lunes, 24 de septiembre de 2007

RAFAEL CORREA ANTE LA ONU Y LAS NOVEDADES...!!!!!

ANALISIS Y CRITICA DE LOS PARTICIPANTES A LA

ASAMBLEA CONSTITUYENTE Y CIERTAS COMPARACIONES.


El planeta en peligro mortal Por Enfoque Internacional
26 de septiembre del 2007

La agudización del cambio climático, visible en el creciente poder de huracanes, inundaciones e inusuales deshielos polares, es tema central de una conferencia de 150 jefes de Estado y de gobierno efectuada esta semana en la sede de la Organización de las Naciones Unidas, desde la cual llega una clara advertencia: “ha pasado el momento de las dudas”, llegó el de la acción.

El coreano Ban Ki-moon, al urgir al activismo mundial contra un problema real, habla desde el foro apropiado, que es la organización multilateral de la que es secretario general.

Fue significativa la ausencia en el acto del presidente de EE.UU., George W. Bush, quien ha convocado a su propia reunión de dos días sobre el tema en Washington, esta misma semana, fuera del contexto de las Naciones Unidas. Mal cálculo.

Los estadounidenses no han firmado el Protocolo de Kyoto, que compromete a 36 naciones industrializadas a reducir en al menos 5% los niveles de emisiones contaminantes camino a 2012. Nuestros vecinos no acaban por entender la gravedad del problema del calentamiento global, que reducirá las reservas de agua dulce, abatirá las cosechas, acabará con la vida de muchas especies y amenaza la supervivencia misma del hombre sobre la faz de la Tierra. Bush prioriza el tema de los costos económicos por sobre la sustentabilidad, pues pretende que las industrias reduzcan su contaminación voluntariamente, no obligadas por un tratado, aduciendo una falsa disyuntiva: medio ambiente o empleos.

Para que el mundo logre un crecimiento económico limpio ya se sabe lo que hay que hacer. Los científicos patrocinados por la ONU tienen perfectamente diagnosticado el problema y sus posibles soluciones. “Lo que no tenemos es tiempo”, repite Ban.

La humanidad ya no tiene su mayor amenaza en la guerra nuclear, por el petróleo o por el agua, ni por la miseria, la desigualdad social, la brecha digital, el desempleo, el crimen organizado ni las enfermedades endémicas o epidémicas. Todos fenómenos que ameritan atención. Su mayor riesgo es el cambio climático consecuencia de la vida grata, cómoda y veloz.

Hay, entonces, que trabajar de la mano de la ONU, el único organismo verdaderamente multilateral del planeta, y no competirle autoridad como pretende Washington.

Tan presente tenemos a esa instancia de interlocución mundial, que El Universal pondrá su granito de arena, junto con la ONU, cuando este 29 y 30 de septiembre, al acercarse su 91 aniversario, impulsará durante dos días un Modelo de Naciones Unidas en el que jóvenes universitarios mexicanos de entre 18 y 24 años discutirán, como si estuvieran en la Asamblea General de dicho organismo, las consecuencias globales del cambio climático. Nos sumamos a las voces de alerta respecto del futuro del planeta no por convicción plena de que sin cuidar el medio ambiente no hay futuro y de nada servirá discutir todo lo demás.

El Universal, México, GDA


'No queremos ser la Suiza de los Andes sino que aspiramos a que Suiza quiera ser el Ecuador de los Alpes'


Nueva York (Estados Unidos), 23 de septiembre de 2007.- “Nosotros no aspiramos a que Ecuador se convierta en la Suiza de los Andes. Aspiramos a que, un día, Suiza quiera ser el Ecuador de los Alpes. Podemos hacer todo lo que nos propongamos”.

Así lo afirmó hoy el Presidente de la República, Rafael Correa, en un encuentro con cientos de migrantes que se desarrolló en la escuela Santa Brígida, en Nueva York, ciudad a la que el Primer Mandatario se desplazó para asistir a la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El Jefe del Estado tiene prevista su intervención ante este foro el miércoles. A este respecto, avanzó que expondrá una posición “muy crítica” sobre los Objetivos del Milenio porque, a su juicio, plantean “mínimos” mientras que el Ecuador reclama “máximos sociales”.

Victoria
El Mandatario también se refirió a las elecciones del próximo 30 de septiembre y auguró que “los ciudadanos volveremos a vencer”. En este sentido, realizó un llamado a votar “por los candidatos de los ciudadanos si queremos conservar lo avanzado y la patria nueva” y habló de la necesidad de “consolidar” los progresos que se han conseguido durante los ocho meses de gestión del actual Gobierno.

