sábado, 15 de septiembre de 2007

ESU JESUS IMMANUEL SANANDA MANIFIESTA QUE NUESTRAS RELIGIONES ESTAN FUNDAMENTADAS EN LA MENTIRA Y LA FALSEDAD, SERA QUE ENLIL ESTA ATRAS DE TODO ESTO, QUE ACUSA DE SATANAS A ENKI, Y PONDRE ENEMISTAD ENTRE TU Y LA SERPIENTE.....!!!!!

"CON MI MANO YO BENDIGO ESTOS ESCRITOS

Y SOBRE LA VERDAD PONGO

MI SELLO.

 

EL NOMBRE JUDAS ISCARIOTH ESTARÁ

DE AQUÍ EN ADELANTE EN EL BRILLO

DE LA VERDAD

 

JUDAS ISCARIOTH NO ME TRAICIONÓ.

FUE MI MÁS QUERIDO AMIGO DURANTE

TODA MI JORNADA DE VIDA"

 

JUDA IHARIOTH FUE QUIEN EJECUTO EL HORRIBLE ACTO DE TRAICION.

EL HIJO DEL FARISEO SIMEON IHARIOTH.

 

YO SOY ESU JESUS EMMANUEL SANANDA.

 

Fanáticos de cultos  religiosos y otros individuos extraviados clamarán "muerte" y usarán todos los medios a su disposición para combatir la existencia de estos textos, y pelearán contra quienes difundan está información. Pero como ustedes saben, así ha sido durante todo el tiempo, sin vacilaciones para matar o difamar a cualquiera en protección de las mismas mentiras y para controlar a los otros humanos. Esa es la manera en la que ha sido en su ubicación. Y que decir de la "Inquisición" "Cristiana" (esto, ordenado por la Silla Santa del Vaticano) para que se den cuenta, por ejemplo, de cómo procede el "Santo Oficio" o "la Silla Santa de Roma", y el Papa para construir el falso culto religioso del "Mundo Cristiano", o para salvarlo. Por órdenes de la "Silla Santa", en Europa los asesinatos registrados por la misma "Silla Santa" totalizan más de nueve millones tan sólo  en el tiempo de la "Inquisición". El número de asesinatos no registrados (por los mismos registros de la Tierra en sus bibliotecas históricas) se especula ser de otros nueve millones. ¿Llegaron ustedes a imaginar que quizás el mayor "anti-Cristo" en su ubicación pudieran ser los "Cristianos"? ¿Los Alemanes del holocausto palidecen ante la comparación, no es así?  ¿Sería extraño que los registros que vayan a ser colocados dentro de sus Libros Sagrados fueran muy cuidadosamente convertidos en mentiras para apoyar a quienes están en el poder? Uno de mis queridos amigos y seguidores han sido de esa misma manera registrado incorrectamente y su propia verdad hecha pedazos y hurtada –hermanos, ellos han regresado, para darle sus correctas dimensiones.

Esta traducción prueba sin lugar a dudas que las falsas enseñanzas de las doctrinas de los cultos religiosos carecen totalmente de verdad y que ellas son irresponsables maquinaciones de criaturas sin escrúpulos quienes fueron parcialmente contratados por la "Silla Santa", o quizás fueron IGNORANTES y cuando las agrupaciones religiosas se dispersaron debido a las falsas enseñanzas y a la persecución, no tenían una verdad sobre la cual basar lo actual. En este escrito no voy a detenerme mucho en ningún gran detalle en lo que se llama el "Viejo Testamento" porque su verdad de la "historia más reciente" es la que más críticamente los afecta en este ciclo de transición y revelación. Nosotros hablaremos de LA CREACIÓN y de cosas de esa naturaleza en otro escrito.

 

Esos estuvieron, en mi nombre, sin idea ni escrúpulos, a través de miles de años y derramaron sangre humana por medio del asesinato de personas que se contaron por millones. ¿ES ESA LA JUSTICIA DE UN DIOS JUSTO? LO VEREMOS.

Peor, no obstante, es el portentoso poder de culto religioso que los sucesores de esos asesinos e inescrupulosas criaturas crearon a través de los siglos y milenios el cual es capaz de gobernar el mundo entero. En el curso del milenio pasado, el culto brutalmente peleó en su ruta por medio de sangre y crueldad contra los más influyentes poderes de la Tierra los cuales se inclinan ante tal bestialidad y tiranía –¡AÚN LOS LIDERES QUE NO TIENEN FE! A ELLOS SE LES PIDE QUE INTERCEDAN EN BENEFICIO DE OTROS –A LOS LIDERES QUE RECHAZAN LA CRISTIANDAD –¿NO LES DICE ESO LA VERDAD?

 

Esa es la más putrefacta tapadera del poder más influyente en el nombre de un falso y mentiroso AMOR el cual, literalmente hablando, camina en cuerpos muertos sin ideas o remordimiento, carente de conciencia.

