 1 100 vidas y dejaron unos 20 millones de damnificados en Asia, principalmente en India, Bangladesh y Nepal, señalaron el  viernes fuentes oficiales.

Solo en India murieron más de 1 000 personas, tras el hallazgo de nuevas víctimas en los estados de Uttar Pradesh, Bihar, Bengala Occidental y Assam, donde 25 de los 27 distritos están anegados. Las autoridades y los balances de los medios de comunicación hablan  concretamente de 1 028 muertos en las lluvias torrenciales que barren India todos los años desde principios de junio hasta septiembre.

La envergadura del desastre plantea un desafío sin precedentes para la distribución de la ayuda a los afectados, agrega.

"Ya no queda nada que comer (...) Las personas luchan entre sí como perros por la comida", contó el agricultor Ashish Thakur, del distrito de Darbhanga, en el este de India.

"La situación está ahora bajo control" tras el envío de 1 650 efectivos militares y paramilitares para prestar ayuda a casi millón y medio de personas afectadas, declaró Umesh Sinha, comisario de los servicios de socorro del estado de Uttar Pradesh

Pero la oficina meteorológica en Lucknow, capital Uttar Pradesh, pronostica "fuertes lluvias para las próximas horas".

 
NOTICIA: Más de 2 mil muertos por las inundaciones
 10 de Agosto de 2007
NUEVA DELHI, AFP
El número de muertos a causa de las lluvias torrenciales del monzón en India, Bangladesh y Nepal desde junio superó las 2.000 personas el jueves, a pesar de que el nivel de las aguas continuaba bajando, y los daños fueron estimados en cientos de millones de dólares.

El departamento de gestión de catástrofes del ministerio del Interior de India señaló 1.521 muertos hasta el miércoles por la tarde.

Las entregas de víveres por puente aéreo continúan. Se han desplegado equipos médicos. El gobierno creó 820 campos de socorro para recibir a 549.052 personas.

Sin embargo, supervivientes de Bihar dijeron que carecen de alimentos, agua potable y medicamentos, y se quejaron de no haber visto ningún helicóptero ni barco de salvamento.

En Bangladesh, el balance subió a 346 decesos después de que se señalasen al menos 18 muertos más.
 
Nepal registró 95 muertos desde que comenzó el monzón y 330.000 personas tuvieron que abandonar sus hogares.

Muchos desaparecidos
Las cifras del ministerio del Interior de India no incluyen a numerosas personas desaparecidas en los accidentes sufridos por embarcaciones durante las inundaciones.

Ante la magnitud de la catástrofe, la ONU, la Cruz Roja y las ONG estimaron en varios millones de dólares el monto de la ayuda indispensable para unos 28 millones de desplazados en India, Bangladesh y Nepal, donde millones de personas sufren de hambre y sed.

Sequía y epidemias
Por otra parte, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y las ONG temen que se registren epidemias.

Las cosechas de té, arroz y trigo en el nordeste de India están amenazadas, en un país donde las dos terceras partes de la población vive de la agricultura.