El Presidente destacó el apoyo popular al Ejecutivo y el optimismo que, según dijo, se percibe en el país. “Se ha recuperado la esperanza y la fe en nosotros mismos”, explicó tras recordar que el año pasado la mayoría de la población tenía una visión pesimista del porvenir mientras ahora alrededor del 70% de la ciudadanía cree que el futuro será mejor.

Migrantes
Entre aplausos y gritos de “Correa, amigo, el pueblo está contigo” y “¡Dale, Correa!”, el Mandatario realizó un repaso de los resultados positivos del actual viaje y de los contactos bilaterales con los presidentes de Brasil, Venezuela y Argentina, con especial atención hasta éste último, respecto a cuyo Gobierno, de Néstor Kirchner, dijo que “tenemos mucho que aprender”.

Del mismo modo, denunció el congelamiento y feriado bancario como responsables de la “expulsión” de tres millones de personas de su propia patria y explicó algunas de las actuaciones en defensa de los derechos de los migrantes que ha puestos en marcha el Gobierno, como el plan de retorno que comenzará en enero, así como las mejoras en la atención en los servicios consulares o el hecho de que, por primer vez, tendrán representación política.


DISCURSO DEL PRESIDENTE RAFAEL CORREA ANTE LAS NACIONES UNIDAS.


Este foro que hoy nos congrega es una señal clara de que el cambio climático dejó de ser una preocupación de iniciados, para pasar a ser una preocupación al más alto nivel político. En esa medida, un compromiso para contrarrestar el cambio climático nos obliga a una reflexión seria sobre el modelo actual de desarrollo.

El cambio climático no tiene fronteras; sin embargo es necesario subrayar que su distribución e impactos son inequitativos. Mientras que un ciudadano medio estadounidense genera seis toneladas/año de carbono o un europeo medio cerca tres toneladas/año, la media mundial de emisiones de carbono per capita se acerca a 1,3 toneladas anuales, con una gran asimetría. Una realidad que establece con claridad dónde residen las mayores responsabilidades en la afectación al medio ambiente y a la vida del planeta.

Esta situación no pretende desconocer las emisiones incrementales de algunos países en vías de desarrollo sino evidenciar, que el actual modelo de crecimiento basado en el uso intensivo de combustibles fósiles y en el sobreconsumo, es un modelo insostenible cuyos beneficios alcanzan a una minoría “privilegiada” de la sociedad moderna, pero que nos perjudica grandemente a todos.

En los últimos años, los desastres climáticos han costado la vida de más de tres millones de personas en el mundo, 800 millones de damnificados y daños inmediatos que superan los 23.000 millones de dólares. De estos daños, el 90% han ocurrido en los países en vías de desarrollo.

El Ecuador es un país marginal en términos de emisiones (menos del 1% del total mundial) pero para quien los impactos del cambio climático podrían ocasionar la transformación gradual de los bosques tropicales por sabanas; el reemplazo de vegetación semiárida por árida; una significativa pérdida de biodiversidad; el retroceso de los glaciares y cambios en el régimen de precipitación con potenciales impactos en la disponibilidad de agua para consumo humano.

Las medidas de adaptación al cambio climático, suponen una fuerte carga para los presupuestos de los países en desarrollo que podrían ascender a 40.000 millones de dólares, según los estudios de propio Banco Mundial. No necesitamos créditos para la adaptación, los cuales aumentarían el peso de la deuda externa. Lo que se requiere es compensación por los daños causados debido a la desproporcionada cantidad de emisiones, tanto histórica como actual, de los países industrializados. En otras palabras, la inequidad en el origen y la distribución de los efectos del calentamiento global no pueden pasar inadvertidos en este debate sobre cambio climático.

Sin embargo, Ecuador está dispuesto a grandes sacrificios, con justicia y creatividad, para contrarrestar el calentamiento global. La iniciativa del gobierno ecuatoriano de mantener el crudo del campo petrolero ITT en el subsuelo –reserva que se encuentra en una zona ecológica altamente sensible llamada Yasuní- significa el compromiso de no explotar cerca de 920 millones de barriles de petróleo y, por tanto, se podrá conservar una de las regiones más biodiversas del mundo. Sin embargo, esto implicará dejar de recibir ingentes inversiones y cerca de 720 millones de dólares, cantidad muy significativa para un pequeño país de 13 millones de habitantes y alrededor de 6 millones de pobres. Estamos dispuestos a hacer este inmenso sacrificio, pero exigiendo corresponsabilidad de la comunidad internacional y una mínima compensación por los bienes ambientales que generamos y de los cuales se beneficia todo el planeta.