 

Respaldado por falsas enseñanzas y conceptos alterados del "NUEVO TESTAMENTO", la religión de culto Cristiano se maneja a si mismas dentro de la política de todos los países. Ni siquiera evitan entrar a lo más intimo de la vida familiar de la gente –incluso dentro de la cama de las parejas casadas en orden de atacar el último y más privado secreto del hombre, para derribarlo en la asquerosidad del culto religioso de llamada "iglesia", y destruir de esa manera poco o todo lo humano, de valor personal.

 

Finalmente el tiempo está próximo, hermanos, para que esas sucias y repulsivas operaciones puedan ser terminadas cuando el hombre sea suficientemente razonable, despierte sus sentidos, reforme su pensamiento, y  se dedique a sí mismo a la enseñanzas reales que yo brinde hace dos mil años a un todavía más enfermo mundo. Aunque toda esa gente se aferra obstinadamente a la engañosa locura de los cultos religiosos y son en consecuencia incapaces de pensar normalmente, con algún sentido de razón, por lo que al oponerse abiertamente y protestar contra ello, sus batallas de locura serán en vano, ya que la verdad será más fuerte que toda demencia de los cultos religiosos y que toda lujuriosa mentira, a pesar de que esas mentiras hayan estado presentes por milenios, hasta este tiempo. Ahora esa mentira será descubierta y derrumbada a  pesar de que la mentira y todos sus partidarios y defensores protesten contra eso con sus poderes y recursos. La Verdad finalmente triunfará no obstante que la victoria se obtenga a un precio muy alto como está escrito en el texto, el cual dice que la verdad convocará una catástrofe mundial. Pero, la verdad se necesita y no puede por consiguiente mantenerse callada. Una catástrofe se considera entendible si uno considera que los cultos religiosos se han vuelto excesivamente poderosos, y por tal poder ellos han tenido hasta el momento capacidad de suprimir todas la verdades que se han dirigido contra ellos por medio de todo tipo de asesinatos (tal y como lo hicieron contra éste, exitosamente –recuerden, sin embargo, ustedes ahora trabajan para o contra Dios y éste ha sido resucitado en tres ocasiones). Las Fuerzas de la maldad están ahora trabajando en MI contra y YO PREVALECERÉ PORQUE YO SOY UNO CON DIOS Y HE VENIDO A RECLAMAR LO QUE ES DE MI PADRE. ¡YO POR ESTE MEDIO, NUEVAMENTE, SE LO INFORMO A LAS FUERZAS OPOSITORAS! YO HE REGRESADO EN MI HERENCIA PLENA Y USTEDES  NO PREVALECERÁN, MI GENTE SERÁ PUESTA EN LIBERTAD Y USTEDES DE SATÁN Y LOS OPRESORES SERÁN VERTIDOS EN EL VACÍO INFINITO. QUE ASÍ SEA PORQUE DE ESA MANERA LO HE DICHO Y ASÍ ESTÁ ESCRITO; ASÍ SUCEDERÁ EN ESTA, SU GENERACIÓN EN SU CONTEO DEL TIEMPO –CERCA.

 

A PARTIR DE TODO ESTO EL HOMBRE DE LA TIERRA FINALMENTE DISTINGUIRÁ LO QUE ES LA VERDAD Y RECONOCERÁ LA MENTIRA PERPETRADA CONTRA SU PROPIA ALMA DE VIDA. ES SÓLO POR MEDIO DE LA VERDAD QUE EL SER HUMANO PUEDE MANTENER SU FUERZA Y PODER POR ENCIMA DEL HOMBRE QUE LO ESCLAVIZA EN CADA CONSIDERACIÓN.

 

QUE SEA INFORMADO AQUÍ, A TODOS AQUELLOS DE USTEDES QUE CREEN QUE ESTÁN SEGUROS Y QUE SERÁN "SEPARADOS DE"  USTEDES ESTÁN CONTRA MI O CONMIGO. SI USTEDES SON LOS "SEPARADOS DE" ENTONCES USTEDES SON UNA HERRAMIENTA MORTAL USADA POR LAS FUERZAS OSCURAS.

 

Espero que haya quedado claro que también están amenazados los creyentes casuales y los seguidores de las enseñanzas verdaderas de MI MISMO, EMMANUEL (JESUCRISTO, ISA, IISA, EISA, JMMANUEL, SANANDA, etcétera).

A pesar de todo, estos que son escribas están puestos en doble riesgo y sobrexpuestos por dos factores. Estos son además los contactos directos entre la Tierra y las formas del conocimiento extra-terrestres, y las muy altas formas del espíritu de niveles superiores quienes transmiten a ellos verdades totales inalteradas, directamente, de la boca al oído. LAS MENTIRAS SERÁN DESCUBIERTAS Y LLEVADAS A LA LUZ PARA QUE LAS MASAS DE GENTE PUEDAN SER TESTIGOS DE LA VERDAD PORQUE LA PRUEBA ACOMPAÑARÁ LOS MENSAJES Y ESO EMPEZARÁ EN MAYOR MEDIDA EN SU MUY CERCANO FUTURO, DE SUS SEGMENTOS DE TIEMPO.

