viernes, 27 de julio de 2007

COMO FUNCIONA TU PERSONALIDAD Y SUS CARACTERISTICAS...!!!!!!!!!!

Si por el ADN, tienes el color de ojos, el tipo de cejas y todos los rasgos físicos, también lo es con relación a tu personalidad y otros aspectos intangibles, he aquí podrás leerte en cada uno de los capítulos correspondientes a los rasgos o estilos de personalidad que a través de la investigación científica, se ha logrado en forma colectiva reunir, espero sea de grande ayuda, para que puedas conocerte a ti mismo, ya que por esta razón, es que todos los males han tomado relieve sobre la humanidad, alcanzando limites de intolerancia, odio y amargura, bien podemos decir, que la humanidad está perdida de sí misma.

a continuación en el siguiente mensaje, encontraras, de manera gratuita, TODAS las descripciones y sus características de cada uno de los estilos de personalidad que tu manejas a diario y a cada instante de tu vida y como es que funcionas en interrelación con los demás, el porqué de tus propias y ajenas contradicciones.

Si deseas, el proceso de información más completa y personalizada, es necesario que me escribas (Dr. Clever Sánchez, Psicólogo, revel@xsusnet.net)  y así poder interactuar, para con el respectivo test hacerte la prueba, para que tu sepas, quien eres en realidad, con respecto a tu personalidad y tus estilos, que expresas a diario, obviamente esto tiene un costo y se puede realizar la transacción PAGO POR SERVICIOS a través de paypal.

 

LINK> BIENVENIDOS A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE POR INTERNET PARA LA NUEVA ESTRUCTURACIÓN Y CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA DEL ECUADOR 

Atentamente,

 

Dr. Clever Sánchez

REV EL C, el REVelador de EL y la Creación.

YO SOY AHKNATON REV EL C  999.

PRESIDENTE y CEO del MOVIMIENTO MUNDIAL FÉNIX de la FEDERACIÓN del MUNDO.

Embajador de la Era de la Luz y de la Segunda Venida de Cristo al Mundo.

ASAMBLEÍSTA POR INTERNET, PARA LA REESTRUCTURACIÓN DE LA REPÚBLICA DEL ECUADOR.
LA FEDERACIÓN DEL MUNDO.
EL MOVIMIENTO MUNDIAL FENIX.
EL MOVIMIENTO EXTRATERRESTRE

EL MOVIMIENTO FÉNIX DEL ECUADOR.

FUNDAMENTOS PARA UNA NUEVA CONSTITUCION

QUE SIRVA AL ECUADOR Y A TODOS LOS PAISES DEL MUNDO.

 


LINK> BIENVENIDOS A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE POR INTERNET PARA LA NUEVA ESTRUCTURACION Y CONSTITUCION DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR

 

 

LOS ESTILOS DE PERSONALIDAD

Y SUS CARACTERISTICAS.

1. EL TIPO VIGILANTE.

«EL SUPERVIVlENTE»

2. EL TIPO SOLITARIO.

«SIEMPRE SOLO»

3. EL TIPO IDIOSINCRASICO.

«EL DISTINTO«

4. EL TIPO AUDAZ.

«EL DESAFIANTE»

5. EL TIPO VIVAZ.

«FUEGO Y HIELO»

6. EL TIPO TEATRAL.

«EL ALMA DE LA FIESTA»

7. EL TIPO SEGURO DE SI MISMO.

«CONDICIONES DE ESTRELLA»

8. EL TIPO SENSIBLE.

«EL HOGAREÑO»

9. EL TIPO FIEL.

«EL BUEN CÓNYUGE»

10. EL TIPO CONCIENZUDO.

-LO CORRECTO-

11. EL TIPO COMODO.

«Quiero tener la libertad de ser yo mismo».