El modelo Yasuní-ITT que impulsa el gobierno ecuatoriano, evitará la emisión de alrededor de 111 millones de toneladas de carbono provenientes de la quema de petróleo. El costo de oportunidad para Ecuador de no explotar el crudo es por los menos de 10 a 15 dólares por barril. Sin embargo, Ecuador pide al resto de la Humanidad una contribución de solamente 5 dólares por barril, para conservar la biodiversidad, proteger a los pueblos indígenas en aislamiento voluntario que allí habitan y evitar emisiones de dióxido de carbono. El total de la compensación solicitada al resto de la Humanidad es de aproximadamente 4,600 millones de dólares. Este sería un extraordinario ejemplo de acción colectiva mundial para reducir el calentamiento global para beneficio de todo el planeta.

Nuestra propuesta contempla además la creación de un Fondo Fiduciario Yasuní-ITT orientado al cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo que incluye la diversificación de las fuentes de energía; el desarrollo de capacidades e inversiones en eco-turismo y la aplicación de una agenda integral que comprende salud, educación y remediación ambiental entre otros.

Además de su sustento técnico y económico, la propuesta ecuatoriana busca transformar las viejas concepciones de la economía y el concepto del valor. En el sistema de mercado el único valor posible es el valor de cambio, el precio. El proyecto Yasuní-ITT se basa sobretodo en el reconocimiento de los valores de uso y servicio, de los valores no crematísticos de la seguridad ambiental y el mantenimiento de la diversidad planetaria. Se trata de inaugurar una nueva lógica económica para el siglo XXI, donde se compense la generación de valor, no solamente la generación de mercancías.

Por primera vez un país petrolero, el Ecuador, donde un tercio de los recursos del Estado dependen de la explotación de dicho recurso, renuncia a estos ingresos por el bienestar de toda la humanidad e invita al mundo a sumarse a este esfuerzo a través de una justa compensación, para que juntos sentemos las bases de una civilización más humana y más justa.

Muchas Gracias


Lula y Bachelet llaman a no destruir el planeta

Nueva York. DPA y EFE

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, exhortó ayer a los líderes del planeta a revisar el modelo de desarrollo global. Esto bajo pena de generar “una catástrofe ambiental y humana sin precedentes”.

En su discurso en la 62 Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, dijo que “es necesario revertir esa lógica aparentemente realista y sofisticada, pero en realidad anacrónica, predatoria e insensata, de la multiplicación del lucro y de la riqueza a cualquier precio”.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, llamó a los países en desarrollo a asumir un rol más activo en la reducción de emisiones que contribuyen al calentamiento global. Agregó que se hace necesaria “la construcción de un nuevo consenso político global por una acción colectiva”.

En cambio, Lula defendió la propuesta de su país de crear incentivos económico-financieros para estimular una reducción de la deforestación. Anunció que lanzará “en breve” un plan nacional para afrontar los cambios climáticos, coherente con su política de preservación ambiental que, según destacó, logró reducir “a menos de la mitad la deforestación de la Amazonia”.

Asimismo, destacó el programa de biocombustibles vigente en su país que, aseguró, es una salida para evitar el aumento del consumo de combustibles fósiles y reducir la contaminación. Al respecto, invitó a una conferencia mundial sobre esta temática que su país hará en el 2008.


EE.UU. reúne a países contaminantes para impulsar su vía contra cambio climático
Washington, EFE

Estados Unidos reunirá mañana a los países más contaminantes del planeta con objeto de impulsar su estrategia particular contra la emisión de gases, pocos días después de la cumbre que celebró la ONU contra el cambio climático.

La Casa Blanca se ha esforzado en defender que la vía estadounidense no es opuesta, sino complementaria, a la de Naciones Unidas, pero la realidad es que ambas difieren en la forma elegida para impulsar la reducción de los
gases que generan el efecto invernadero.

La ONU, por su lado, quiere que los países adquieran un compromiso global y obligatorio que sirva de continuación al protocolo de Kioto, el importante acuerdo que se firmó hace una década y que vencerá en el 2012.

Pero Estados Unidos -que retiró su firma de este acuerdo durante el primer mandato de George W. Bush- propone que sean los propios países los que se marquen sus objetivos de manera voluntaria, en lugar de estar obligados por un tratado internacional.