 

SUS RELIGIONES ACTUALES ESTAN FUNDAMENTADAS EN LA MENTIRA Y LA  FALSEDAD.

http://www.conoze.com/index.php?accion=contenido&doc=1434

Judaismo

La religión judía tal como se vive actualmente es practicada por un amplio conjunto de grupos y corrientes que suelen tener en común la veneración de la Torah y de la Tradición rabínica, así como la institución de la Sinagoga, que después de la destrucción del segundo Templo en el año 70 d.C., encierra para el Judaísmo una importancia excepcional.

La Torah, contenida en la Biblia, se concibe generalmente como una realidad normativa que es eterna y trascendente, como el Dios que la ha dispuesto. El Judaísmo tradicional respeta y cumple también la Tradición que, mediante el Talmud y la Mishna principalmente, interpreta y desarrolla la Torah. Esta Tradición tiene carácter normativo y prescribe un gran número de preceptos que todo judío devoto se considera obligado a observar.

La Sinagoga nace en los siglos anteriores al Cristianismo, con un fin pedagógico y para reflejar los cultos rituales del Templo de Jerusalén en beneficio de quienes no podían peregrinar a la Ciudad Santa. En el Judaísmo de la diáspora antigua y moderna, la Sinagoga cumple esencialmente tres funciones: es casa de reunión (Bet Knesset), casa de oración (Bet Tefillah), y casa de estudio (Bet Midrash). La Sinagoga ha tenido y tiene gran significado como instrumento eficaz para mantener separado al fiel judío del mundo secular y potenciar su sentido de identidad étnica y religiosa.

El Judaísmo rabínico tradicional tiende a regular la acción más estrictamente de lo que regula las expresiones doctrinales del pensamiento, pero hay unos dogmas cuya profesión permite ser miembro de la comunidad. La Torah y Tradición contienen, en efecto, doctrinas fundamentales que todo judío debe aceptar. Se cuentan entre ellas la trascendencia de Dios, la actividad divina creadora, la providencia, el juicio, la libertad humana, la elección de Israel, la venida escatológica del Mesías, la resurrección de los muertos y el mundo futuro.

Este judaísmo de carácter tradicional convive desde el medioevo con corrientes esotéricas de carácter místico que se expresan en la Cábala. Este misticismo, que pervive en nuestros días, trata de determinar la relación entre la divinidad absolutamente trascendente (En sof) y la creación, y ha dado lugar a exuberantes especulaciones basadas muchas de ellas en el simbolismo presuntamente bíblico de los números.

El Judaísmo experimenta intentos de secularización, con pérdida de sustancia religiosa, en el Iluminismo y la Ilustración dc1 siglo XVIII. El deseo de algunos intelectuales judíos centroeuropeos -corno Moses Mendelsohn (1729-1786)- de acercar o asimilar la cultura judía a las corrientes imperantes, introducen en la religión judía elementos críticos y racionalistas, que contrastan con el Judaísmo tradicional. Los judíos ilustrados colocan en segundo término la fe profética y el papel mesiánico de Israel, y acentúan más bien una visión del pueblo judío como vanguardia del progreso espiritual y moral de la humanidad.

Una corriente de gran importancia religiosa es la representada por el Casidismo, nacido en Europa oriental en el siglo XIX. Se trata de una reacción contra la ortodoxia rabínica. El Casidismo prefiere la piedad y el carisma contra la erudición religiosa y la práctica convencional de la Torah, e igual que el Rabinismo, se opone a las tendencias ilustradas.

Los primeros decenios del siglo XX presencian un cierto resurgimiento religioso y espiritual del Judaísmo europeo, con figuras de gran importancia como Martin Buber (1878-1965) y Franz Rosenzweig (1886-1929).

Mención aparte merece el Judaísmo norteamericano, que de orígenes modestos, desde que en 1654 se fundara en New Amsterdam la primera comunidad judía americana, ha llegado a ser en la actualidad una fuerza de gran influencia socio-política, cultural y económica. Los judíos de Estados Unidos eran 230.000 en 1880, 400.000 en 1888, 950.000 en 1897, y 3.000.000 en 1914. Durante los años veinte y treinta del siglo que ahora termina, la población judía creció en un 40%, y se dobló el número de sinagogas: de 1901 en 1916 a 3800 en 1937.

El Judaísmo norteamericano se caracteriza por la existencia de tres corrientes principales: ortodoxa, reformada y conservadora. Según datos de 1995, hay en las ciudades importantes del país unas 50 sinagogas ortodoxas, 60 conservadoras, y 140 reformadas [Cfr Kerry Olitzky, The American Synagogue, Westport, 1996].

El Judaísmo reformado nace en el siglo XIX con el deseo de adaptar la práctica religiosa a las condiciones cambiantes de la vida social alemana. Los reformadores defienden la idea de una revelación progresiva, y un mantenimiento de las ceremonias litúrgicas que resulten significativas al judío moderno.