12. EL TIPO AGRESIVO.

«EL MANDAMÁS»

13. EL TIPO SACRIFICADO.

«EL ALTRUISTA»

 

 

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

 

1. EL TIPO VIGILANTE.

«EL SUPERVIVlENTE»

Nada se les escapa a los hombres y mujeres que tienen el tipo de personalidad vigilante. Poseen una captación excepcional del ambiente en que se desenvuelven. Bien podrían ser llamados «los que siempre logran sobrevivir». Sus antenas sensoriales, con las que controlan constantemente a las personas las situaciones que los rodean, les informan en el acto de cuándo hay algo torcido, fuera de lugar, disonante o peligroso, sobre todo en su trato con otras personas. Tienen un oído especial y advierten de inmediato los mensajes confusos, las motivaciones ocultas, las evasiones y las más mínimas distorsiones de la verdad que engañan a observadores menos dotados. Por estas condiciones naturales, es común que asuman el papel de crítico social, guardián, «defensor del pueblo» y defensor de la justicia en su vida privada o pública, listos para saltar ante la menor incorrección —especialmente los abusos de poder— que envilecen las relaciones Humanas.

LAS SEIS CARACTERÍSTICAS        -

Los seis rasgos y conductas siguientes denotan la presencia del tipo vigilante de personalidad. El individuo con una marcada tendencia vigilante exhibirá más conductas de las que se mencionan a continuación, y más intensamente, que quien posea menos rasgos de este estilo en su perfil de la personalidad.

1.  Autonomía. Estos individuos poseen una gran independencia. No necesitan la aprobación ni los consejos de los demás, no les cuesta tomar decisiones y son capaces de valerse por si mismos.

2.  Cautela. Son precavidos al tratar con la gente y prefieren evaluar a una persona antes de entablar relación con ella.

3. Receptividad. Son buenos receptores; tienen oído para captar sutilezas, tonos y diferentes niveles de comunicación.

4.  Autodefensa. Son combativos y no vacilan en salir a defenderse si los atacan.

5. Sensibilidad a las criticas. Toman muy en serio las críticas, sin intimidarse.

6.  Fidelidad. Le asignan una importancia capital a la fidelidad. Ponen un gran empeño en merecerla y nunca le restan valor.

 

BBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBBB

 

2. EL TIPO SOLITARIO.

«SIEMPRE SOLO»

Los hombres y mujeres solitarios no necesitan a nadie más que a sí mismos. No les afecta la multitud enloquecedora y no sienten el impera­tivo de complacer e impresionar. Se caracterizan por prescindir de las emociones que entretienen a tantos otros. Sin embargo, lo que pierden en sentimiento e intimidad lo ganan en claridad de visión. Abandonados a sus propios recursos, los antropólogos, naturalistas, matemáticos, científi­cos, cineastas y escritores solitarios pueden descubrir y registrar los he­chos de nuestra existencia que las pasiones muchas veces nos impiden ver.

LAS CINCO CARACTERÍSTICAS

Los cinco rasgos y conductas siguientes denotan la presencia del tipo soli­tario de personalidad. El individuo con una marcada tendencia solitaria exhi­birá más conductas de las que se mencionan a continuación, y más intensa­mente, que  alguien que posea menos rasgos de este estilo en su perfil de la personalidad.

1. Soledad. Tienen muy poca necesidad de compañía y se sienten más cómodos cuando están solos!

2.  Independencia. Son autónomos y no requieren de la interacción con los demás para disfrutar de sus propias experiencias o para salir adelante en la vida.

3. Sangre fría. Tienen un temperamento ecuánime, sereno, desapasionado y no sentimental.

4. Tranquilidad sexual. No se dejan llevar por apetencias de índole sexual. Dis­frutan de la relación sexual, pero no sufren cuando no la tienen.

5.  Los pies sobre la tierra. No los conmueven ni las alabanzas ni las criticas y asumen su propia conducta.

 

CCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCC

 

3. EL TIPO IDIOSINCRASICO.

«EL DISTINTO«

Los hombres y mujeres idiosincrásicos no se parecen a nadie. Son soñado­res, buscadores del espíritu, visionarios, místicos. Marchan a un ritmo propio, distinto de los ritmos convencionales que sigue la mayoría de la gente. Son realmente originales y sobresalen, a veces como excéntricos, otras como genios.

LAS SEIS CARACTERÍSTICAS

Las seis conductas y rasgos siguientes denotan la presencia del tipo idio­sincrásico de personalidad. El individuo con una marcada tendencia idiosin­crásica exhibirá más conducías de las que se mencionan a continuación, y más intensamente, que alguien que posea menos rasgos de este estilo en su perfil de la personalidad.

1. Vida interior. Se alimentan de sus propios sentimientos y creencias, al mar­gen de que los demás comprendan su particular visión del mundo o modo de afrontar la vida.

