sábado, 12 de septiembre de 2009

OTRO FENOMENO MIGRATORIO, AL IGUAL QUE SUCEDE CON ECUATORIANOS EN ITALIA, SE CASAN Y LISTO, AHORA EN ECUADOR CON LOS CUBANOS....!!!!!!!

Para arribar a este país y obtener la ciudadanía miles de cubanos buscan contactos con ecuatorianos o coterráneos naturalizados. Ellos les facilitan cartas de invitación. Pagan hasta USD 2 000 para dejar la isla y, en Ecuador , USD 200 por cada misiva. Aún no existe un control eficaz.


Tiempo de lectura: 6'48"

   

No. de palabras: 1021


Redacción Política

Están sentados, esperando en las bancas   afuera del centro comercial  Caracol.  Jesús V.  y un amigo (ex miembro de un partido detractor del ex mandatario cubano  Fidel Castro)  hablan en voz alta, con un dialecto  caribeño inconfundible: son cubanos. Luego de 15 minutos, una mujer trigueña bajita se les acerca.

Recibe indicaciones y  cruza al otro lado de la av. Amazonas, ahí  un hombre la espera y le entrega dinero.
10 minutos después   llega una joven  y se reúne  con la mujer de baja estatura.  Ambas se dirigen  a la entrada del  Registro Civil, en la av. Naciones Unidas. El
hombre  que antes entregó el efectivo  ingresa  al área  de matrimonios.  

"Llegué de Cuba y me casé a los cuatro días con una ecuatoriana, fue la manera más fácil  de obtener la doble nacionalidad", reconoce  Jesús V., quien obtuvo la cédula de ciudadanía ecuatoriana el 29 de agosto de 2009.
 
El cubano, de 44 años,  cuenta que ahora -como ciudadano ecuatoriano- puede emitir al año  tres cartas de invitación a sus compatriotas  (documento habilitante para salir de su país). De eso vivirá en los próximos meses. 

Él ofrece  USD 600 a cualquier  ecuatoriano que se preste para  invitar formalmente  a  tres de  sus coterráneos. "Solo necesito que me ayuden con su  nombre porque las  cuentas de banco las consigo yo", dice  Jesús, quien prefiere las estudiantes jóvenes.

Según los registros de la Dirección Nacional de Migración, en lo que va de 2009  al país ingresaron 14 788 personas desde Cuba (ver cuadro). Además, la Cancillería naturalizó a 840  cubanos en lo que va del año.

Uno de los hitos en esta masiva migración fue la  disposición  del presidente Rafael Correa de  eliminar el visado de turismo para  los ciudadanos extranjeros, con el fin de fomentar el turismo en el Ecuador. Esto se aplica desde  el 20 de junio de 2008. 

Buena parte de los cubanos que entraron con esa modalidad al país se radicó en el barrio La Florida, en el norte de Quito. "Es Cuba en pequeño", dicen los vecinos del sector.

No solo porque decenas de cubanos  rondan    sino  por las banderas de ese país que se exhiben en ventanas o locales de comida o ropa. En uno de ellos trabaja Carlos  Triana, quien llegó  en diciembre de 2008. "No podemos salir libremente de Cuba porque el Régimen  no nos deja. No quiero  regresar". Triana
tiene el carné de refugiado. Trabajó en el Ministerio del Interior en Cuba, pero lo despidieron.

¿Por qué vino a Ecuador?  "Es el único país en donde no me  exigen visa", contesta.

Aunque   la Ley les faculta quedarse solo por  tres meses, la mayoría busca obtener  la  doble nacionalidad  para  entrar y salir de Cuba y traer a toda su familia.
 
Para venir, Triana   pagó  USD2 000  a otros cubanos para que le ayudaran.  En la isla trabajaba como chef en tres restaurantes, 19 horas al día, y ganaba  apenas 200 pesos (USD 20). No quiso revelar cómo obtuvo los USD 2 000, solo admitió que su salida de la isla le tomó cuatro meses.   

Javier Godines, de 40 años, en cambio, conoció a un ecuatoriano en Cuba y él le envió la carta de invitación que requería.   Ahora es chef  en un restaurante en la avenida De la Prensa. Okan Tomi "Alivia tu nostalgia", se lee en el creativo rótulo del local, que tiene  una   bandera azul y blanco.   

Godines no quiere regresar a Cuba. Por ello, pese a que lleva 22 años casado en ese país y tiene tres hijos, mañana  se casará nuevamente con una ecuatoriana que aún no conoce.

Debido al explosivo aumento de matrimonios arreglados, el 4 de junio pasado la Dirección del Registro Civil  emitió la resolución 003 A y dispuso un requisito más para este trámite: permanecer  en el país  un mínimo de 75 días (casi tres meses). No obstante, el número de matrimonios se duplicó entre 2008  y lo que va de
2009 (ver infografía). 

Al respecto, el canciller Fander Falconí dijo  que no permitirá actos ilegales. "Enviamos dos oficios  a la Policía y la Fiscalía para que investiguen, pero no hemos sabido nada aún". Además, precisó que están en marcha  diálogos  con las autoridades cubanas para que se establezcan filtros.

Según el director de  la Policía Judicial, Claudio Guerra, la investigación sobre las mafias de cubanos que arreglan matrimonios  está en manos  de  la Unidad contra el Crimen Organizado. 

En la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba se puede acceder  al  trámite  para  conseguir el Permiso de Residencia en el Exterior (PRE). Los requisitos son:  "Haber contraído matrimonio con un ciudadano extranjero y mantener una conducta moral y social acorde a las normas de convivencia (...)".

Pero, además de los matrimonios, otra manera de obtener la ciudadanía es tener un hijo ecuatoriano. Esa alternativa es vital para   los isleños Jael Liranza y Katiuska Santos, quienes tendrán una niña en dos meses. "Nos queremos quedar,  por eso trabajamos duro", dice Liranza.

Pese a que las autoridades están al tanto de este fenómeno y de que  repercusiones pueden caer en el campo delictivo,  la Cancillería, la Embajada de Cuba y la
Policía no tienen un plan para regular el ingreso y las actividades de los inmigrantes.

El nexo político se estrechó

El vicecanciller Lautaro Pozo reconoce que además de las relaciones diplomáticas se fortalecieron las relaciones políticas entre Cuba y Ecuador. "Estas se  manifiestan coordinando posiciones en la Unasur y en la Alba".

En los archivos del Ministerio de Relaciones Exteriores  consta que el 28 de julio de 1930 se firmó el primer convenio con Cuba.  Hasta la fecha,  se han firmado 89 acuerdos. De ellos, 19 se concretaron entre el 2006 y 2009, en el actual Gobierno.

40 funcionarios de la Presidencia, entre asesores, policías y militares,  viajaron a Cuba en distintas fechas.

El presidente Rafael  Correa viajó  dos veces este año, y su par cubano, Raúl Castro, vino a su posesión.  Pero la amistad también se refleja en la llegada de
delegaciones médicas: 174 galenos arribaron en dos vuelos,  el 8 de septiembre, para trabajar en  el  programa Manuela Espejo  de atención a las personas con discapacidad.