El Judaísmo ortodoxo aparece como una reacción frente al anterior. Considera vinculante la totalidad de la Tradición judía, rechaza la crítica moderna de 1a Biblia, y mantiene la doctrina de un Mesías personal. Los servicios religiosos ortodoxos se celebran completamente en hebreo, y hombres y mujeres ocupan lugares diferentes en el templo.

El Judaísmo conservador trata de ser una vía media que combine formas tradicionales de la fe y del culto con algunas concesiones a la vida moderna.

El Judaísmo se ha comprendido y se comprende a sí mismo como una unidad que se expresa en una comunidad étnica y religiosa. Excluye expresamente la posibilidad de conciliar la pertenencia al pueblo hebreo y la pertenencia a otra religión. La persecución sufrida por los judíos durante el tercer Reich ha apagado en el Judaísmo las corrientes de tipo optimista y desde luego asimilacionista hacia la cultura ambiente. Domina actualmente un monoteísmo débil y un fuerte acento en la libertad y responsabilidad humanas. Se ha agrandado la conciencia de una historia común.

El Cristianismo conserva una especial relación con el Judaísmo, que contiene sus promesas y su preparación, lejana e inmediata en la historia de la salvación. El Magisterio de la Iglesia ha dedicado reflexiones significativas al pueblo hebreo, especialmente en la Declaración Nostrae aetate del Concilio Vaticano II, y más recientemente en el documento papal Nosotros recordamos. Una reflexión sobre la Shoah, publicado en marzo de 1998.

 

http://www.conoze.com/doc.php?doc=1446

Los judíos, «hermanos mayores» de los cristianos

Hebraísmo y judaísmo son sinónimos. Hebreo y judío se dice de las personas; hebraico y judaico, de las cosas; israelí de las personas y de las cosas. Sin embargo, caben matizaciones. Después de la muerte de Salomón su reino se divide en dos, el del norte o Israel nombre puesto a Jacob por el ángel- y el del sur o Judea, con capital en Jerusalén. Los israelitas fueron deportados por los asirios (722 a.C.), perdiendo su entidad para siempre. A partir de ese año, hebreos son sólo los del reino de Judea. Así pues, Abrahán, Isaac, Jacob, etc. fueron hebreos y no judíos. David, Jesucristo, etc., hebreos y judíos. Por esto prevalece el empleo de hebreo y hebraísmo.

Es acertada, pues, la definición que Alfonso X daba en las Partidas: "Judío es dicho aquel que cree et tiene la ley de Moisén, segunt que suena la letra de ella, et que se circuncida et façe las otras cosas que manda esa su ley. Et tomó este nombre del tribu de Judas, que fue más noble et más esforzado que todos los demás tribus".

Las antiguas religiones de los griegos, egipcios, sumerios, hititas, etc., y en otro ámbito el sintoísmo japonés o los incas y mayas de América, tienen unas características que permiten agruparlas en lo que se ha denominado religiones celestes y étnico-políticas. Sus deidades habitan en el cielo y sus teofanías (manifestaciones) aparecen asociadas a fenómenos atmosféricos, como rayos, relámpagos o truenos. La salvación que propugnan es la del grupo étnico, quedando marginada la salvación del individuo. Recalcan la división entre lo divino y humano; entre los inmortales y los mortales; entre lo celeste y lo terreno. A los dioses se les teme. La trascendencia de los dioses hace infinita la distancia entre ellos y los hombres.

Aunque estos rasgos pueden ser comunes a muchas religiones, el yahvaísmo tiene unos rasgos que lo hacen absolutamente singular. El primero es el monoteísmo, lo que plantea un misterio. Todos los pueblos circundantes de los hebreos eran politeístas. El monoteísmo israelita es una isla que, aunque a veces recibió influencias politeístas, nunca sucumbió por completo a ellas.

Otro rasgo diferenciador es la condición ética de Yahvé. Los dioses antiguos eran amorales: adúlteros, roban, se engañan... Son más capaces que los hombres en todo, incluso en su posibilidad de pecar. Yahvé, sin embargo, es el Santo, Santo, Santo, que es el modo hebreo de formar el superlativo: es el santísimo, el moralmente bueno por antonomasia. Y, como creador, hace todas las cosas buenas, hasta que el hombre introduce el mal por medio del pecado original.

Lógicamente, su santidad no se queda en sí mismo, debe reflejarse en sus adoradores: Sed santos, porque yo, Yahvé, soy santo (Lev. 19, 2). La ética judía recoge la ley natural, reflejada en el Decálogo. Incluye el amor al prójimo israelita como a uno mismo. Incluso la ley del talión ojo por ojo y diente por diente es un mandato que impide el exceso en la venganza, que en otros pueblos exigía la aniquilación del enemigo, sus familias y todos sus bienes.

En tercer lugar, la actividad de los dioses celestes tiende a convertirse en ocio, una vez terminada su cosmogonía. Yahvé, sin embargo, está siempre presente y actuando; sobre todo en la historia de su pueblo Israel. Lo hace de un modo directo, convirtiéndola en la historia de la salvación en esta vida y en la otra.

Otro rasgo característico del hebraísmo es la creación. Dios lo hace todo por su sola voluntad. Dios llama a la nada y hace aparecer así el ser.