2.  Su propio mundo. Son independientes, todo lo centran en sí mismos y re­quieren muy pocas relaciones íntimas.

3. Lo personal. Indiferentes a los convencionalismos, los idiosincrásicos logran que su vida sea interesante, insólita y a menudo excéntrica.

4. La realidad extendida. Como están abiertos a todo, se interesan por lo oculto, lo extrasensorial y lo sobrenatural.

5.  La metafísica. Les atrae el pensamiento abstracto y especulativo.

6.  Visión del mundo que los rodea. Pese a que están pendientes del mundo inte­rior y siguen los dictados de su propia mente y su corazón, son también agudos observadores de los demás, particularmente sensibles a la forma en que los otros reaccionan frente a ellos.

 

DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

 

4. EL TIPO AUDAZ.

«EL DESAFIANTE»

Olvidémonos de la cautela: aquí está el audaz. ¿Quiénes, sino los audaces, habrían dado pasos tan beneficiosos para la humanidad como cruzar océanos, quebrar la barrera del sonido y llegar a la luna? Quienes tienen este tipo de personalidad se aventuran a los lugares adonde la mayoría de los hombres temen llegar. A ellos no les afligen las mismas preocupaciones ni miedos que nos coartan a los demás. Viven en el límite, desafían fronteras, se entregan para bien o para mal a un juego apasionante contra su propia condición de mortales. El que no arriesga no gana, dicen. De hecho, para los audaces, el riesgo ya es la recompensa.

LAS ONCE CARACTERÍSTICAS

Las once conductas y rasgos siguientes denotan la presencia del tipo audaz de personalidad. El individuo con una marcada tendencia audaz exhibirá más conducías de las que se mencionan a continuación, y más intensamente, que alguien que posea menos rasgos de este estilo en su perfil de la personali­dad.

1. Inconformismo. Estas personas respetan un código propio de valores. No se dejan influir demasiado por los demás ni por las normas de la sociedad.

2. Desafío. Vivir es arriesgarse. Como les encanta el peligro, constantemente emprenden actividades de alto riesgo.

3.  Independencia reciproca. No se preocupan mucho por el otro, pues esperan que cada ser humano sea responsable de sí mismo.

4. Poder de persuasión. Son convincentes v tienen el arte de conquistar amibos e influir sobre la gente.

5.  Sexualidad. El sexo es muy importante para ellos y disfrutan de numerosas y variadas experiencias con distintas parejas.

6.  Pasión por los viajes.. Les gusta estar siempre en movimiento. Cuando se asientan, experimentan luego la necesidad de volver a salir, explorar, se­guir avanzando.

7.  Trabajo independiente. Estas personas evitan el trabajo de ocho horas en re­lación de dependencia pues prefieren ganarse la vida por su cuenta. No les preocupa encontrar trabajo v viven bien según su talento, capacidad e in­genio,

8.  Generosidad. Son desprendidos con el dinero. Creen que el dinero hay que gastarlo, y que en algún sitio encontrarán más.

9.  Excesos juveniles. En su niñez y adolescencia, los audaces son inquietos y traviesos.

10. Coraje. Son valientes, intrépidos en lo físico y resistentes. No vacilan en de­fenderse de cualquiera que pretenda aprovecharse de ellos.

11. Sin remordimientos. Los audaces viven el presente. No se sienten culpables del pasado ni angustiados por el futuro. La vida está para que se la experi­mente ahora.

 

EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

 

5. EL TIPO VIVAZ.

«FUEGO Y HIELO»

La vida es una montaña rusa para quienes poseen el tipo vivaz de perso­nalidad, y viven invitando a todo el mundo a subirse con ellos a dar una vueltecita. Desde los picos hasta los valles, todo lo que hacen lo hacen con in­tensidad. Los vivaces anhelan experimentar, y se lanzan con bríos a un nuevo amor o un nuevo estilo de vida sin mirar ni un instante atrás. Ningún otro tipo de personalidad, ni siquiera el teatral, es tan ardiente en su deseo de co­nectarse con la vida y las demás personas. Y ninguno es tan capaz de soportar los cambios emocionales que se producen como resultado de una existencia vivida tan fervientemente.