"Afrontar el cambio climático requiere que todos los países hagan sus contribuciones en función de sus circunstancias nacionales", según Dan Price, experto en comercio y economía del Consejo de Seguridad Nacional.

"Las responsabilidades deben ser comunes, pero diferenciadas. No todos los países pueden permitirse invertir la misma cantidad de dinero en desarrollar o adquirir nuevas tecnologías", añadió Price.

Para ello, Bush -que no participó en la reunión del cambio climático de la ONU- convocó en Washington una reunión de dos días, que se inicia mañana, con una quincena de países, más la ONU y la Unión Europea.

Entre los países participantes todos son contaminantes, pero hay algunos que proceden del mundo industrializado, como Francia, Alemania o Japón, y otros del mundo en vías de desarrollo, como Brasil, China o la India.

La celebración de esta conferencia fue anunciada por el presidente Bush el pasado mes de mayo, en lo que supuso para muchos observadores un giro en la estrategia del presidente, que no se había mostrado muy convencido hasta entonces del impacto humano en el calentamiento del planeta y la elevación del nivel del mar.

Pero las advertencias cada vez más preocupantes de la comunidad científica, así como la alerta sobre el deshielo en el rtico, que recoge el documental del ex vicepresidente Al Gore, han colocado el tema a la cabeza de las prioridades de la comunidad internacional, y especialmente de la ONU y de Estados Unidos.

El propio presidente Bush informó al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que la reunión que se inicia mañana en Washington supone un "apoyo" al esfuerzo que está haciendo la organización internacional para afrontar el final del protocolo de Kioto.

En la reunión de mañana tendrá una presencia destacada los representantes de las economías en vías de desarrollo que, según el protocolo de Kioto, no estaban obligadas a reducir sus emisiones, lo que había sido aludido últimamente por EE.UU. para oponerse a este acuerdo.

Pero ahora, la primera economía del mundo busca, con su nueva estrategia, un "consenso a largo plazo" para reducir las emisiones de los gases que producen el efecto invernadero, y para ello se propone la promoción de las energías renovables, como el etanol, y la inversión en tecnología que permita una mayor eficiencia en el consumo, indicó Price.

Otro de los pilares sobre los que se sustenta la estrategia estadounidense es la liberalización comercial, pues defiende que los países eliminen las trabas comerciales o los aranceles cuando se trate de adquirir bienes o servicios elaborados con energías limpias.

La iniciativa estadounidense ha recibido el apoyo expreso de los países del G8 y de la APEC en sus ultimas reuniones.


Sarkozy criticó a Irán y Bush hizo lo mismo con Cuba, en la ONU

Nueva York. AFP, AP y DPA

La jornada de ayer de la 62 Asamblea General de la ONU arrancó con un sorprendente discurso de George W. Bush. Desviando las expectativas de muchos, el Presidente de EE.UU. evitó condenar y atacar los programas nucleares de Irán. En cambio, como contrapartida, tuvo por objetivo cuestionar el Régimen de Cuba .

Además, anunció nuevas sanciones contra la junta militar que ejerce el poder en Myanmar (ex Birmania), donde miles de monjes budistas marchan contra el Gobierno desde hace más de una semana. “Estados Unidos reforzará las sanciones económicas a los líderes del Régimen y a sus patrocinadores financieros, y ampliaremos la prohibición de visa a los responsables de violaciones a los derechos humanos”, afirmó.

El que sí se refirió a Irán fue el presidente francés, Nicolás Sarkozy, quien declaró que dejar que el país asiático obtenga un arma nuclear sería “correr un riesgo inaceptable para la estabilidad de la región y del mundo”.

“En nombre de Francia declaro que solo podremos solucionar esta crisis con una combinación de acción decidida y diálogo”, dijo, ante la mirada de su homólogo iraní, Mahmud Ahmadinejad.

En otro orden, el Mandatario francés urgió a la ONU a implementar programas para distribuir la riqueza más equitativamente y combatir la corrupción. “En el nombre de Francia, llamo a todas las naciones a unir filas para encontrar el nuevo orden mundial del siglo XXI”, dijo a la Asamblea.

“La ONU debería asegurar el acceso de todas las personas a recursos como agua potable, energía, alimentos, medicamentos y educación”, apuntó. También exigió una distribución más justa de los beneficios corporativos.

Conocido por su admiración hacia Estados Unidos y su cultura, Sarkozy subrayó que Francia permanecerá fiel junto a sus aliados, en una velada referencia al desacuerdo entre Washington y París sobre la guerra de Iraq.