Religión revelada

En las otras religiones étnico-políticas es normal que se desconozca su fundador, pues actúa en la pre-historia de cada pueblo. En el caso del hebraísmo sabemos el origen del yahvismo: Abrahán (s. XIX-XVIII a.C.). También sabemos que su principal conformador es Moisés (XII a.C.).

Pero lo verdaderamente singular es que es Yahvé mismo quien se revela al hombre. Es Dios quien sale al encuentro del ser humano y no éste el que de modo atávico intenta buscar a la divinidad y, con ella, la respuesta a las preguntas fundamentales: quién soy, de dónde vengo... Y esta revelación de Yahvé no es una emanación de índole panteísta (hinduísmo), ni una experiencia de tipo chamánico (Mahoma), ni fruto de una vivencia religiosa (Buda). Se trata del conocimiento experimental de una relación especialísima con El que es (Yahvé), que se aparece a Moisés y le revela el núcleo doctrinal y moral del hebraísmo.

La esperanza mesiánica

El pueblo judío está marcado ciertamente por la esperanza en el Mesías. Pero en el momento mismo de su constitución como pueblo y como religión ya aparece la esperanza: la esperanza en «la tierra que te mostraré». «Y Yo haré de ti una gran nación», como le dice Dios a Abrahán. Al salir de Egipto caminan cuarenta años por el desierto, movidos por la esperanza de la tierra prometida. Y después de la diáspora que comienza el 70 d.C. con la destrucción del Templo y de Jerusalén han seguido esperando regresar a su tierra.

Teología e instituciones

El judaísmo ha sido, ante todo, una religión; y, en segundo término, una cultura y una forma integral de vida.

El hermético aislacionismo que vivió el pueblo hebreo por razones fundamentalmente religiosas y de preservación del pueblo de Dios, tenía que conjugarse en la Diáspora con la forzada convivencia con los ciudadanos de los países donde vivían. Lo hacían en barrios exclusivos, naciendo así las juderías, que recibieron distintos nombres: qahal en hebreo; aljama, derivado del árabe alyamaa, en España; mel-lak en Marruecos y el ghetto, de origen quizá italiano y que se extendió por Centroeuropa. En general, eran recintos, a veces hasta amurallados, de calles angostas y casas apiñadas. En ocasiones, la obligación de vivir en la judería era impuesta por los gobiernos. Otras veces eran los mismos judíos quienes preferían vivir así unidos, por su propia conveniencia y hasta por razones defensivas, ante los asaltos y saqueos. Así, por ejemplo, en Alejandría vivían en dos barrios espléndidos en la época helenística. También Jaime I, al conquistar Valencia, ofreció a los judíos un barrio especial, en agradecimiento por su colaboración financiera.

La sinagoga

La primera sinagoga data del exilio a Babilonia (586 a.C.). Los judíos se vieron obligados a prescindir del desaparecido culto basado en los sacrificios animales, quedando la oración como única expresión del servicio divino. «Ofrendaremos, en lugar de toros, el sacrificio de nuestros labios» (Os. 14, 3). Durante la diáspora, la sinagoga sustituyó al Tabernáculo del desierto y al Templo de Jerusalén y en cada ciudad es el centro de la vida religiosa y cultural de los judíos.

El mismo nombre de sinagoga Bet ha-keneset o Casa de la Comunidad, demuestra que es algo más que un lugar destinado a la oración. Todas tienen la misma distribución y están orientadas a Jerusalén. Al fondo, en el muro este y cubierta por una cortina bordada está el Arca Sagrada que contiene el rollo de la Toráh o Pentateuco. Encima del Arca Sagrada brilla constantemente la lámpara, símbolo de la luz eterna de la Toráh. En el centro del recinto está el púlpito desde el cual el oficiante dirige el servicio religioso. Un sector, generalmente una galería, está reservado a las mujeres.

El talmud

Es el código fundamental del judaísmo en la diáspora. Al ser dispersada la nación judía, los rabinos trataron siempre de salvar del naufragio sus valores espirituales. El judaísmo rabínico se basaba en el estudio de la Biblia y en la ley oral consuetudinaria, que tenía un aspecto jurídico-religioso (Hàlakah, andadura), y otro ético y legendario (Agadá o conseja). La trasmisión oral hizo que los primeros peritos se llamaran tannáim, repetidores, y toda la ley admitida recibió el nombre de Misnah, repetición.

La adaptación de la Misnah a las distintas épocas y circunstancias obligó a comentarla, lo que se hizo en arameo y se llamó Gemará. Pues bien, la Misnah con su Gemará recibió el nombre de Talmud o enseñanza. Cuando se termina esa magna obra en el siglo V d.C. aparecen dos versiones: el Talmud de Jerusalén con preponderancia de la Hàlakah y el de Babilonia, con una mayor concesión a la Agadá.

No obstante, la extensión y complejidad del Talmud hizo necesario escribir introducciones, explicar su vocabulario, reducirlo a códigos sistemáticos y, sobre todo, contestar por parte de los peritos en talmudismo a las preguntas y aclaraciones que llegaban de todas partes. También se conservan estas responsa que son un género literario-jurídico peculiar.