LAS SEIS CARACTERÍSTICAS

Las seis conductas y rasgos siguientes denotan la presencia del tipo vivaz de personalidad. El individuo con una marcada tendencia vivaz exhibirá más conductas de las que se mencionan a continuación, y más intensamente, que alguien que posea menos rasgos de este estilo en su perfil de la persona­lidad.

1.  Relaciones sentimentales. Los vivaces tienen que tener siempre un vínculo romántico con alguien.

2.  Intensidad. Son apasionados en todas sus relaciones. Nado de lo que sucede entre ellos y los demás es trivial, nada se toma a la ligera.

3.  Corazón. Demuestran lo que sienten. Emocionalmente son activos y reacti­vos. Todo lo hacen de corazón.

4. Espontaneidad. Son desinhibidos, naturales, amantes de la diversión, y no les asusta el peligro.

5.  Actividad. Se caracterizan por su energía. Son animosos, creativos y cauti­vadores. Tienen iniciativa y son capaces de inducir a los demás a la acción.

6.  Amplitud de criterio. Son imaginativos y curiosos, dispuestos a vivir nuevas experiencias en otras culturas v sistemas de valores, como también a aven­turarse por nuevos rumbos.

 

FFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFF

 

6. EL TIPO TEATRAL.

«EL ALMA DE LA FIESTA»

Los teatrales son todo corazón. A ellos les ha sido dado el don del sentimiento, con el cual tiñen la vida de todos los que les rodean. Cuando poseen un gran talento, transforman la emoción humana en la forma artística más elevada, incluso en la vida cotidiana, el ingenio que tienen, su sentido de la belleza, sus risas y su sensualidad son capaces de levantar el ánimo a todos los desconocidos que puedan estar en una habitación. Consideran que el mundo es un escenario. La vida nunca es aburrida para ellos, como tampoco lo es para quienes conviven con ellos. Su mundo está lleno de emociones y en su existencia siempre pasan cosas.

LAS SIETE CARACTERÍSTISTICAS

Los siete rasgos y conductas siguientes denotan la presencia del tipo teatral de personalidad. El individuo con una marcada tendencia teatral exhibirá más conductas de las que se mencionan a continuación, y más intensamente, que quien posea menos rasgos de este estilo en su perfil de la personalidad.

1. Sentimientos. Los teatrales viven en un mundo de emociones. Se guían por sensaciones demuestran lo que sienten y son físicamente cariños.  Frente a cualquier hecho reaccionan emotivamente, y pueden cambiar rápidamente de un estado anímico a otro.

2. Color. Son efusivos y viven la vida con avidez. Poseen una rica imaginación, relatan historias entretenidas y son propensos al romance y el melodrama.

3. Espontaneidad. Son activos y entretenidos. La alegría de vivir los lleva a obrar por impulsos y a sacar provecho del momento.

4. Atención. Les gusta que la gente los vea y los mire, y cuando todos los ojos convergen sobre ellos, aprovechan la situación.

5. Aplausos. Los elogios y cumplidos, como el agua y el alimento, son elementos esenciales en su vida,

6. Buena apariencia. Se preocupan mucho por el aspecto personal; les gusta la ropa, la elegancia, la moda.

7. Atracción sexual. Ya sea en su apariencia o en su conducta, el teatral se gratifica con su sexualidad. Es seductor, simpático, encantador.

 

GGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGG

 

7. EL TIPO SEGURO DE SI MISMO.

«CONDICIONES DE ESTRELLA»

Los seguros de sí mismos sobresalen. Son los que dirigen, los que iluminan el camino, los que reciben atención en la esfera pública o privada. Tienen cierta condición de astros que nace de una sensación profunda de amor propio y respeto por su persona, todo lo cual denota que tienen fe en sí mismos y se someten a la orientación que quieren dar a su vida. Esa fantástica autoestima, unida a la gran ambición que los caracteriza, es capaz de transformar los sueños vanos en logros reales.

El tipo de personalidad del seguro de sí es uno de los dos que más tienden hacia la consecución de objetivos (el otro es el agresivo). Estas personas saben lo que quieren, y lo consiguen. Muchos tienen carisma para atraer a otros hacia los mismos objetivos. Son sociables y poseen una marcada inclinación hacia lo político. Saben cómo conquistar a las masas, cómo motivarlas y dirigirlas. Sígalos y saldrá recompensado.