Más tarde, Ahmadinejad lanzó duras críticas contra Estados Unidos al iniciar su discurso durante la Asamblea General de la ONU, acusándolo de violar los DD.HH. “Instalar prisiones secretas, secuestrar gente, juicios y castigos secretos sin que haya ni miras de debido proceso, grabación de conversaciones telefónicas, intercepción de correo privado... todo eso se ha transformado en algo común”, afirmó.

Los sitios de la delegación de EE.UU. estaban vacíos durante la disertación de Ahmadinejad.

Previo al discurso de Bush, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, inauguró formalmente el debate afirmando que “el mundo cambiante necesita una ONU más fuerte”, porque “el multilateralismo está de regreso”.

“Buscaré hasta debajo de las piedras la manera de poner fin a la crisis de Darfur (Sudán)”, siguió Ban, quien también aseguró que otras crisis actuales son ahora “el problema del mundo”.

Otro de los mandatarios disertantes fue el de Nicaragua, Daniel Ortega, quien arremetió contra EE.UU. al cuestionar la “autoridad moral” de la superpotencia para criticar a Fidel Castro o impedir a Irán dotarse del arma nuclear. “Lo que hoy se presenta como la democracia más ejemplar en el mundo, es la tiranía, la dictadura más gigantesca y más impresionante que ha existido a lo largo de la historia de la humanidad”.

Representantes de 192 países participan de la Asamblea General de la ONU, que llega con el cambio climático como tema oficial, pero opacado por la tensión nuclear con Irán, las guerras en Iraq y Afganistán y el conflicto en Oriente Medio.

La reunión de este año estuvo precedida por una Cumbre sobre cambio climático. Sin embargo, a la reunión no asistió Bush, debido a que su país no firmó el Protocolo de Kioto, sobre el cual se centraron las discusiones.


Ecuador sigue entre los países más corruptos de A. Latina

Londres, AFP

Haití, Venezuela y Ecuador son los países más corruptos de América Latina, en cuanto que Chile sigue siendo el país de la región donde la corrupción está menos generalizada, indicó hoy en Londres la organización Transparencia Internacional (TI).

El informe 2007 de TI, que evalúa a los países en una escala ascendente de los menos hasta los más corruptos, gracias a encuestas realizadas entre hombres de negocios y especialistas en 180 países, Haití aparece el puesto 177, Venezuela en el 162 y Ecuador el 150.

Establecido según el grado de corrupción existente entre los funcionarios públicos y políticos, el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) va de 10 para un Estado considerado como “limpio” a 0 para un Estado considerado “corrupto”.

El informe otorga a Chile 7 puntos, España y Uruguay 6,7, Costa Rica 5,0, Cuba 4,2, Salvador 4,0, Colombia 3,8, Brasil, México y Perú 3,5, Argentina 2,9, Bolivia 2,9, Nicaragua 2,6, Paraguay 2,4, Ecuador 2,1, Venezuela 2,0 y Haití 1,6.

“Los países al final de la clasificación deben tomar en serio estos resultados y actuar ya para fortalecer la responsabilidad de sus instituciones públicas”, advirtió Huguette Labelle, presidenta de TI, que presentó el informe el miércoles en Londres.

Según ese índice de percepción de la corrupción, establecido también con base en informes del Banco Mundial, del Foro Económico Mundial y de organizaciones independientes, Ecuador, Venezuela y Haití han retrocedido en la lucha contra la corrupción.

En Venezuela “sigue habiendo una gran cantidad de ingresos y una falta de transparencia”, destacó Labelle en una conferencia de prensa.

El año pasado Venezuela y Ecuador aparecían en el puesto número 138 y Haití en el 163.

En cambio México mejoró su calificación, que pasó de 3,3 puntos en el 2006 a 3,5 puntos en el 2007.

La responsable de TI, con sede en Berlín, recalcó sin embargo que la responsabilidad de la lucha contra la corrupción debe ser asumido también por los países limpios.

Recalcando que el “dinero de la corrupción proviene frecuentemente de sociedades multinacionales basadas en los países ricos”, Labelle subrayó que los países “limpios” tienen “la obligación de ayudar a los otros países”.

Los países menos corruptos son encabezados por Dinamarca, Finlandia y Nueva Zelanda con un puntaje casi perfecto: 9,4. La nómina de los 10 primeros incluye también a Suecia, Singapur, Islandia, Holanda, Suiza y Canadá.