Maimónides hizo una obra cumbre, el llamado Código de Maimónides (Misné Toráh) y otro español, José Caro, escribió el Código Rabínico por el que se rigen desde el s. XVI las comunidades judías, sobre todo las sefardíes. La sutileza rabínica, basándose en la Toráh, elaboró una larga y complicada serie de 613 preceptos, de los cuales 248 se llaman positivos, y los restantes, negativos. Maimónides recoge todos al comienzo de su Código.

Teología judáica

Esta minuciosidad en la moral contrasta con la imprecisión y falta de sistematización de su teología. Se ha dicho, con exageración, que el judaísmo era una religión sin dogmas. Maimónides enumera trece artículos de la fe. Son los siguientes: 1º, existencia de Dios; 2º, unidad de Dios; 3º, espiritualidad e incorporeidad de Dios; 4º, eternidad de Dios; 5º, sólo se puede adorar a Dios; 6º, revelación por los profetas; 7º, preeminencia de Moisés sobre los demás profetas; 8º, suprema jerarquía de la Toráh; 9º, la Toráh son las leyes divinas del Sinaí; 10º, omnisciencia de Dios; 11º, Dios retribuirá por los actos buenos y malos; 12º, certeza de la venida del Mesías; 13º, resurrección de los muertos.

Todos estos artículos se pueden resumir en tres, como de hecho se hizo en el s. XV: 1º, creencia en Dios; 2º, divinidad de la Toráh; 3º, justa retribución en la vida futura.

Diferencias doctrinales

Se pueden distinguir tres clases de judíos: ortodoxos, conservadores y liberales o reformistas. Las dos primeras categorías aceptan la creencia en los principios teológicos ya citados. Los conservadores no son tan observantes en cuestiones de ritos o más bien prácticas. El movimiento liberal, originado en Alemania en el siglo XIX, intentó resolver espinosos problemas de la vida ordinaria, pero acabó por vaciar de contenido la teología, hasta el punto que la fe es casi un tema étnico o cultural. De hecho, el reformismo fue para muchos el paso para la conversión al cristianismo, aunque más abandonos fueron causados por el racionalismo, sobre todo en eruditos e intelectuales.

Hebraísmo y cristianismo

El 13 de abril de 1986, Juan Pablo II se convirtió en el primer Papa que entraba en la Sinagoga de Roma. El período de reflexión sobre las relaciones judeo-cristianas iniciado en el Concilio Vaticano II, había dado sus frutos. La Iglesia había condenado el antisemitismo y había declarado que a los judíos no puede imputárseles «ninguna culpa ancestral o colectiva por lo que ocurrió en la Pasión de Cristo». La Iglesia Católica insiste en que la discriminación de los judíos carece de justificación teológica y enseña que son el pueblo elegido «con una llamada irrevocable».

Los dogmas que marcan la máxima separación entre ambas religiones son los de la Santísima Trinidad, con los misterios que del mismo se deducen Encarnación, Eucaristía, etc. y la doctrina relativa al pecado original. En definitiva, los que se deducen de la no aceptación de Jesucristo.

No obstante, como dijo Juan Pablo II en esa histórica visita, "la religión judía no es extrínseca a nosotros, sino que, en cierto sentido, es intrínseca a nuestra religión. Por lo tanto nos une al judaísmo una relación que no tenemos con ninguna otra religión. Sois para nosotros unos hermanos muy queridos, y en cierto modo, podría decirse que sois nuestros hermanos mayores".

Además, el Papa no se limitó a felicitarse porque en tres décadas se hubieran hecho tantos progresos en el entendimiento entre judíos y católicos. Audazmente calificó estos progresos de «prólogo», comienzo de un camino nuevo: su herencia común extraída de la ley y los profetas exige «una colaboración a favor del hombre», en defensa de la dignidad y la vida humana, de la libertad y la paz.

El racismo no es cristiano, no tiene sentido cuando se considera al hombre como hijo de Dios. Pero, además, un católico no puede por menos que sentir un profundo afecto por el pueblo al que pertenecen los dos amores más profundos que tiene: Jesús de Nazareth y su Madre, María.

FIESTAS JUDÍAS

En el judaísmo actual hay fiestas comunitarias e individuales, con profun das raíces culturales. Estas son las principales, recogidas por Manuel Guerra en su Historia de las religiones.

COMUNITARIAS

" DE CARÁCTER ALEGRE (YAMIM TOVIM)

Shabat o sábado: Es el día bendecido por Dios. Tras la celebración en la sinagoga, la fiesta continúa en la familia.

Pesaj o Pascua: El «paso del Señor», memorial de la salida de Egipto. En la noche del 14 de Nisán se celebra la cena pascual.

Shavuot o Pentecostés: Doble vertiente: «agrícola» o de la siega, con ofrenda de las primicias; y conmemoración de la entrega de la Torah.

Sucot o fiesta de los Tabernáculos: Memorial de los cuarenta años de travesía del desierto.