Este tipo de personalidad añade dinamismo a los otros. Por ejemplo, contrarresta en las personas concienzudas la tendencia a quedarse atascadas en los detalles e incentiva las grandes hazañas del audaz. A todos impulsa hacia el logro del éxito. De hecho, este tipo de personalidad, más que cualquier otro salvo el agresivo, brinda la posibilidad del éxito.

LAS NUEVE CARACTERÍSTICAS

Las nueve conductas y rasgos siguientes denotan la presencia del tipo seguro de sí mismo de personalidad. El individuo con una marcada tendencia segura de sí exhibirá más conductas de las que se mencionan a continuación, y más intensamente, que quien posea menos rasgos de este estilo en su perfil de la personalidad.

1.  Amor propio. El seguro de sí mismo cree en él y en su capacidad. No tiene duda de que es un ser excepcional, de que hay alguna razón para su presencia en el mundo.

2.  Alfombra roja. Espera que los demás lo traten siempre bien.

3. Autopromoción. Es franco para hablar de sus ambiciones y sus logros. Tiene la capacidad de venderse bien, de promocionar sus metas, sus provectos, sus ideas.

4. Político. Saca provecho de los puntos fuertes de otras personas para alcanzar sus propios fines, y es muy astuto para tratar con los demás.

5.  Competitividad. Es hábil para competir, le encanta llegar a lo más alto y quedarse allí.

6.  Sueños. No le cuesta imaginarse como el héroe, el astro o el mejor en lo suyo.

7.  Conocimiento de sí mismo; Conoce profundamente lo que piensa y lo que siente, así corno también su estado de ánimo.

8.  Aplomo. Sabe aceptar serenamente los cumplidos y la admiración.

9. Sensibilidad a las criticas; Es vulnerable a los sentimientos y comentarios negativos provenientes de los demás. Los siente muy en lo profundo, pero los maneja con la habitual elegancia de su estilo.

 

HHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH

 

8. EL TIPO SENSIBLE.

«EL HOGAREÑO»

Las personas sensibles están en total posesión de sus facultades cuando viven en un mundo pequeño y conocen a todos los que lo habitan. Se trata de un tipo de personalidad muy común, en el cual la familiaridad con el entorno les aporta comodidad, contento e inspiración. Estos hombres y mujeres —pese a que evitan el intercambio social y huyen de la celebridad— son capaces de obtener un notable reconocimiento por su creatividad. Cobijados por un ambiente tranquilo en lo emocional, rodeados de unos pocos familiares o amigos queridos, el espíritu explorador y la imaginación del sensible no tienen límites. Por medio de la mente, de sus sentimientos y fantasías, los sensibles encuentran la libertad.

LAS CINCO CARACTERÍSTICAS

Las cinco conductas y rasgos siguientes denotan la presencia del tipo sensible. El individuo con una marcada tendencia sensible exhibirá más conductas de las que se mencionan a continuación, y más intensamente, que alguien que posea menos rasgos de este estilo en su perfil.

1. Familiaridad. Estos individuos prefieren lo conocido a lo desconocido. Se sienten cómodos, e incluso encuentran inspiración, en lo habitual, lo repetitivo y rutinario.

2. familia. Se mantienen apegados a la familia o a unos pocos amigos. No necesitan gran cantidad de amigos o conocidos y valoran los placeres del hogar.

3.  Preocupación. Les preocupa enormemente lo que piensen los demás sobre ellos.

4.  Circunspección. Se comportan con suma discreción en el trato con el otro. No emiten juicios apresurados ni reaccionan antes de tener todos los ele­mentos para juzgar.

5. Trato cortés. En el plano social se preocupan por mantener una conducta urbana v moderada

 

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

 

9. EL TIPO FIEL.

«EL BUEN CÓNYUGE»

El fiel se preocupa y para él eso es lo más importante en la vida. Difícilmente se encontrará persona más cariñosa y más solícita, que se interese por los sentimientos y las necesidades de su pareja o del grupo en género.

Quienes tienen este tipo de personalidad son fieles, atentos, son los miembros serviciales del grupo, ya se trate de la pareja, de la familia, de la línea de montaje, de la sociedad de beneficencia o de la unidad militar. Sus necesidades son las del grupo o las de su jefe, y se sienten felices de cumplir con las directrices y metas de los demás. Los fieles son los que nos dicen: «Soy feliz si tú lo eres», y lo dicen en serio.