El informe de la organización no gubernamental confirma que muchos de los países más pobres del mundo son también los más perjudicados por el problema de la corrupción.

Cerca de 40% de los países con un índice menor de 3 -donde se considera que la corrupción afecta a todos los sectores -son clasificados como “pobres” por el Banco Mundial.

La corrupción afecta también la recuperación de países devastados por la violencia, incluyendo a Iraq y Somalia, que están con Birmania al final de la lista, recalca el informe.

Para aparecer en esta clasificación, el país en cuestión debe ser objeto de al menos tres estudios, lo que explica por qué numerosos países no figuran en la nómina pese a ser percibidos también como muy corruptos, explicó la organización.


Como resultado final, esto solo dando un vistazo a los principales en primer lugar, es decir los más opcionados, porque solo un número pequeño del montonón serán elegidos, y el resto solo son parte del relleno a ver si ayudan con votos a la plancha o entre listas, para el mas opcionado, toda una manipulación maquiavélica desde el plano material, psicológico y económico desde el inicio hasta el final, para este teatro de pantomima en la forma de este sistema electoral, todo esto solo es gasto impune de recursos y de dinero, a favor de una disque democracia "salvaje", solo les digo, que nada lograrán de esta 20 asamblea constituyente, sino colocan como fundamento la libertad y la transparencia, en la estructura y doctrina de esta nueva constitución, en espera de que se iluminen y adopten un nuevo sistema electoral más selectivo e inteligente. BUENA LABOR A TODOS, EXITOS.

No teman si gana una mayoría gobiernista, nuestro país esta bajo una salvaguardia de transición hacia un cambio de época y seremos ejemplo al mundo, de una sabiduría fruto de una intensa experiencia en modelos que no han servido a la humanidad, pero somos nosotros los llamados a provocar esa transformación global en Latinoamérica y el resto del mundo, apoyemos a que eso suceda, no nos dejemos envolver en la satanización de Rafael Correa y otros que se irán descubriendo a sí mismos, seamos abiertos a un nuevo cambio de sistemas, de conciencia, de percepción y reacción, somos el origen de ello, todo esto es un proceso de reingeniería en nuestro sistema de creencias que tomara una generación.




Estos movimientos y partidos, solo buscan hacer mensajes que recordemos, fuera de todo contenido, solo son puras estrategias como si fuera un producto a vender. No son concretos, porque no saben o no pueden o no les conviene, al parecer todo vale, les parece, ofertas que no corresponden a una asamblea constituyente, lo único que tenemos es una ensalada de números y expresiones, hablan de usar estrategias inteligentes, a la final a todo esto esta súper confuso. Manipulan con el uso del control mental, nuestros pensamientos, sentimientos y emociones.

EL CREADOR DE LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE DEL ECUADOR POR INTERNET http://somosdemocracia.org/revel/

Este individuo, es de una mentalidad similar a ser un visionario futurista como Julio Verne en una época inentendible, es un pensador creativo, pero igual está accionando en una época de transición, buscando elevar la conciencia de una humanidad deshumanizada, él no está de candidato formal a asambleísta, pero ya es el primer asambleísta constituyente del Ecuador por internet, ha investigado más de 20 años para preparar entre otros proyectos, las 7 propuestas de cambios estructurales y constitucionales, no solo para el Ecuador sino para todo el planeta, busca crear la Federación del Mundo y las Ciudades Hogar, ante un eventual desenlace del calentamiento global, crear nuevos sistemas sociales, económicos, políticos, filosóficos, psicológicos y sexuales, bajo las leyes del balance o de la creación para encauzar el rumbo de un planeta que se ha perdido en el desbalance, como dice no es necesario estar dentro, para poder participar y dar un empujón para ayudar, impulsar, asesorar, facilitar a esos cambios, hacia los que la humanidad llegará tarde o temprano o asistirá a su propia autodestrucción, como una humanidad deshumanizada(anticristos), que destruyen no solo la vida existente, sino la suya propia, en un planeta semilla, que es el generador de espíritu nuevo.

clever sanchez La Web Resultados 1 - 10 de aproximadamente 626.000 de clever sanchez. (0,14 segundos)

phoenix movement La Web Resultados 1 - 10 de aproximadamente 2.560.000 de phoenix movement. (0,43 segundos)

movimiento fénix La Web Resultados 1 - 10 de aproximadamente 417.000 de movimiento fenix. (0,18 segundos)

ESTE DOCUMENTO ES UN BORRADOR QUE ESTA SIENDO PULIDO TODAVIA.