" DÍAS AUSTEROS (YAMIM NORAIM)

Rosh Ha-shaná o Año Nuevo: En otoño. Se celebra la creación del mundo. Examen de conciencia y arrepentimiento.

Yom Kippur: Celebra la purificación, la reconciliación con Dios y el prójimo. Ayuno absoluto.

Fiestas más modernas: Yom Haatzmaut, día de la independencia de Israel; Yom Hashoá, día del exterminio, recuerdo a las víctimas del Holocausto.

INDIVIDUALES

Brit Milá o «pacto de la circuncisión»: Ocho días después del nacimiento, se circuncida a los niños y se les impone el nombre.

Bar Mitzvah o «hijo del Mandamien to»: Al cumplir 13 años, el niño adquiere la mayoría de edad religiosa.

Kidushin o rito del matrimonio: Presidido por el rabino. Se lee el contrato matrimonial y las siete bendiciones.

Fallecimiento y duelo. Al enfermo grave se le ayuda a recitar el vidui o confesión de los pecados y manifestación de fe en la vida futura, que termina con el Shemá («escucha») Israel. J.Mª.N.

COMUNIDADES JUDÍAS MÁS GRANDES DEL MUNDO

Estados Unidos

5.600.000

Israel

4.700.000

Francia

600.000

Rusia

450.000

Canadá

360.000

Ucrania

310.000

Gran Bretaña

300.000

Argentina

230.000

Brasil

130.000

Australia

95.000

Sudáfrica

92.000

SEFARDITAS, ASHKENAZIS Y OTROS GRUPOS

Los sefardíes y los ashkenazis son las principales comunidades en que se dividen los judíos en la actualidad.

ASHKENAZIS. En la fundación del moderno Estado de Israel participaron mayoritariamente los ashkenazis, procedentes de Centroeuropa y Rusia, y también Estados Unidos, Australia y Sudáfrica. Se convirtieron en la élite, y además, mayoritaria, aunque hoy han perdido su predominio numérico. El término «ashkenazi» proviene del nombre dado en la Edad Media a los judíos del norte de Francia y Alemania. Más tarde englobó a todos los judíos de origen europeo, cuyo lenguaje era el yiddish.

Mientras los pioneros ashkenazis tenían una ideología socialista laica, hoy muchos de ellos son religiosos, incluso algunos, ultra-ortodoxos.

SEFARDITAS. Los más numerosos en Israel han pasado a ser los sefarditas, que constituyen el 60 por ciento de la población, según datos de 1990. Son el 25% del judaísmo mundial.

El término «sefardita» procede de «Sefarad», como llamaban a España los ju díos españoles en su idioma, el ladino. La expresión de «sefardita», incluye también hoy a los que proceden del Norte de África (Marruecos, Túnez) o Medio Oriente (Yemen, Siria).

En el ámbito religioso, ha alcanzado gran influencia un partido ultra-ortodoxo sefardí, el Shas (de judíos procedentes de Marruecos).

OTROS GRUPOS. Otras comunidades minoritarias son las de los judíos indios (de India, donde su presencia se remonta a antes de la revuelta asmonea); los kurdos de Irak; los judíos «bukharan» de Asia Central; y los judíos etíopes, unos 23.000 de los cuales viven hoy en Israel, y que se consideran descendientes del rey Salomón y la Reina de Saba.

 

http://www.conoze.com/doc.php?doc=3705

Explicando a los judíos

Serie de artículos de Dennis Prager, intelectual y comunicador judío. Interesante explicación desde el propio punto de vista judío, tanto a propios judíos como a cristianos.

Aunque su conocimiento del cristianismo está sesgado a la teología de los evangélicos del "Cinturón de la Biblia" de USA, y aunque alguna de sus apreciaciones no son católicamente exactas, es sugerente saber cómo somos vistos los cristianos desde fuera

Los temas que trataré incluirán:

  • ¿Por qué la mayoría de los judíos son de izquierda o centro?.
  • ¿Son los judíos una nación, una raza, una etnia?.
  • ¿Por qué son tan odiados?.
  • ¿Qué es el Sionismo?. ¿Es el antisionismo una forma de antisemitiesmo?.
  • ¿Son ciertos los esterotipos acerca de los judíos?.
  • ¿Por qué la mayoría de los judíos son irreligiosos?. Y cómo es posible que haya un judío secular si no existe un cristiano secular.
  • ¿Por qué los judíos se oponen a los matrimonios con personas de otras creencias?.
  • ¿Creen los judíos en la otra vida?.
  • ¿Por qué los judíos no son proselitistas?.
  • ¿Es la doctrina del "Pueblo Elegido" racista?.
  • ¿Cómo ven los judíos a los cristianos?.
  • ¿Controlan judíos Hollywood?
  • ¿Por qué los judíos rehuyen a los "Judíos por Jesús"?.

 

http://www.conoze.com/doc.php?doc=3706

Qué es un judío (I)

Hace años, en un vuelo a Louisville, Kentucky, la mujer que estaba sentada a mi lado me preguntó sobre los motivos del viaje de Los Ángeles a Louisville.