Este tipo de personalidad es común en nuestra sociedad, y se da tanto en hombres como en mujeres. Lo tradicional ha sido siempre alentar esta característica de generosidad en las mujeres. El concepto habitual de buena esposa, era el de la mujer dulce, que vive a través del marido y deja que todas las decisiones sociales las tome él, mientras ella se dedica a crear una vida agradable y gratificante para la familia. Debido a que suele cambiar el papel que la sociedad asigna a la mujer, ahora quizá algunas de ellas tengan reparos en  manifestar estas tendencias. Como son tantas las presiones culturales que en hoy en día existen para que la mujer deje de ocultarse detrás de otros, ya sea dentro o fuera del hogar, tal vez crean que querer hacer feliz a otra persona es un sentimiento del que deben avergonzarse. Mientras estas mujeres luchan en asumir todas las aristas de su personalidad, cada vez son más los hombres que  sienten la libertad de expresar sus tendencias domésticas. De todos  modos, como veremos en este capitulo, el rasgo fiel se manifiesta de muchas maneras en perfiles masculinos o femeninos, tradicionales o modernos.

LAS SIETE CARACTERÍSTICAS

Las siete conductas y rasgos siguientes denotan la presencia del tipo fiel de personalidad. El individuo con una marcada tendencia fiel exhibirá más conductas de las que se mencionan a continuación, y más intensamente, que quien posea menos rasgos de este estilo en su perfil de la personalidad.

1. Compromiso. Estos individuos se dedican por completo a las relaciones que existen en su vida, pues lo más valioso para ellos son las relaciones profundas y duraderas. Respetan la institución del matrimonio del mismo modo que respetan las parejas no oficializadas, y ponen el máximo empeño en mantener unidas a sus amistades.

2. Compañía. Prefieren estar acompañados por una o más personas antes que estar solos.

3. Espíritu de grupo. Prefieren seguir a otros antes que dirigir. Son serviciales y respetuosos con la autoridad y las instituciones. Tienen facilidad para apoyarse en otros y aceptan bien las órdenes.

4. Deferencia. Cuando tienen que tomar una decisión, con gusto piden opiniones a los demás y están dispuestos a seguir sus consejos.

5. Armonía. Fomentan los buenos sentimientos entre ellos y las personas importantes de su vida. Con el fin de lograr la armonía, suelen ser amables y diplomáticos.

6. Consideración. Son atentos con los demás y tienen la habilidad de complacer. Son capaces de soportar molestias con tal de hacer un bien a los seres queridos.

7. Auto corrección. Cuando se los critica, tratan por todos los medios de corregir su conducta.

 

JJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJ

 

10. EL TIPO CONCIENZUDO.

-LO CORRECTO-

Los concienzudos construyen la columna vertebral de cualquier País. Son hombres y mujeres de arraigados principios morales y una absoluta certeza, que no descansan hasta que un trabajo está terminado, y además bien terminado. Son fieles a su familia, a sus ideales y a sus superiores. Su sello distintivo es la acción al trabajo arduo: son personas que alcanzan objetivos. Ningún médico consumado, ningún abogado, científico ni empresario podría prosperar sin una gran dosis de estilo concienzudo en su personalidad. Tampoco saldrían adelante el genio de la informática, el ama de casa eficiente, el financiero, el alumno de excelentes calificaciones, la buena secretaria ni nadie que ponga el máximo empeño en trabajar bien.

El estilo concienzudo de personalidad florece en las culturas como la nuestra, donde se le da tanta importancia a la ética del trabajo. Decidimos ponerlo en el primer lugar de los trece porque es adaptable, común, y por ende se lo suele hallar como componente principal en diversas personalidades. De hecho, dentro de nuestra sociedad, es tan amplia la variedad de conductas concienzudas que se consideran normales —incluso dignas de admiración—, que a veces cuesta trabajo determinar dónde termina el estilo concienzudo y dónde comienza el correspondiente trastorno obsesivo-compulsivo producto de su exageración. ¿Qué podemos decir de la persona que cuando se va de vacaciones se lleva siempre una cartera llena de asuntos pendientes? ¿Se trata de un adicto al trabajo que es incapaz de desconectarse y va a terminar con un infarto antes de tiempo? ¿O, por el contrario es una persona que disfruta con su trabajo, que frente al desafío reacciona con lo mejor de sí y seguramente hará proezas en su carrera? Eso depende de si el estilo enriquece los seis territorios de la vida personal o si los distorsiona.

