miércoles, 15 de septiembre de 2010

POR EL DINERO Y LA AVARICIA , POCO LES IMPORTA A ESTOS PETROLEROS....!!!!!!!!!!!!

CHEVRON RECUSA AL JUEZ ORDÓÑEZ PARA EVITAR SENTENCIA

La petrolera recusó al juez de la causa en un intento más por evadir sus responsabilidades frente a los daños ambientales provocados en las provincias de Orellana y Sucumbíos

Nueva Loja, 15 de septiembre 2010.- Un nuevo intento por dilatar la administración de justicia ecuatoriana advierten los 30 mil afectados por la contaminación causada por la compañía petrolera Chevron-Texaco en las provincia del Orellana y Sucumbíos.

Una muestra más de estas intenciones por abusar del derecho se evidenció a fines de agosto de este año, cuando la Chevron-Texaco presentó la demanda de recusación del juez de la causa, el doctor Leonardo Ordóñez, Presidente de la Corte de justicia de la provincia de Sucumbíos, quien lleva el juicio en contra de la petrolera.

El propósito de esta recusación es que el juez Ordóñez sea reemplazado por su subrogante, que de acuerdo a la Ley le corresponde asumir el juicio al Dr. Juan Núñez. Luis Yanza, coordinador de la Asamblea de Afectados por Texaco, aseguró que a los demandantes no les importa el juez que lleve la causa. "Lo único que exigimos quien quiera que sea actúe apegado a la Ley y que no permita más abusos al derecho cometidos por Chevron".

Por acciones como estas los demandantes se declararon en vigilancia permanente. El propósito es evitar que Chevron-Texaco siga corrompiendo el proceso judicial. Yanza también hizo un llamado a la opinión pública nacional e internacional a fortalecer la vigilancia ante las acciones de Chevron.

Desde que empezó el caso, en el 2003, el proceso ha pasado por seis jueces. Todos han actuado honestamente y por eso son atacados por la petrolera, y la prueba: tres de ellos han sido recusados.

Asimismo, los abogados defensores de afectados determinaron que existe una estrategia dirigida y orquestada por la Chevron-Texaco que tiene como propósito principal impedir que los jueces ecuatorianos emitan sentencia de una vez por todas en contra de la petrolera y les obligue a pagar los USD 27,3 billones para remediar el daño ambiental, cultural y a la salud causado de las comunidades que habitaron y habitan la zona operada por esta compañía.

Con esta recusación suman ya tres las interpuestas por la Chevron-Texaco, muestra suficiente de que esta compañía lo único que pretende es prolongar la administración de justicia al tiempo de buscar un juez que se acomode a sus intereses.

Según Pablo Fajardo, abogado de los afectados, Chevron–Texaco ha llegado a presentar ante el juez de la causa, más de 104 escritos en apenas cinco meses (desde abril hasta agosto del 2010) todo con el propósito de dilatar y manchar el proceso. En promedio es alrededor de un escrito por día. Ninguno de los escritos apunta a desvirtuar el fondo del juicio, que es la nefasta contaminación y muerte causadas por la Chevron –Texaco, sino que su único afán es prolongar el trámite del proceso y distraer la atención del juez sobre el fondo del juicio.

Por ejemplo, hay días como el 5 de agosto pasado que en media hora la Chevron-Texaco presento 19 escritos o peticiones al juez, es decir , que en promedio se introdujeron al proceso una petición cada minuto y medio. Fajardo se pregunta si eso no es interferir y tratar insistentemente de manchar el juicio y evitar una sentencia. "Solo en nuestro país y en nuestra administración de justicia se atreven a hacer esto", dijo Fajardo, "yo me pregunto si los jueces norteamericanos les permitirían hacer algo similar en las cortes de su país. Una justicia que ha demorado 17 años en llegar ya no es justicia", puntualizó Fajardo.

Por todas estas razones y debido al temor que la Chevron –Texaco tiene de que la justicia ecuatoriana dicte una sentencia histórica en su contra por la contaminación perpetrada, es que se recusó al juez de la causa advierten, los abogados de los afectados.

 LOS DAÑOS AL SER HUMANO SON EL FONDO DEL JUICIO

Mientras Chevron-Texaco intenta dilatar y dar por terminado su problema otros apenas empiezan. Las historias de dolor, sufrimiento y drama se cuentan todos los días en las provincias de Orellana y Sucumbíos, en más de 80 comunidades afectadas.

Las personas que viven junto a los pozos que aún no han sido remediados y quienes deben tomar el agua de los esteros y ríos para preparar sus alimentos, para lavar la ropa, para bañarse ven como esta afectación no es sólo del entorno sino que va mermando, día a día, su salud.

Humberto Piaguaje, líder de la nacionalidad Secoya, indicó que: "Miles de personas han muerto por cáncer y otros están enfermos y seguirán muriéndose mientras no se repare los daños ambientales que dejó Chevron en nuestra Amazonia. Por eso, estos criminales hacen todo lo posible para no que haya justicia, para que sus delitos se queden sin sancionar", subrayó

Un informe técnico recogido en el libro titulado "Sacahpi Tapusa", realizado entre los años 1998 y 2003, señala que quienes viven en la zona de influencia del crudo tienen probabilidades de tener este tipo de enfermedad 3,6 veces más que el resto de la población; la razón: la presencia de químicos que se halla en el suelo y en los ríos del área que operó Texaco por 26 años. 

Dieciocho ríos pertenecientes a ocho comunidades están contaminados con componentes químicos de petróleo. En algunos, como en el caso del río Basura el límite de contaminantes supera en un 100% los estándares establecidos por la Comunidad Europea. Estos químicos provocan, principalmente, cánceres al estómago, hígado, a la sangre y al útero. 

 

Asamblea de Afectados por Texaco

e-mail: casotexaco@gmail.com

2273533-2454844

Contactos prensa:

Francisco Mazón- 097901196

Nancy Rodrìguez-099949337

 


--
Equipo de Comunicación
Tel: 227-35-33 ofc.
 
 


_______________________________________________
HTTP://WWW.TEXACOTOXICO.ORG