- "Voy a dar una conferencia", le contesté.

- "¿A quién?", preguntó la atractiva mujer de mediana edad.

- "A la comunidad judía", le respondí.

Entonces nos metimos en una discusión acerca de los judíos, en la que se hizo patente su creencia en la gran influencia que esgrimían en la sociedad. Así que le trasladé una simple pregunta:

- "Hay casi 300 millones de americano, ¿cuántos de ellos piensa que son judíos?".

- "Cincuenta millones", contestó.

Cuando le dije que sólo había seis millones de judíos en América, se quedó pensativa un momento y dijo "Hum..., pues todos deben vivir en Kentucky."

El amor o el odio, el respeto o el aborrecimiento - y la mayoría de la gente tiene alguno de esos sentimientos-que se profesa a todos los grupos del mundo, ninguno recibe tanta atención como los judíos, sobre todo el odio. Y esto ha sido así durante miles de años.

A pesar de toda su fama y notoriedad, los judíos son poco conocidos. De hecho, se puede decir que aquellos que no conocen a los judíos se distribuyen en dos grupos: judíos y no judíos.

Creo que después de toda una vida inmersa en el judaísmo - lo que implica una participación en casi todos los aspectos tanto religiosos (Reformado, Conservador y Ortodoxo) como seculares (federaciones judías, Israel y activismo soviético-judío) - y después de 25 años hablando con personas de todo tipo en la radio y en conferencias, me siento preparado para la terrorífica pero significativa tarea de explicar a "los judíos".

Esta primera columna del año estrena una serie que titularé "Explicando a los Judíos". El pasado año, dediqué 25 de las 50 columnas semanales a "La defensas de los valores judeo-cristianos", y me gustó la experiencia de explorar en profundidad un tema en medio de los asuntos inmediatos del día.

Los temas que trataré incluirán:

  • ¿Por qué la mayoría de los judíos son de izquierda o centro?.
  • ¿Son los judíos una nación, una raza, una etnia?.
  • ¿Por qué son tan odiados?.
  • ¿Qué es el Sionismo?. ¿Es el antisionismo una forma de antisemitismo?.
  • ¿Son ciertos los estereotipos acerca de los judíos?.
  • ¿Por qué la mayoría de los judíos son irreligiosos?. Y cómo es posible que haya un judío secular si no existe un cristiano secular.
  • ¿Por qué los judíos se oponen a los matrimonios con personas de otras creencias?.
  • ¿Creen los judíos en la otra vida?.
  • ¿Por qué los judíos no son proselitistas?.
  • ¿Es la doctrina del "Pueblo Elegido" racista?.
  • ¿Cómo ven los judíos a los cristianos?.
  • ¿Controlan judíos Hollywood?
  • ¿Por qué los judíos rehuyen a los "Judíos por Jesús"?.

Y por supuesto, cualquier pregunta adicional que los lectores sugieran.

Empecemos con la pregunta más básica: los judíos son ¿una religión, una etnia, un pueblo, una nación o una cultura?.

La respuesta más correcta es: todas ellas. Eso confunde tanto a judíos como no judíos por que no hay otro grupo en la actualidad que pueda encuadrarse en todas las categorías.

Los cristianos, por ejemplo, constituyen una religión, pero no una nación. Uno es cristiano en virtud de la afirmación de una fe. Para ser cristiano se ha de creer en una doctrina cristiana [NdT].

Por otro lado, los Americanos son una nación, no una religión, y existen americanos de cada religión o de ninguna. Como de otra nación, uno nace estadounidense por tener un padre(s) estadounidense. No hace falta ninguna aceptación de fe americana. Es más, se puede ser estadounidense sin tener los valores americanos o no querer a su país.

Los judíos son judíos por las dos modos anteriores. Se puede llegar a ser judío únicamente por la aceptación de la religión judía (así como uno puede llegar a ser cristiano aceptando las verdades cristianas) o únicamente por que se ha nacido judío (originalmente el padre, la mayor parte de la h historia judía la madre, y hoy en el Judaísmo Reformado el padre o la madre)

Por eso puede haber judíos ateos o judíos seculares - del mismo modo en el que hay americanos seculares, aunque los valores del país sean judeocristianos. Por

Por eso puede haber ateo y judíos seculares - así como puede haber ateo y Americanos seculares aunque los valores del país sean judeocristianos. Pero eso es también por qué cualquier persona en el mundo, ningún asunto lo que compite, etnia ni religión que sus padres son, pueden llegar a ser un miembro de las personas judías por la conversión religiosa.

Eso es también por qué puede haber auto-odiar a judíos - personas nacidas judías que dedican su vive a dañar a las personas judías - porque nadie nacido un judío puede ser leído fuera de las personas judías. Es probablemente una cosa buena. Pero no siempre. Cuando veremos.

NOTAS

[NdT]: Dennis Prager, no conoce en profundidad la implicaciones del Bautismo, reduce su concepción del cristianísimo a la de los evangélicos del cinturón bíblico de USA.