LAS NUEVE CARACTERÍSTICAS

Los nueve rasgos y conductas siguientes denotar. La presencia del estilo concienzudo de personalidad. El individuo con una marcada tendencia concienzuda exhibirá más conductas de las que se mencionan a continuación, y más intensamente, que alguien que posea menos rasgos de este estilo en su perfil de la personalidad.

1. Trabajo arduo. El concienzudo se dedica a su labor, trabaja afanosamente y es capaz de realizar un esfuerzo intenso con un propósito único.

2. Lo correcto. Ser concienzudo significa ser escrupuloso, tener profundos valores y principios morales. Por lo general no se forma opiniones superficiales sobre las cosas, y siempre quiere hacer lo correcto.

3. De la manera correcta. Como todo ha que hacerlo «bien», el concienzudo tiene una noción clara de lo que eso implica, va se trate de la manera correcta de llevar los saldos de la cuenta bancaria, de la mejor estrategia para cumplir con las indicaciones del jefe o simplemente de cómo colocar los platos sucios dentro del lavavajillas.

4. El perfeccionismo. Le agrada que todas las tareas se terminen al detalle, sin la más mínima imperfección.

5. El gusto por el detalle. Toma muy en serio todas las etapas de cualquier proyecto, y ningún detalle es demasiado insignificante para él.

6. El orden. Le gustan el orden y la limpieza. Tiene condiciones para organizar, para catalogar y confeccionar listas, aprecia la planificación y lo rutinario.

7. El pragmatismo. El concienzudo asume ante el mundo y ante las demás personas una actitud pragmática. Se remanga y se pone a trabajar sin gastar demasiadas energías emocionales.

8. La prudencia. Es frugal y cauto en todos los aspectos de la vida y jamás comete imprudencias ni excesos.

9. La acumulación. Junta y guarda cosas —siempre prolijamente— pues no le gusta tirar nada que haya tenido, tenga o pueda tener uso  en el futuro.

 

KKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKK

 

11. EL TIPO COMODO.

«Quiero tener la libertad de ser yo mismo».

Nadie puede quitarles este dere­cho a los que tienen esta personalidad. Se atienen a las reglas del juego y cum­plen con sus obligaciones. Pero cuando termina el tiempo que deben dedicar a algo, no van a permitir que ninguna persona o institución alguna les impida la búsqueda personal de la felicidad, porque para el cómodo lo más importante en la vida es precisamente eso. Algunos lo buscan por medio de actividades creativas; otros, simplemente sentándose a leer un buen libro. Para ellos lo importante no es cómo eligen pasar un buen momento sino el hecho de que se les garantice la oportunidad de hacerlo. Si se sienten amenazados, estos seres normalmente plá­cidos defenderán con uñas y dientes el derecho capital a hacer «sus cosas».

LAS CINCO CARACTERÍSTICAS

Las cinco características y comportamientos siguientes denotan la presen­cia del tipo cómodo de personalidad. Una persona con una fuerte tendencia a este tipo demostrará una mayor intensidad y un mayor número de ellas que alguien en quien este estilo sea menos predominante.

1. Derechos inalienables. Los hombres y mujeres de este tipo están convencidos de su derecho a hacer con ellos mismos, a su manera y en el tiempo que les queda libre, lo que les parezca. Ellos valoran sobremanera y protegen su comodidad, su tiempo libre y su búsqueda individual de la felicidad.

2.  Ya es suficiente. Hacen de su capa un sayo. Ellos darán lo que se espera de ellos y nada más. Por lo tanto esperan que los otros reconozcan y respeten ese límite.

3.  El derecho o decir no. Las personas cómodas no soportan ser explotadas. Tranquilamente pueden negarse a las demandas que consideran irraciona­les o dudosas en alguna medida.

4.  Mañana. El paso del tiempo no les pone nerviosos. No están obsesionados por lo que es urgente o por el reloj. Evitan caer en la ansiedad inútil. Están convencidos de que, de manera fácil y optimista, todo lo que deba hacerse se hará más tarde o más temprano.

5.  Estoy perfectamente. La autoridad no les intimida en absoluto. Se aceptan tal como son y también su concepción de la vida. Están contentos con el lugar que ocupan en el mundo.

 

LLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLL

 

12. EL TIPO AGRESIVO.

«EL MANDAMÁS»

¿Quién es el jefe? El de tipo agresivo, por supuesto. Mientras los demás as­piran al liderazgo, los agresivos instintivamente empuñan el cetro. Nacieron para mandar. Su tipo de personalidad es fuerte, mucho más enérgico que los demás. Son individuos capaces de asumir grandes responsabilidades sin te­mor  al fracaso. Nunca eluden una contienda, sino que compiten con la su­prema confianza de los campeones.

LAS SEIS CARACTERÍSTICAS

Las seis conductas v rasgos siguientes denotan la presencia del tipo agre­sivo de personalidad. Él individuo con una marcada tendencia agresiva exhi­birá más conductas de las que se mencionan a continuación, v más intensa­mente, que alguien que posea menos rasgos de este estilo en su perfil de la personalidad.

1. Mando. Son seres que se hacen cargo de una situación. Ejercen con naturalidad  el poder, la autoridad y la responsabilidad.

2. Jerarquía. Funcionan mejor dentro de una estructura tradicional de poder, en la cual todo el mundo conoce su lugar y son claras las líneas de mando.

3. Disciplina. Son sumamente disciplinados e imponen reglas de orden para que las cumplan sus subordinados.

4. Efectividad. Tienen el punto de mira siempre puesto en sus objetivos, y afrontan de manera pragmática el logro de tales metas. Hacen lo que sea necesario con tal de que se cumplan.

5. Valentía. No son melindrosos ni pusilánimes. Hacen gala de un gran arrojo en situaciones difíciles y peligrosas y no se dejan distraer por el miedo o el espanto.

6. violencia. Les gusta la acción y la aventura. Son agresivos físicamente y a menudo disfrutan con los deportes competitivos, especialmente los de contacto físico.

 

 

MMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMM

 

13. EL TIPO SACRIFICADO.

«EL ALTRUISTA»

Vivir es servir; amar es dar. Estos son axiomas para quienes tienen perso­nalidad sacrificada. Paro ellos, sus necesidades siempre pueden esperar, porque primero hay que satisfacer las de los demás. Sabiendo que han dado todo de sí mismos, se sienten en paz, seguros de su sitio en el designio de las cosas. Se trata de un tipo de personalidad noble, desprendido y magná­nimo, rasgos lodos que suelen adornar a los santos y los buenos ciudada­nos.

LAS SIETE CARACTERÍSTICAS

Los siete rasgos y conductas siguientes denotan la existencia del tipo sacri­ficado de personalidad. El individuo con una marcada tendencia sacrificada exhibirá más conductas de las que se mencionan a continuación, y más inten­samente, que alguien que posea menos rasgos de este estilo en su perfil de la personalidad.

1.   Generosidad. Son personas que; si ven que alguien necesita algo, se quitan la camisa y se la regalan. No esperan que el otro se lo pida.

2.   Servicio. Su móvil principal es servir al prójimo. Por deferencia hacia los demás, no son competitivos ni ambiciosos y se conforman con ser siempre segundos, o incluso los últimos.

3.   Consideración. Son muy considerados en el trato con los otros. También son éticos, honrados v dignos de confianza.

4.   Aceptación. No juzgan a los demás, v toleran los puntos débiles del otro, ja­más critican con crueldad. Están con el otro en las buenas y en las malas.

5.  Humildad. No son jactanciosos ni pedantes, v se cohíben cuando son mo­tivo de atención. Se sienten incómodos bajo los focos reflectores.

6.  Aguante. Son sufridos y prefieren acarrear sobre sus espaldas sus propias cargas. Tienen mucha paciencia y una gran tolerancia de la incomodidad.

7.  Candidez. Se trata de individuos algo ingenuos e inocentes. No captan el impacto que a menudo producen en la vida de los demás, y nunca sospe­chan que haya segundas intenciones ni maldad en las personas a quienes tanto entregan de sí.